POLICIA

Matan a un policía que intentó defender a un vecino en un asalto

Intentaba ayudar a una pareja en Berazategui. Fotos.

Familiares, compañeros y amigos de Fernández despidieron hoy sus restos.
| DyN

Un capitán de la policía bonaerense fue asesinado ayer durante un ataque a balazos cuando intentó defender a un vecino ante delincuentes que habían ingresado a robar en su casa de la localidad de Berazategui. Su restos fueron inhumados hoy en el cementerio de Berazategui ante la presencia de numerosos de sus compañeros de la fuerza, incluso del jefe de la policía bonaerense, Hugo Matzkin.

En tanto, un suboficial de la Policía Bonaerense que había sido baleado durante un asalto en la localidad de Luis Guillón, partido de Esteban Echeverría, murió hoy tras 17 días de agonía.

La muerte del capitán Rubén Fernández ocurrió en la madrugada de ayer cuando intentó defender a un vecino que estaba siendo asaltado. "Se la jugó", señaló el joven salvado por el policía al destacar el arrojo de su vecino, un efectivo de la fuerza de seguridad de 51 años que al escuchar los ruidos que provenían de su casa se acercó para ofrecer su ayuda.

Según relató Jorge, la víctima del asalto, todo comenzó en la madrugada de ayer cuando ingresaba con su esposa en automóvil a su vivienda, ubicada al 1800 de la calle 13 de Berazategui, y fue sorprendido por tres hombres armados que se movilizaban en un vehículo Volkswagen Bora.

Rubén Fernández, capitán de la policía que revistaba en la Dirección Departamental de Investigaciones de Quilmes, falleció en un hospital de Florencio Varela a raíz de las graves heridas que sufrió cuando intentó ayudar a su vecino que era asaltado, informó DyN.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Según relató el vecino de Fernández, se alcanzaron a escuchar "alrededor de 10 disparos". El hombre reveló al canal de noticias Crónica TV que dos de los asaltantes ingresaron a la vivienda con su mujer, mientras que un tercero permaneció a su lado tras robarles la billetera y el teléfono celular.

"Me llevó hacia el garage, me pide que no lo mire y que me tire al piso. Me tire al piso y me pega patadas en la altura de las costillas. Cuando me pega es cuando grito del dolor y ahí es cuando a Rubén, mi vecino, se la jugó", relató el joven.

Y agregó: "Creo que dice '¿Que pasa?'. Yo ya estaba con la mirada en el piso porque fue el pedido del delincuente a punta de pistola y con la amenaza de tirarme". En ese momento, recordó que escuchó un primer disparo y después "una seguidilla de disparos. Primero uno o dos que creo que fue del arma del delincuente y nueve disparos".

Luego los asaltantes escaparon, aunque el hombre relató que no los vio salir y que no sabía si alguno había sufrido heridas. "Fue todo muy rápido, muy traumático", sostuvo el hombre quien destacó el "valor de su vecino". En ese sentido, dijo que a Fernández "este valor lo llevó a querer defender una causa, algo que era injusto", concluyó.

"Acá hay una inseguridad terrible, estamos viviendo robos todos los días", añadió otro de los vecinos del policía asesinado.

En tanto, hoy murió Mauricio Matías Paruchevsky, sargento, casado y padre de una nena de 6 años, que prestaba servicio en la comisaría segunda de Esteban Echeverría. El suboficial, de 27 años, había sido baleado en la noche del 31 de octubre pasado cuando intentó detener, junto a una compañera con la que iba a su trabajo en su auto Fiat Palio, a dos ladrones que asaltaron un kiosco y escapaban en una moto.