miércoles 17 de agosto de 2022
POLITICA Sin comentarios sobre la economía

Cristina Kirchner cumple con el nuevo pacto del FdT y hace silencio ante la presión de los mercados

El kirchnerismo no saldrá a cuestionar a Silvina Batakis mientras espera nueva señales de la ministra. Ahora buscan calmar la interna frente a una oposición "desestabilizadora".

13-07-2022 17:30

Mientras los bonos argentinos, las acciones, el riesgo país y el dólar blue dan muestra de que el mensaje de Silvina Batakis es insuficiente para mostrar calma, el kirchnerismo seguirá en silencio. Desde el sector que responde a Cristina Kirchner, aseguran que no correrán detrás de los mercados y que ahora se inclinan por cumplir con un nuevo acuerdo político entre los principales socios del Frente de Todos que tiene que ver con ponerle un freno a la disputa interna.

Aplacar la pelea política interna por sobre las exigencias del mercado. Ese es el objetivo de un kirchnerismo que promete no enviar a sus máximos referentes a confrontar con las medidas del gobierno a cargo de Alberto Fernández. “Los mercados lo único que quieren es que salga alguien a putear para poder hacer pudrir todo, no quieren un mensaje de Cristina para saber si avalan o no a Batakis, quieren un escenario catastrófico”, dice desde el entorno de la vicepresidenta.

Según una encuesta, ninguno de los candidatos del Frente de Todos lograría triunfar en un balotaje

Incluso, avalan las palabras de Alberto Fernández sobre un plan desestabilizador y remarcan la sinceridad con la que días atrás el politólogo Andrés Malamud detalló el plan de un sector de la oposición al que él se define “cercano”. “Hay un cálculo racional que hacen algunos actores de la oposición para los que una crisis ahora es mejor que una crisis después, es mejor que esto explote de una vez para que después esto se pueda reconstruir. No es tonto esto, no es amable. Hay gente que hace este cálculo racional porque dicen ´otra vez no podemos asumir con una crisis asintomática, que la gente no justifique el ajuste porque no le duele la crisis. Esta vez tiene que notarse la crisis para poder tomar las medidas dolorosas que consideramos necesarias´”, describió Malamud.

La orden del kirchnerismo después de que los socios principales hayan retomado el diálogo es no encender la interna. “El silencio juega a favor del Frente de Todos”, dicen desde el Senado. Se acordaron tarde de dejar que las disputas de la oposición ganen terreno: “Mientras nosotros estamos tranquilos, Horacio Rodríguez Larreta despide a Nicolás Massot del Banco Ciudad porque su jefe político coquetea con Patricia Bullrich. Silencio y listo”, evalúan.

Aníbal Fernández le respondió a Juan Grabois sobre el Salario Básico Universal: “No se hacen las cosas que él quiere”

Cristina Kirchner volvió de El Calafate el último lunes, mismo día en el que participó vía zoom y desde el Senado de los alegatos en el juicio por la obra pública. Por ahora, no tiene en agenda una reaparición pública en la que marque el rumbo hacia dónde tiene que ir el gobierno. Aunque las diferencias siguen existiendo, mantiene la comunicación con el Presidente, con quien se encontró dos veces en las últimas semanas y esperará a que estas conversaciones tengan su respuesta en la gestión para volver a marcar posición pública.

La vicepresidenta y Máximo Kirchner, quien suele ser el más crítico de los dos de la gestión económica, entienden la urgencia de Silvina Batakis de dar un mensaje que calme a la economía. No creen que sea lo único para lo que llegó a la cartera más caliente del gobierno y se adelantan: el ajuste no puede ser sobre áreas que lleguen a la gente.

La flamante ministra se convertirá para muchos funcionarios en la “Señora no”. Cada vez que lleguen a su ministerio, Batakis deberá decir que no hay más plata autorizada si no son inversiones prioritarias. La luna de miel entre la ministra y el sector que responde a la vicepresidenta, que avaló su llegada, durará algunas semanas más, pero la discusión por los próximos gastos será la verdadera prueba de esta nueva convivencia dentro del Frente de Todos.