miércoles 08 de febrero de 2023
POLITICA Las repercusiones de la liberacin del albanil

Gobierno cree en secuestro político y que fue clave discurso de Kirchner

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, dijo que los captores reflexionaron al escuchar al Presidente. Y reiteró que el Estado no “reculani un tranco de pollo” en los juicios por violaciones a los derechos humanos.

30-12-2006 14:03

El ministro del Interior Aníbal Fernández se mostró convencido de que las declaraciones del presidente Néstor Kirchner fueron el detonante de la liberación de Luis Gerez, el hombre que testificó contra Luis Patti y que había desaparecido el miércoles último a la noche.

“El detonante de la liberación de Gerez fueron las declaraciones del Presidente”, señaló a Radio del Plata. “No hay dudas de que fue un secuestro político”, definió.

“Los cuadros políticos que llegan a presidentes les ofrecen al país una forma de vida”, dijo, al tiempo que mencionó que Kirchner “ratificó la política de derechos humanos y el no a la impunidad y esto es lo que llamó a la reflexión a los que secuestraron a Gerez”.

El ministro aclaró que los “ nostálgicos del terrorismo de Estado no están en la cárcel porque tienen financiamiento y logística”.

“Suponíamos que no estaba muy lejos de su hogar. La liberación tiene que haber sido entre las 9 y 9 y 30. Estábamos trasladando a la Gendarmería para realizar rastrillajes y se estaba movilizando al grupo Albatros de la Prefectura. No tengo dudas que es un secuestro político”, dijo.

Agregó que el presidente Néstor Kirchner "fue muy gráfico cuando planteó que hay dos causas" en su discurso de anoche por
cadena nacional de radio y television.

"Una es la causa Patti y otra es la causa Etchecolatz que tiene desprendimientos y que tiene miembros que por instruciones específicas o por ser más 'papistas' que el Papa han llevado adelante algunas acciones como las que estamos presenciando en este momento con el 'caso Gerez' o con el 'caso López'", indicó.

Sobre la “mano de obra desocupada” que habría actuado en el secuestro, el ministro dijo que “es muy difícil definirlos como tales, algunos pueden tener expresiones publicas que vayan en otro sentido”.

“Tienen operatividad, financiamiento, no es tan fácil detenerlos. Si así fuera, el Estado los tendría presos a todos”, puntualizó.

Respecto a las opiniones que indican que el secuestro habría sido “una farsa”, Fernández dijo que “el que no supiera que no iban a terminar diciendo tal cosa es por que no conoce a esos sectores de la sociedad, que han vivido de menospreciar el dolor que viven otros, es tristísimo y lamentable escuchar tal cosa”.

Además, el ministro confirmó que no se comunicaron con Luis Patti. “Va de suyo que uno de los puntos a analizar es este”, indicó respecto a la responsabilidad que podría tener el ex comisario en el asunto.

Para explicar por qué no contactaron a Patti, Fernández dijo que “iba a decir que no sabe nada”.

“El Estado no recula ni un tranco de pollo, no vamos a retroceder ni un poco. El presidente decidió llevar adelante este cambio, que sea la Justicia quien defina quien tiene responsabilidades, y que paguen por ella. El estado va a garantizar control y protección a los testigos”, puntualizó.

El secuestro, dijo el ministro, “lejos de desmotivarnos, nos motiva mucho más” para seguir los juicios contra los represores.

En esta Nota