domingo 04 de diciembre de 2022
POLITICA ¿Efecto Pandemia?

Turismo y Vivienda, los ministerios que quedaron relegados con sus presupuestos

Son los que menos ejecutaron de sus fondos en abril y mayo. Sus ministros reciben críticas internas. Desarrollo Productivo, Interior y Desarrollo Social, al tope del listado.

04-06-2020 05:30

La pandemia trastocó todas las planificaciones y obligó al Gobierno a cambiar las prioridades. Los fondos para hacer frente a la emergencia sanitaria, para paliar la crisis económica y para socorrer las cuentas de las provincias se privilegiaron en desmedro de otros. Así, carteras como el ministerio de Turismo y el de Desarrollo Territorial y Hábitat vienen siendo, en los últimos dos meses, los que menos recursos ejecutaron. Pero no todo es responsabilidad del coronavirus: esas dos carteras, justamente, también vienen recibiendo críticas internas por el manejo de la gestión que realizan sus ministros, Matías Lammens y María Eugenia Bielsa.

Si el análisis de la ejecución presupuestaria se reduce solamente a los meses de abril y mayo (en marzo solo hubo diez días de cuarentena), el total del gobierno gastó el 22% del presupuesto anual que tiene disponible. Solamente cinco carteras gastaron por encima de ese promedio, mientras que las otras 17 quedaron por debajo. Algunas por mucho, como el caso de Turismo, que gastó el 6,4% de sus fondos en esos dos meses, y Hábitat (6,6%). Después los siguen Transporte (10,1%), Ambiente (10,1%) y Mujeres, Género y Diversidad (10,3%). 

infografías-20200603

Por el contrario, Desarrollo Productivo, Interior y Desarrollo Social encabezan el listado de los que más vienen ejecutando durante la cuarentena. Esas tres carteras muestran que los mayores niveles de ejecución de las partidas en estos últimos dos meses (aunque no discrepan mucho en el total del año) están vinculados a cuestiones vinculadas a la crisis económica. 

En el caso de Desarrollo Productivo, que lidera Matías Kulfas, hay dos presupuestos principales que explican la fuerte ejecución: el programa de financiamiento a la producción y el de los subsidios a la energía eléctrica. El primero llevaba gastado hasta marzo poco menos de $ 2.000 millones y en abril pegó un salto a $ 30.000 millones y en mayo a $ 37.000 millones. La Secretaría de Energía, en tanto, había gastado menos de 20 millones en enero y febrero, y subió exponencialmente a 25.000, 29.700 y 40.800 millones en los meses sucesivos, acompañado por una renegociación del esquema de subsidios con las empresas ante el escenario de congelamiento tarifario (que incluso había arrancado antes de la pandemia).

Turismo en la pandemia: el plan de Juntos por el Cambio para reactivar al sector

En Interior creció fuerte el auxilio a las provincias por la merma en la recaudación, sobre todo por refuerzos otorgados en abril. Desarrollo Social, por su parte, tuvo que casi triplicar los fondos que invertía en el programa de Políticas Alimentarias, de los 5.700 millones en febrero a 14.500 millones en mayo. 

Salud y Trabajo son los otros ministerios que en los últimos dos meses gastaron por encima del promedio. El primero, claro está, por las medidas tomadas para mejorar el sistema sanitario para hacer frente a la pandemia de Covid-19. Mientras que en el presupuesto de Trabajo está incluida la Anses, que viene gastando arriba de $ 250.000 millones por mes. 

infografías-20200603

Subejecución. La cartera de Bielsa ya había sido noticia a los pocos meses de arrancada la gestión, por la mínima ejecución que había mostrado (0,2% hacia fines de febrero). Levantó el ritmo en marzo y abril, pero en mayo volvió a bajar considerablemente. Justamente, su cartera fue centro de noticias en las últimas semanas luego de que Alberto Fernández anunciara un plan federal de viviendas con el que se buscará reactivar la obra pública tanto en el Conurbano como en el interior del país. Pero en los números todavía no se ve reflejado: en mayo invirtió apenas el 10% de lo que había invertido en abril (170 millones versus 1.800 millones). A diferencia de lo que pasa con el ministerio de Obras Públicas, que levantó su nivel de ejecución, a Vivienda el parate por la cuarentena le afectó más de lleno ya que su construcción no estaba incluida como una excepción.

Un argumento que repiten los funcionarios es que, por manejos burocráticos, hay partidas que muchas veces terminan impactando más adelante en las cuentas públicas. Algo cierto pero que aplica para todos por igual. 

infografías-20200603

Desde Turismo explican que “la principal función del ministerio, que es la promoción turística, no se pudo hacer y se tuvo que redireccionar la gestión, y eso lleva un tiempo”. Aclararon que a principios de abril recibieron más fondos, y que eso afecta al nivel de ejecución. Es un argumento que choca con lo que pasó con otras carteras, como Interior, Salud, Desarrollo Social, que recibieron ampliaciones presupuestarias incluso superiores y tienen niveles de ejecución por encima del promedio. 

Casi 200 mil empresas recibirán el ATP para pagar salarios de mayo
 

“Se hicieron cosas y se van a hacer mucho más”, aclaran desde el ministerio y enumeran un plan de obras y subsidios para los clubes de barrio (ya hay 2.600 inscriptos) y un plan de recuperación para el sector turístico “que se va a llevar el grueso del presupuesto reasignado”. “La ejecución va a terminar el año en promedio con el resto de los ministerios”, anticipan. 

“Es un ministerio que estuvo cruzado por internas desde el principio y paralizó todo un mes y medio, y después no tienen gestión, no funciona. Tenés a los clubes de barrio a las puteadas”, sostiene un funcionario de otra área. Un tuit de Jorge Rial, criticando a Lammens por “no aparecer”, terminó de exacerbar el clima interno. “Se están haciendo un montón de cosas para los clubes y no debe estar al tanto”, replican cerca del ministro, sin ánimos de entrar en la polémica.

Con una recaudación creciendo apenas al 12% interanual en mayo (descontando la inflación sería una caída del 22%) y los gastos subiendo al 90%, el manejo del presupuesto, en donde tiene un rol central la vicejefa de gabinete, Cecilia Todesca, promete ser un ejercicio de malabares para el Gobierno. Pandemia mediante, el panorama por delante es difícil de proyectar.

GZ / DS