viernes 27 de mayo de 2022
OPINIóN
25-03-2022 07:00

La guerra Rusia-Ucrania y el rol de la inteligencia artificial: no es ficción, es realidad

La IA está cambiando nuestro día a día sin que nos demos cuenta. Cuando vemos una película vía streaming, elegimos un producto en un e-commerce o cuando usamos el GPS. ¿Por qué no habría de hacerlo también con la guerra?

25-03-2022 07:00

Si el potencial de la inteligencia artificial –IA– es ilimitado, los límites tienen que venir desde los humanos. La importancia de una mirada ética sobre una de las tecnologías más poderosas.

La inteligencia artificial está cambiando nuestro día a día, muchas veces sin que nos demos cuenta. Cuando vemos una película en una plataforma de streaming, cuando elegimos un producto en un e-commerce o cuando ponemos el GPS para ir al trabajo. ¿Por qué no habría de hacerlo también con la guerra?

Empecemos pensando primero en los elementos que hoy tenemos a disposición en nuestro día a día y que podrían aplicarse a este conflicto. Hoy se podría por ejemplo calcular la ruta óptima de un dron para no ser detectado, o el desplazamiento más eficiente de un determinado ejército en función del territorio. Con técnicas de computer visión, se están utilizando vehículos autónomos y mediante data geolocalizada se analizan diversas estrategias de desplazamiento.

Robótica y guerra: una mirada sobre el poder de la tecnología

El uso de sensores en los ejércitos permite una gestión eficiente de los medios disponibles para temas como reaprovisionamiento. También se están utilizando técnicas de reconocimiento facial para identificar infiltrados.

Una de las tecnologías más poderosas en este caso es OSINT (Open Source Intelligence). Esta tecnología permite recabar y analizar diversas fuentes masivas de datos abiertos para producir conocimiento. Generando inteligencia que luego se usa para tomar decisiones. Cuando hablamos de fuentes de datos abiertos estamos hablando a todo tipo de publicaciones de internet y redes sociales. Esto permite generar información en tiempo real para tomar decisiones y anticipar movimientos de las tropas.

La importancia de la cuestión ética
Como vemos, las posibilidades son infinitas. Podríamos seguir varias páginas más enumerando posibles aplicaciones de la IA en un conflicto bélico, y ni siquiera hablamos de fake news y desinformación. Pero con lo que sabemos hasta acá tenemos la suficiente información para hacernos una pregunta clave: ¿hasta dónde?

La Inteligencia Artificial creó 40.000 nuevas armas biológicas en apenas seis horas

Esta pregunta no sólo aplica a la guerra, quienes trabajamos con inteligencia artificial de manera responsable, nos la hacemos todo el tiempo. Una tecnología superpoderosa requiere de una gran responsabilidad a la hora de desarrollarla. UNESCO lanzó en 2021 un framework ético para trabajar estos temas, que generan gran debate.

Es muy importante la elaboración de un marco ético para desarrollar IA de forma responsable y pare eso se requiere la presencia de una persona –o más bien e un área– dentro de cualquier organización (ya sea una empresa o un ejército) que se encargue de aplicar ese marco ético a las decisiones que involucren IA. Este humano, además, es quien, en última instancia, se pondrá en el medio entre las decisiones que tome el algoritmo y las que efectivamente se apliquen.

Existen posiciones encontradas con respecto a esto. Hay quienes prefieren priorizar la precisión del algoritmo por sobre este tipo de limitantes éticos. Sin embargo, si queremos sacar el máximo provecho de la IA y generar un impacto positivo en el mundo, tener un marco ético es fundamental.

Inteligencia artificial: de Homo Narrans a Quantum Sapiens


¿Esto es sólo el principio?
En 2018 un informe calculaba que el gobierno ruso invertía alrededor de 12.5 millones de dólares al año en investigación sobre inteligencia artificial. Y si bien el número parece alto, es importante tener en cuenta que sólo el Departamento de Defensa de Estados Unidos invierte 7.4 mil millones de dólares en la misma materia. Y China piensa invertir 150 mil millones entre 2018 y 2030.

Es decir que lo que vemos hoy en el conflicto Rusia-Ucrania es sólo una mínima parte de lo que se puede hacer con IA para la defensa.

“Quién lidere la inteligencia artificial, liderará el mundo”. No lo digo yo. Lo dijo Vladimir Putin en 2017.

 

* Fredi Vivas, experto en IA y ciencia de datos. CEO Rocking Data.