viernes 27 de mayo de 2022
POLITICA dilemas sin respuesta clara
06-03-2022 06:20

Las seis preguntas que dividen a la oposición y frenan la postura unificada

En Juntos por el Cambio no encuentran posiciones coincidentes sobre cómo pararse ante el kirchnerismo en la negociación con el FMI.

06-03-2022 06:20

La incertidumbre en Juntos por el Cambio a la hora de fijar una postura concreta en relación al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional obedece a que hay una serie de dilemas que sus miembros no lo resuelven de la misma manera. Por lo menos hay seis preguntas que engloban la problemática desde diferentes ángulos, algunos centrales que hacen al presente y futuro económico del país y otros más político-electorales.

1 ¿Qué es más grave el default o la bola de nieve que se puede generar a futuro? La inmensa mayoría de los miembros de JxC es crítico del acuerdo que se alcanzó con el FMI, en el sentido de considerar que no resuelve ninguno de los problemas estructurales del país sino que los posterga, los patea a futuro. Sin embargo, también hay coincidencias en que el default es el peor de los escenarios y que se vuelve un panorama incierto, incluso para las aspiraciones presidenciales del espacio. “Podría generar una crisis que dé lugar al crecimiento de los Milei”, resumen.

2 ¿A quién le echaría la culpa la sociedad de un eventual default? Los más duros en JxC, que están sobre todo en el PRO, minimizan el peso político de un default e insisten que Alberto Fernández tiene a disposición todas las herramientas para evitarlo. Un solo DNU podría ser suficiente, aducen. Sin embargo, desde el otro ala replican que si JxC rechaza el acuerdo en el Congreso será muy difícil instalar esa lectura. Agregan, además, que el Gobierno, para financiarse, empezaría a aplicar medidas con un fuerte impacto en la clase media y los sectores productivos, donde está la mayor masa de votantes de la oposición. “No tenemos resto para volver a complicar a la sociedad y dividirnos”, dicen en Diputados.

3 ¿Tiene posibilidades de aplicarse el acuerdo con el FMI o se va a votar algo que el kirchnerismo no va a dejar aplicar y la consecuencia será peor? “¿Para qué acompañaríamos un acuerdo que no tiene chances de ser aplicado?”. Es la pregunta que se hace un referente radical y que todavía no tiene respuesta. La lectura en JxC es que La Cámpora no va a acompañar el programa, pero se va a quedar con el control de las cajas donde se va a tener que poner en funcionamiento. “Es solo darles aire”, analiza con una mirada en las elecciones un halcón.

4 ¿Puede JxC oponerse a un acuerdo con el FMI siendo el espacio que generó el primer acuerdo? En los sectores más abiertos a facilitar la aprobación consideran que el espacio debe tener un espíritu crítico de cómo funcionó el acuerdo que hizo Mauricio Macri. A su vez, hay quienes plantean que el mensaje a la sociedad no puede ser plantear un ajuste más duro que el que te pide el propio acreedor. En ese punto, los más duros son los que sacan la carta de la responsabilidad y grafican que hay que decirle a la sociedad que el acuerdo incluye aumento de impuesto (en forma de revalúos) y que genera una bola de nieve que deberá ser desactivada (con ajuste) por el próximo gobierno.

5 ¿Conviene dejar que el kirchnerismo se oponga y que en 2023 haga responsable de un eventual fracaso a Alberto Fernández y la oposición? Es el dilema con más componente político. Quienes tienen más reparos en acompañar el proyecto dicen: “Nos quieren hacer responsables del acuerdo, de acompañar un programa que no va a funcionar porque no lo van a poder implementar por sus diferencias, y como el kirchnerismo no lo vota, va a decir que la eventual crisis es culpa nuestra”. El temor al default es lo que replican los más contemplativos para justificar la facilitación de la aprobación del acuerdo.

6 ¿No es riesgoso electoralmente dejarle a los liberales el discurso más crítico a un acuerdo que consideran malo? Los halcones de JxC no dejan de mirar de reojo los movimientos de los sectores del liberalismo, encabezados por Javier Milei y José Luis Espert, quienes ya anticiparon su voto negativo al acuerdo con el FMI enviado por el Poder Ejecutivo. Sin distinguir entre financiamiento y programa. En el PRO hay muchos que coinciden con sus argumentos, pero además consideran que no se les puede dejar el espacio libre para mostrarse como los únicos que se opusieron.

Son seis dilemas que atraviesan hoy a los dirigentes de Juntos por el Cambio. Algunos comenzarán a saldarse esta tarde, en la reunión de la Mesa Nacional, con definiciones políticas más concretas. La mayoría, sin embargo, terminarán de saldarse en pleno debate, porque se definirán con la estrategia legislativa.

En esta Nota