jueves 24 de junio de 2021
POLITICA nuevas restricciones
23-05-2021 02:01

El Gobierno analiza medidas para atenuar el impacto fiscal de la pandemia

Las asistencias económicas por $ 480.000 millones serían financiadas con más emisión, con más impuestos y el prorrateo de gastos del Estado. Prevén que el déficit trepe hasta 5%.

23-05-2021 02:01

En medio de la tormenta que implica el rebrote del Covid en la Argentina, el Gobierno está analizando medidas que tiendan, por un lado, a dar mayor asistencia económica y social durante las restricciones, pero a la vez, atenuar el impacto en el déficit fiscal, el cual tendrá un incremento con respecto al proyectado para este año.

En las últimas horas. se intensificaron las reuniones entre los funcionarios del gabinete económico analizando un panorama que vuelve a tornarse muy complejo, porque las nuevas restricciones y la incertidumbre hacia delante ponen en discusión el grado de recuperación de la economía, tras la notable caída del 10% en el año pasado y una pauta de déficit fiscal que se había calculado en 4,5% y que ahora no descartan que pueda subir al 5%.

El margen de maniobra del ministro de Economía, Martín Guzmán, es estrecho, ya que para cubrir el mayor déficit fiscal se está pensando en un “cierto equilibrio” entre emisión monetaria y colocaciones de deuda, al tiempo que se analiza también algún ahorro en gastos e incremento en determinados impuestos.

Si bien se había calculado para este año que el déficit se ubicaría en el 4,5%, ese rojo iba a financiarse en un 60% con operaciones de deuda. Lo concreto es que a Economía empezó a costarle más las colocaciones de títulos en los últimos tiempos.

La incertidumbre en general, una creciente inflación y un nivel de actividad que ahora muestra signos de interrogación, más un riesgo país que está por las nubes, conforman un combo complicado para las colocaciones de deuda, aún en pesos.

Pero dentro del gabinete económico reiteran que no se repetirá lo del año pasado. “Puede haber un poco más de emisión monetaria, pero no en los niveles de 2020. Eso está totalmente decidido y es un camino que hoy hemos adoptado”, aseguraron en Gobierno.

El tema es que hasta el momento, tal como lo anunció el presidente Alberto Fernández, el aumento del gasto para atender los efectos de la expansión del Covid llega a un monto de 480.000 millones de pesos. Pero nadie sabe a ciencia cierta si esa cifra se podrá mantener o habrá que seguir incrementando partidas presupuestarias para ayudar a sectores, empresas y personas ante la continuidad de las restricciones en las actividades.

No descartan prorratear gastos y aumentar Bienes Personales para financiar ayudas

Por eso es que no se descarta prorratear algunos gastos del Estado, como por ejemplo, dividir en dos o tres cuotas la devolución del impuesto a las Ganancias para contribuyentes, norma recién sancionada por el Congreso, o un nuevo incremento en Bienes Personales, especialmente para aquellos que tienen declarados activos en el exterior.

En el Gobierno admiten que “los granos nos han salvado, sin dudas”. El notable aumento en los valores de la soja, el maíz y el trigo en el mercado internacional implicará ingresos adicionales para este año en alrededor de 9.000 millones de dólares vía retenciones a las exportaciones de esos productos.

Pero la incertidumbre sobre la evolución de la economía dentro de las restricciones y su proyección en el tiempo hacen que el efecto de mejora de las retenciones quede limitado por la falta de un horizonte claro en el futuro inmediato.

Para el economista y consultor Christian Buteler, el margen de maniobra del Gobierno para acelerar las operaciones de deuda es acotado.

“A Economía no le queda mucho margen para acelerar o ampliar lo que se viene realizando en materia de colocación de deuda. Mi opinión es que se va a ir por el lado de una mayor emisión monetaria para cubrir un déficit que en principio iba a ser de 4,5% y ahora se estima que podría trepar claramente a un 5%”, recalcó el especialista.

Por su parte, el economista Jorge Neyro consideró que “se podría dar más celeridad a la colocación de deuda, porque creo que aún hay un cierto margen para seguir colocando bonos en el mercado”.

De todas formas, la realidad muestra que al Gobierno se le empezó hacer cuesta arriba las últimas colocaciones de deuda, ya que se pudo observar que en muchas operaciones o se tuvo que pagar más tasa, o no se llegó a cubrir lo que se estimaba.

Sin dudas que la incertidumbre de la pandemia está empezando a golpear de lleno la actividad económica y sus perspectivas y el mayor problema es que nadie sabe cuándo comenzará a terminar “este flagelo” para que vuelva la normalidad y la economía recupere todo lo que viene perdiendo.