sábado 25 de enero de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Ingeniería en Telecomunicaciones, Electrónica y Computación
martes 5 noviembre, 2019

Generación de empleo con las nuevas tecnologías y la inteligencia nacional

Proponemos un cambio enérgico, formando parte, como órgano de consulta, de todos los estamentos que participan de la transformación del Estado en esta materia.

por Miguel Ángel Pesado

Empleo Foto: GERD ALTMANN / PIXABAY.
martes 5 noviembre, 2019

Coincidentemente, las autoridades de nuestro Consejo de Profesional de Ingeniería en Telecomunicaciones, Electrónica y Computación (COPITEC), se ha renovado paralelamente con las de la Nación. Mientras que el nuevo gobierno nacional a planteado la recreación del Ministerio de Ciencia y Técnología, por nuestra parte hemos sostenido la potencia de la inteligencia argentina.

Tenemos como propósito la recuperación de la jerarquía profesional en los rubros más sensibles del crecimiento industrial y el desarrollo de las comunicaciones que el país necesita.

Los técnicos y especialista no pueden estar ausentes de las decisiones para las que fuimos formados. En los escenarios internacionales somos reconocidos por nuestra formación, pero no en casa. Debemos participar en el proceso creativo del conocimiento. Pero también en lo que atiene al concepto de soberanía en materia tecnológica, industrial y telecomunicaciones. En este aspecto, la regulación del espectro y de las nuevas tecnologías forman parte de las incumbencias de nuestros profesionales y no han estado representados adecuadamente hasta ahora.

Las mujeres aún son minoría en carreras de ciencia y tecnología

Por esto proponemos un cambio enérgico, formando parte, como órgano de consulta, de todos los estamentos que participan de la transformación del Estado en esta materia.

La falta de presencia de los profesionales en posiciones estratégicas de los ámbitos privados y estatales se ha venido destacando como un denominador común en todo el país, generando errores previsibles y retrocesos innecesarios. Las razones de este proceso son diversas y el desgaste y la desjerarquización se ha profundizado en estos últimos tiempos. Hay que reconocer también que nuestras voces se han hecho escuchar poco o nada en esa progresiva decadencia en que nos estamos sumiendo.

Esta falta de de profesionales requiere una rápida subsanación. Sin embargo,no será posible, si previamente no hacemos un llamado a los propios ingenieros y técnicos a defender el rol para que la sociedad no ha formado y que por otra parte ha invertido en nosotros.

Alberto Fernández prometió que volverá a crear un Ministerio de Ciencia

Esa presencia no solo será muestra cabal de nuestras fortalezas, sino que permitirá brindar a la sociedad la creatividad de los ingenieros argentinos. Un prestigio ganado que cuenta si, con el reconocimiento internacional.

En esta particular coyuntura, la creación de nuevos empleos es una meta prioritaria del Estado. No podemos desconocer que los aspectos económicos y sociales impactan desfavorablemente en la disponibilidad del trabajo. Cualquiera sea la situación socio-económica del país,la inteligencia aplicada de nuestros técnicos, deben jugar un papel de primera línea, para generar valor agregado a la producción nacional.

Nuestro rol debe ser el resultado natural de ventajas y beneficios que significa contar con profesionales capacitados en la actividad productiva y creativa del país.La vinculación con Universidades, cámaras del sector, empresas públicas y privadas, organismos del Estado Nacional, provincial y municipal, entes e institutos de ciencia y tecnología, sindicatos y toda otra entidad que tenga que ver con el ejercicio profesional desde ser parte de un proyecto promoviendo los vínculos que nos permita ser parte de la dinámica del desarrollo.

Cuál es el invento argentino que conquistó a Silicon Valley

La participación, incorporación y vinculación de profesionales con las actividades de investigación y desarrollo, como en la aplicación en industrias de tecnología estratégica en el orden nacional y con sentido federal se encuentran dentro de las metas a abordar de inmediato. En diversos puntos del país se concentran polos de conocimiento que hoy están ocultos y con muy baja productividad, en un anacrónico aislamiento resultante de una política centrada en Buenos Aires e indiferente hacia el resto de la Nación.

Como ejemplo en la Patagonia Argentina, en Río Negro y Neuquén hay un importante polo científico y tecnológico que merece destacarse y que posee productos y servicios dignos de la mejor calidad mundial. Iniciamos con INVAP, el Instituto Balseiro, los consejos profesionales y gobiernos de estas provincias a fin de ver la manera de crear sinergias y  complementaciones virtuosas entre nuestra comunidad de técnicos e ingenieros. Polos  productivos de los que hoy están aislados.

La complementación con las Universidades, en las que ya iniciamos las conversaciones como con la Facultad de  Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires por becas y capacitación, también con CABASE (Cámara Argentina de Internet) y con entidades y organizaciones mundiales o regionales de las telecomunicaciones e informática, forma parte de esa argentina de ciencia y tecnología a la que debemos apuntar.

Tanto la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) como la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (CITEL) y Mercosur perciben la presencia institucional de COPITEC en las comisiones temáticas de la especialidad. Se encuentra en curso de elaboración un acuerdo marco para colaboración reciproca con Internet Society - Capitulo Argentino.

Tenemos que hablar de Convergencia Tecnológica y de los servicios TIC, por lo que la propuesta tendrá esta visión moderna de las comunicaciones, sin desconocer la Radiodifusión y las Telecomunicaciones históricas, a las que deberán sumarse otros segmentos destacables de las TIC tales como: Regulación Convergente, normas de equipos y sistemas, homologaciones y certificaciones, Espectro Radioeléctrico, redes de fibra óptica, banda ancha móvil, 5G, IOT, satélites de órbita baja y geoestacionarios, Radiaciones no Ionizantes (RNI), entre otros temas no menos importantes, serán son ejes temáticos que deberán tener su lugar en el tratamiento de las comisiones de investigación, las que deberán aggiornarse a un nuevo modelo.

En resumen un glosario de buenas intenciones y una convocatoria para sumarse a esta gesta bajo los principios destacados más abajo, esta es una realidad que tenemos que construir.

El joven argentino de González Catán que busca ser el próximo Steve Jobs

Por eso convocamos a participar de esta transformación a todos sin exclusiones. Estos principios deben ser el norte del sector privado y estatal. Contribuir en la puesta en marcha de nuestras industrias; generar trabajo para nuestros ingenieros, técnicos y analistas; generar trabajo para todos, movilizando la ciencia y la tecnología; desarrollar el país desde el interior;convocar a nuestros profesionales, ingenieros, técnicos y científicos para trabajar en forjar y reconstituir el espíritu nacional.

Por lo ante dicho vemos con esperanza la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología y el desarrollo de la industria satelital y de las comunicaciones que se vincula con otros organismos estatales que tienen que ver con nuestra soberanía en el marco de un proyecto de integración regional.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4885

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.