lunes 26 de julio de 2021
POLITICA TUCUMÁN
23-12-2019 09:52

Asaltaron un kiosco y llegó una clienta: "Entre nomás mami, estamos robando, no le vamos a hacer nada", le dijeron

La secuencia quedó grabada por una de las cámaras de seguridad del local. Mirá el video.

23-12-2019 09:52

Dos delincuentes ingresaron a robar a un kiosco de San Miguel de Tucumán y tuvieron una insólita reacción cuando una mujer también llegó al lugar sin advertir lo que ocurría: "Entre nomás mami, estamos robando, no le vamos a hacer nada", le dijeron. La secuencia quedó registrada por una cámara de seguridad del local.

Dos hombres con cascos de moto puestos ingresaron al negocio ubicado en la intersección de las calles Jujuy y Lavalle, en la capital tucumana, el sábado 21 de diciembre por la noche. Allí obligaron al empleado a tirarse al piso y tomaron la caja con la recaudación: "No vas a gritar nada porque te vamos a matar", le gritaron al trabajador.

Acto seguido, se puede observar en el video que una clienta ingresa al kiosco para comprar algo. Los delincuentes la saludan y le comentan que no se preocupe, que no le va a pasar nada, tal y como quedó filmado. "¡Buenas! Entre nomás, mami, no le vamos a hacer nada a usted. Estamos robando" precisaron, según consignó el medio local La Gaceta.

El comercio sufrió con el del sábado tres robos en los últimos meses. "Las tres veces que entraron fueron iguales, con los delincuentes armados. En uno de esos robos se le escapó el tiro al ladrón y murió desangrado", relató el dueño del comercio en declaraciones al mencionado portal. En ese sentido, denunció: "Esta vez se llevaron la caja entera y el celular del empleado, hay una impunidad total".

Qué dice la "ley antimotochorros" que la oposición quiere aprobar tras el crimen del turista

El hombre manifestó, indignado: "Da mucha bronca porque no hay un policía en esa zona. Desde que estoy ahí, hace seis o siete meses, a mí me han robando tres veces; a la panadería de la par, también tres veces; a otro drugstore de la cuadra, dos veces, robaron dos autos y todo el tiempo arrebatan celulares en la plaza".

El comerciante relató que hizo la denuncia sólo "para que quede constancia y ver si ponen un policía" pero no cree que el tema de la inseguridad. "La situación está muy difícil para los negocios chicos y si trabajás con rejas te bajan hasta un 40% las ventas. Necesitamos un policía", reclamó.

F.D.S./F.F.