Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 22 de noviembre de 2019 | Suscribite
PERIODISMOPURO / Entrevista
miércoles 3 octubre, 2018

Zlavoj Zizek: "Está bien que hombres y mujeres se cosifiquen mutuamente"

El filósofo esloveno, una de las mentes brillantes de este tiempo, habló del movimiento "me too" en el contexto del feminismo.

por Jorge Fontevecchia

EL CASO TRUMP. “No propongo una revolución. Pero ya no alcanza con suplicar el regreso del antiguo establishment. Trump cambió todo; es la prueba de que esas categorías ya no funcionan”. Foto: Marcelo Aballay.
miércoles 3 octubre, 2018

Slavoj Zizek, el filósofo esloveno, una de las mentes brillantes de este tiempo, se refirió en noviembre pasado en una entrevista exclusiva con Jorge Fontevecchia, acerca del movimiento "me too" estadounidense en el contexto del feminismo.

 

¿El feminismo fue la revolución actual?

—[Enfático] ¡No! Por Dios, cuántos feministas me odian por esto... Por supuesto, básicamente admiro y estoy de acuerdo con el MeToo, porque algo está cambiando radicalmente. Quizás lo que fue el modelo de las relaciones entre el hombre y la mujer durante miles de años se está debilitando. Pero al mismo tiempo, esta moralización y legalización excesiva, las expresiones que usamos y etc. me parecen una estrategia para evitar una politización izquierdista más radical. En EE.UU. es típico, vemos cómo muchas feministas radicales ya están atacando a Bernie Sanders por ser blanco y hombre. Me parece crucial retener una mirada crítica del MeToo o en líneas generales este nuevo movimiento de los transgénero y etc. Apoyo sus metas básicas, pero me parece que de la forma en la que hace...¿Sabe qué es lo que me preocupa, incluso a un nivel más filosófico? Que tiene tantas jerarquías secretas. Por ejemplo, el MeToo siempre describe cierta escena de violencia masculina: cómo los hombres agarran a las mujeres, las violan, etc. Pero siempre hablan de una cierta escena, no quieren admitirlo, que es el sexo ocasional, si a la mujer van a un lugar, la manosearán, la violarán, etc. Pero no hablan —al menos en público, en los grandes medios— de lo que para mí es el aspecto mucho más trágico, que es el sufrimiento cotidiano de las mujeres comunes, cuando una no es más atractiva. Esto no es atractivo, lo es mucho más hablar de una estrella joven y bella, si fue violada o no por un productor y etc. Pero el sufrimiento real y masivo de las mujeres...

"No me gusta que se use como mala palabra cosificación"

Lo segundo con lo que no estoy de acuerdo, creo que usted me lo preguntó en una de las preguntas, es este reproche de la cosificación, cuando dicen “los hombres nos cosifican”. ¡Un minuto! No me gusta que ese término se use como mala palabra, “cosificación”. La objetivación es cuando un hombre te observa con deseo como un objeto sexual. Eso es parte de lo erótico, lo lamento, y muchas mujeres tratan de cosificarse, se vuelven atractivas. No me gusta que se use ese término automáticamente como mala palabra. La cuestión es la libertad de cosificación. ¿Qué tiene de malo una mujer que quiere ser atractiva, o incluso —no me importa— promiscua, seducir a hombres y todo eso? En este punto, este MeToo radical que protesta contra la cosificación en cierta forma no entiende para nada la situación. Digámoslo así: sí, es verdad, las mujeres fueron subordinadas y etc. Pero por lo menos en Occidente —en otros países es mejor—, y muchas feministas escribieron al respecto, la forma dominante del MeToo es simplemente una lógica de venganza, “ahora haremos que el hombre las pague”, y si a uno lo acusan de algo, ya lo tratan de culpable diga lo que diga. Es una cierta lógica de venganza y de culpa formal que siempre consiste en la sospecha de que si uno trata de seducir a una mujer, en cierta forma es culpable a priori. Y esta lógica terminará muy mal, me parece.

Estoy a favor de la verdadera libertad, que contempla la libertad de que tanto hombres como mujeres se cosifiquen mutuamente

Estoy a favor de la verdadera libertad, que contempla la libertad de que tanto hombres como mujeres se cosifiquen mutuamente. ¡Esto es tan ridículo! Afirman “no se me debería reducir a un objeto sexual”. ¡Por Dios! Supongamos que —y uno tiene todo el derecho del mundo de serlo— usted es una mujer que quiere seducir a un hombre. ¡Usted trata de ser atractiva! ¿Qué le dirá a su hombre: “no, quiero que también me aprecies como persona y todo eso”? ¡No, eso es ridículo en un juego erótico!


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4821

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.