domingo 03 de julio de 2022
OPINIóN A 10 días de las legislativas

Qué propuestas de política exterior plantean los candidatos en las elecciones

El Frente de Todos, Juntos por el Cambio, Avanza Libertad y el Frente de Izquierda plantean distintas prioridades sobre cuál debe ser la inserción internacional de Argentina.

04-11-2021 10:09

“Por una Argentina que apueste al multilateralismo”. Esa frase suele figurar en cada campaña electoral sin importar mucho de qué partido estemos hablando. Y en un contexto de incertidumbre política, donde los planes cambian con mucha frecuencia, termina sin resonar en los oídos del electorado la idea de fondo que desarrolla cada partido.

Quizás “abrirse al mundo” y “fortalecer las relaciones con la región” puedan sonar a lo mismo, pero bajo una mirada más incisiva, se pueden ver distintas tendencias, chicanas y convicciones ideológicas de cada partido. Intentemos ver qué propone cada uno y qué significan estas propuestas de política exterior.

Para empezar podemos hablar de uno de los temas que más divide aguas: la economía en su perspectiva internacional. El Frente de Todos propone abrir nuevos mercados y construir una política exterior al servicio de un modelo de desarrollo que contemple el bienestar de las mayorías. Esto último se refiere a un mercado nacional contra los grandes monopolios, con beneficios que impacten en todo el ancho de la sociedad. Es, en cierto punto, una visión más selectiva del comercio internacional.

El Frente de Izquierda parte de una ruptura con el FMI, no pagar la deuda externa, y la nacionalización de la banca y el comercio exterior para “evitar la fuga de capitales, cuidar a los pequeños ahorristas y brindar créditos accesibles y populares”.

Mientras tanto, del otro lado podemos hablar de las visiones de Avanza Libertad y Juntos por el Cambio, que suelen poner su foco en “abrirse al mundo”. Juntos por el Cambio sostiene la necesidad de “rescatar a la política exterior argentina de la deriva, el aislamiento y el desinterés”. Proponen “aprovechar el potencial de nuestro país, ofrecer al mundo lo que sabemos hacer y buscar la credibilidad de Argentina como proveedor internacional”. Los libertarios también proponen la apertura al comercio internacional y lo presenta como un paso para mejorar la eficiencia, diversificar los mercados, generar empleo genuino y lograr un sistema de precios menos inflacionario y más competitivo. No obstante, esta fuerza no será tolerante a regímenes políticos que no sean afines en términos democráticos, según explicitó Javier Milei en relación a China,, por lo que el “libre comercio” podría llegar a tener sus límites políticos.

Otra perspectiva interesante es la que surge a partir de la cuestión Malvinas. Este es un tema en el cual todos los partidos en principio están de acuerdo, pero que cada uno aporta su matiz. Por ejemplo, al querer reforzar la soberanía sobre el territorio, el FdT propone “retomar con firmeza y constancia la defensa de nuestra soberanía sobre las Islas Malvinas, el Atlántico Sur y la Antártida” mientras que el FIT proclama “Fuera ingleses y la OTAN de Malvinas”. Vemos que en principio es lo mismo, pero una de las propuestas es más confrontativa, apuntando contra la OTAN. Deja entrever que claramente una organización internacional liberal no comulga de ninguna manera con lo que sería una política pura de izquierda. A su vez, el FdT que se encuentra a la izquierda del espectro ideológico, propone una aproximación dura pero que no va “directo al choque”, apoyada en la firmeza y la constancia.

En el caso de las otras fuerzas políticas, la propuesta suele ser más “suave”, proponiendo acercarse al Reino Unido y a las Islas primero, para luego debatir sobre la soberanía de las islas. En el caso de La Libertad Avanza, la propuesta parte de reforzar los lazos con los habitantes de las Islas Malvinas, “incrementando las áreas de interés común: pesca, turismo, recursos naturales”.

Argentina necesita un modelo de desarrollo que guíe la política exterior

Un área en el cual las propuestas son diferentes pero parecen muy similares es la relación que debería mantener Argentina con otros países. En este caso cada partido tiene sus propios enfoques, y estos por momentos dejan ver “guiños” hacia ciertos sectores.

Los libertarios apuestan a fortalecer los lazos con la Unión Europea y el Reino Unido, aunque viéndolo con cierta perspectiva, deberá ser evaluado cómo conjugar esta intención con los altos estándares que tienen estos actores sobre la política ambiental y la lucha contra el cambio climático. Además, estos candidatos promueven apoyar e involucrarse en iniciativas que defiendan el sistema democrático y las libertades individuales (refiriéndose especialmente a los casos de Venezuela, Cuba y Nicaragua). También, dan a entender que las relaciones con China, segundo socio comercial de nuestro país, deberían reveerse, al tratarse de un lazo con un país, en su visión, “comunista”. Esto habla de una clara inclinación hacia países del espectro capitalista y/o liberal.

Juntos por el Cambio promueve el alineamiento con los Estados respetuosos de las instituciones democráticas y los derechos humanos. Además, fomentan la integración con los países vecinos. Pero denota más una inclinación hacia la estrategia de los vínculos y una gran apuesta sobre la imagen de Argentina frente al mundo.

El Frente de Todos, por su parte, promueve la integración latinoamericana como prioridad, y en especial el fortalecimiento del vínculo estratégico con Brasil. Esta propuesta presenta dificultades por el distante vínculo bilateral entre los gobiernos de Jair Bolsonaro y Alberto Fernández, ya que los lazos no son lo suficientemente fuertes como para favorecer la integración, lo que no implica que no sea asumido como desafío a superar. Además, propone una presencia activa en los organismos multilaterales, impulsando agendas de desarrollo sustentable, democracia e igualdad de género.

En el caso del Frente de Izquierda, quizás con una de las postura más contundentes, va por “la solidaridad hacia el pueblo palestino, por apoyar la rebelión obrera y popular en todo el mundo y por la unidad socialista de América Latina”. Esto deja ver una clara disrupción del modelo de relacionamiento internacional tradicional.

Lo más importante, o eso que debemos tener en cuenta a la hora de votar, es entender que detrás de cada propuesta hay un plan, un acercamiento y muchas implicancias más. En este caso, elegir una propuesta u otra, es elegir el rol de nuestro país en el mundo.

*Secretaria General de la Fundación Politeia Argentina.

**Presidente de la Fundación Politeia Argentina.