sábado 21 de mayo de 2022
OPINIóN Estanflación y riesgos para 2022
06-05-2022 14:15

Inversores: "Cuál es la perspectiva del crecimiento económico y cómo pueden sortear los riesgos"

¿A dónde nos dirigimos ahora y cómo deberíamos plantear una asignación de activos cuando hay tantos riesgos que afectan a las rentabilidades de la renta fija en todo el espectro?

06-05-2022 14:15

El arranque de 2022 fue el peor jamás registrado para las clases de activos de renta fija en bonos con grado de inversión, alto rendimiento y "refugio" (por ejemplo: valores del Tesoro estadounidense) en los últimos 20 años.

Pero, ¿a dónde nos dirigimos ahora y cómo deberíamos plantear una asignación de activos cuando hay tantos riesgos que afectan a las rentabilidades de la renta fija en todo el espectro? A modo de ejemplo, desde el inicio del año, la deuda pública global se ha depreciado un 4,1%, los bonos de alto rendimiento globales un 7,5% y la deuda de mercados emergentes un ‑10,1% (1).

Una tendencia en alza: inversiones colaborativas en pesos con retornos estimados del 35% en dólares

 

Estanflación y perspectivas

En cuanto a la inflación, el año pasado la Reserva Federal estadounidense (Fed) finalmente se desprendió del término "transitoria" para 2022. Aunque se estima que la inflación continuará alta en el primer semestre del año, posteriormente creemos que su "carácter transitorio" podría volver a entrar en juego. A pesar de un periodo prolongado de precios más altos debido a las secuelas del conflicto Rusia/Ucrania, se prevé que la inflación subyacente, medida por el gasto en bienes de consumo personal (PCE), bajará hacia finales del año. Señalamos esto porque las previsiones de inflación han aumentado y se prevé que el PCE subyacente se situará en torno al 3% de aquí a un año, es decir, aproximadamente un 0,7% más de lo que se esperaba cuando entramos en el nuevo año (2).

La amenaza de estanflación es real

Entonces, tenemos un período de alta inflación con un crecimiento abocado a reducirse. ¿Esto es una estanflación?

Si "transitoria" fue la palabra de moda en 2021, su sustituto en 2022 (de momento) es "estanflación". Los responsables políticos generalmente pasan apuros en estos períodos, ya que tienen la opción de rebajar la inflación (mediante una subida de los tipos, que también agrava el impacto en el crecimiento al frenar la expansión del crédito) o atajar el bajo entorno de crecimiento directamente mediante recortes de los tipos. Con independencia de qué camino sigan, se resentirá la inflación o el crecimiento.

 

Columna Helen Anthony 20220506
Bajas de empleos de JOLT a niveles máximos. Fuente: Oficina de estadísticas laborales de EE. UU, Janus Henderson Investors, a 10 de marzo de 2022. Nota: la "tasa de bajas" es el número de bajas registradas durante el mes entero, medido como porcentaje del empleo total. La cifra de enero 2022 es preliminar.

 

¿Dónde se encuentran ahora las oportunidades de inversión?

A tenor de nuestros modelos internos, los activos de renta fija –en sus distintos segmentos– han sufrido un brusco reajuste de precios en los últimos meses. Los diferenciales de los bonos corporativos de alto rendimiento se han ampliado notablemente (incluso antes del conflicto Rusia/Ucrania). Lo mismo ocurrió con los diferenciales de los bonos "grado de inversión, aunque esta clase de activos también sufrió rentabilidades totales negativas a raíz del fuerte aumento de los tipos de interés acaecidos desde la segunda mitad del año pasado. Sin embargo, a diferencia del año y medio pasado, los precios de la deuda pública se han reajustado para ser más optimistas (descontando las subidas de tipos de interés) y, en cierta medida, descontando también un escenario de mayor inflación.

 

Columna Helen Anthony 20220506
La ratio del servicio de la deuda se sitúa al nivel más bajo en más de 40 años. Fuente: Board of Governors of the Federal Reserve System (EE. UU), Janus Henderson Investors, a 7 de enero de 2022.
Nota: amortizaciones de deuda de las familias medido como porcentaje de los ingresos personales disponibles, en términos desestacionalizados.

 

Una observación final

Con el crédito descontando ya en precios un escenario mucho más débil (como evidencian los diferenciales más amplios), y con el reajuste de los tipos (rendimientos más altos) para reflejar un escenario de mayor inflación, ¿a dónde nos dirigimos ahora?

En nuestra opinión, actualmente no hay ni una sola clase de activos que destaque por estar especialmente mal valorada. Por tanto, mantener una cartera diversificada de activos de renta fija podría ser provechoso en este punto del ciclo económico en que nos hallamos. Al ser raro que la correlación entre distintos activos sea uno (es decir, que la relación entre dos activos y los movimientos de su precio sea totalmente positiva), poseer diversas clases de activos suele aportar una ventaja de diversificación, ya que ofrece rentabilidades más altas ajustadas al riesgo. La ventaja de este enfoque de asignación de activos es que nos permite actuar con más agilidad en caso de que algunos sectores de renta fija parezcan mal valorados en el futuro y cuando suceda esto. Por otro lado, dados los reajustes que se han producido en los mercados de tipos, ahora se ofrece una mayor protección en caso de aproximarnos a un escenario de final de ciclo con mucho más rapidez de lo que habíamos supuesto inicialmente.

 

* Helen Anthony. Graduada con honores en contabilidad y finanzas con estudios europeos por la Universidad de Exeter y Universidad de Cantabria. Analista financiera certificada (CFA). Gestora de cartera Janus Henderson.

 

(1) Índices ICE BofA, Bloomberg, a 15 de marzo de 2022. / (2) Bloomberg, a 17 de marzo de 2022