domingo 25 de septiembre de 2022
OPINIóN Liderazgo

Mentoring: La experiencia como factor diferencial

Hoy quiero hablarles del habilitador Finanzas y de la habilidad Confianza, la cual es una habilidad del grupo corazón.

16-08-2022 11:50

En mis columnas anteriores, comencé a describir que la experiencia de tener mentores en nuestro desarrollo genera grandes avances, ¿sabes por qué? Porque su experiencia nos ayuda a acortar el camino. Habilitadores y habilidades son grandes temas para desarrollar. Unos nos permiten avanzar, y los otros hacerlo correctamente. 

Hoy quiero hablarles del habilitador Finanzas y de la habilidad Confianza, la cual es una habilidad del grupo corazón. 

Que los números son difíciles es un gran mito que hay que derribar. Como todo conocimiento, requiere dedicación y tiempo, sin juicios de valor. Por suerte, y a diferencia de la mayor parte de las actividades de la vida, en finanzas 2 + 2 = 4 sin sorpresas ni sobresaltos. Necesitamos confianza para manejar este tema. 

Mentoring: la clave para sacar tu mejor versión

En sociología y psicología social, sostienen que la confianza es la creencia en que una persona o grupo será capaz, y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación.

Finanzas y Confianza. ¿Por qué describirlas juntas? ¡Pues están relacionadas! Cuánto más tengamos de una, produce que la otra crezca, y cuando más decrece una, más lo hace el par.

Ser honesto, noble, honrado y justo en el hacer y en el trato hacia los demás genera confianza. En cambio, la persona a quien sólo le importan sus propios intereses, y hace cuanto sea con el objetivo de satisfacerlos, genera desconfianza. 

En la vida, si hay algo que todas las personas debemos hacer es: atrevernos a más y en ese atrevimiento conquistar nuestros sueños. Todos queremos crecer, muchas veces no sabemos cómo hacerlo, por eso es bueno contar con mentores que nos ayuden. 

Disculpen si profundizo en esto, pero quiero dedicar esta sección a Oliver Hart y Bengt Holmström, Premio Nobel de Economía 2016 por su contribución a la teoría de contratos.

Hay un dicho que dice que en países serios un pacto escrito en una servilleta es un contrato, y en los países no tan serios un contrato puede ser usado como una servilleta.

Tratemos de hacer contractos, acuerdos, y cumplirlos, eso genera riqueza espiritual y financiera, y esto produce un mejor entendimiento de las finanzas con confianza. 

Mentoring: destinemos tiempo para crecer

Muchas personas me dicen que necesitan inversores para sus ideas, que necesitan saber vender, que necesitan y necesitan y necesitan un sinfín de cosas para avanzar, ahí es donde les digo con suma prudencia y experiencia, que lo que uno necesita es saber donde está parado y tener o desarrollar la confianza de dar un paso hacia delante, que le permita llegar al lugar donde desea estar. 

Para saber donde uno está parado en finanzas debe entender de gastos recurrentes y fijos, de gastos variables, hay que entender qué es una inversión, y qué es un gasto. No entraré (por ahora) a hablar de amortización ni capital de trabajo, clave para entender nuestro patrimonio, sino que quiero hacerlo simple. 

¿Dónde estamos parados? Dependerá de nuestro banco interno. Si tenemos un “banco propio” es decir ahorros y capital, hemos comenzado mejor que si no contamos con el. Si nuestras finanzas se basan en deudas, les recomiendo estudiar cuáles son esas deudas y por cuánto tiempo las tendrán o como poder acordar un plan para poder cancelarlas. 

Para avanzar necesitamos un banco propio, de capital, de conocimiento, de confianza. No es bueno depender del capital de otros, del conocimiento de otros, y de la confianza de otros. Es así de simple, uno comienza a estudiar lo que tiene, y luego comienza a estudiar lo que quiere lograr.

Seré sincera, en el crecimiento la clave se centra en las finanzas, y en la confianza de uno. 

Sin pretender ser economistas, saber de finanzas es tener la posibilidad de poder interactuar en el mundo de los negocios, de comprender las variables, de perder el miedo a términos tales como: ganancias, rentabilidad, margen, riesgo financiero, devengamiento, % marginal, retorno de inversión, entre otros y estar familiarizados con ellos. Aprenderlos como cualquier otro concepto.

Seamos claros, en soledad nunca se puede crecer. Al respecto, recuerdo un almuerzo con otro ejecutivo, quien me quiso demostrar que existen deportes profesionales que son individuales, a lo que le pregunté con mucha calma, ¿y si te demuestro que todos los deportes son en equipo? Si gano el debate, invitas la cuenta de la comida, ¿estás de acuerdo? Todo seguro de sí mismo, dijo que sí y me respondió: “El tenis, individual, no el de torneos de parejas”. Sabiendo que la apuesta estaba ganada, ordene unas copas de un buen champagne, acomode mi postura y tomé unos segundos para responder, “estimado, en ese deporte como en cualquier otro, detrás de ese tenista hay un nutricionista, un preparador físico, un entrenador, y decenas de personas que acompañan al deportista en su crecimiento, sin ellos no puede crecer”. De más está decir que disfruté ese almuerzo pagado por la contraparte :).

¡Hasta la próxima!

*Marisa Piñeiro. Ejecutiva líder en la industria de medios del ámbito local e internacional. Ha ejercido como Gerente General entre otros de Pramer, Chello Media.  ACM Networks, y UCL Televisión.