viernes 09 de diciembre de 2022
POLITICA acercamiento a massa

El macrismo bonaerense rompe con De Narváez y negocia nuevas alianzas

16-06-2013 03:05

La posible candidatura de Sergio Massa profundizó la grieta que ya se venía dando en el corazón de los seguidores de Mauricio Macri. Por ello, mientras un sector buscaba un acuerdo con Francisco de Narváez, que no se pudo materializar, otro intenta por estas horas acercarse al frente que armó el intendente de Tigre.

La división dentro del macrismo ya tuvo su primer episodio el miércoles cuando el peronista disidente Jesús Cariglino (intendente de Malvinas Argentinas), aliado al jefe de Gobierno, decidió jugar con el Frente Renovador de Massa y alejarse de las negociaciones con el “Colorado”.

“Veo muy difícil un acuerdo con Francisco. Hay muchas diferencias y mucha desconfianza en la inmensa mayoría del partido. Preferimos jugarnos una patriada e ir solos antes de volver a un acuerdo con De Narváez”, confirma Jorge Macri, intendente de Vicente López, en diálogo con PERFIL.
El mismo había intentado, junto al ministro de Gobierno, Emilio Monzó, cerrar una alianza con los hombres del ex dueño de Casa Tía, pero no lograron ponerse de acuerdo y la relación se dinamitó. La última reunión fue el miércoles por la noche (a horas de que venciera el plazo para presentar alianzas electorales), cuando estaba todo dado para concretar una alianza. Fue en privado, en el Hotel Emperador, donde participó hasta el gobernador cordobés José Manuel de la Sota.

Quienes conocen a Mauricio Macri dicen que íntimamente preferiría ir con Massa, o con una boleta propia, antes que seguir intentando con el Colorado. “Si Massa juega, Mauricio va a querer cerrar con él sin dudar”, sentencia uno de los operadores del jefe de Gobierno.

Ahora, la disyuntiva en el macrismo es si presentarse solos o adherir a los candidatos de otro. Los hombres que podrían participar son Gustavo Posse (intendente radical de San Isidro), el economista Carlos Melconian y hasta el propio Jorge Macri. En ese marco, el peligro que subyace, además de no tener armado en el distrito que concentra casi el 40% de los votos, es que el partido se quede sin personería jurídica en la Provincia, ya que en 2011 no presentó candidatos y lo mismo podría ocurrir este año.

Hombres cercanos a Daniel el “Tano” Angelici, así como algunos peronistas bonaerenses que juegan en el macrismo, deslizan que lo ideal hubiera sido cerrar un acuerdo con De Narváez y no se resignan. Dicen, por lo bajo, que aún hay tiempo para intentar “colgar” las boletas de los candidatos distritales del Colorado. De esa decisión también dependerá el futuro del PRO.

En esta Nota