viernes 07 de mayo de 2021
POLITICA Espionaje ilegal
18-06-2020 00:00

Una investigación con dos frentes y nombres que no figuran en el expediente judicial

Presentaciones en la Bicameral, mientras se investiga en la Justicia federal, y nombres que circulan, pero no están en el expediente, parte de lo que sucede entorno de la investigación por espionaje ilegal.

18-06-2020 00:00

La investigación por espionaje ilegal que tramita en los tribunales de Lomas de Zamora atrae por estas horas, todas las miradas.

Con un largo listado de personas afectadas, el expediente amenaza con convertirse sólo en la punta del iceberg de un entramado mucho mayor. Hasta el momento se relevó alrededor de la mitad del material que da muestra de las maniobras de espionaje contra un amplio número de víctimas entre las que hay políticos, periodistas, sindicalistas y referentes de la iglesia católica y movimientos sociales y originarios, entre otros. Entre ellos sobresalen los de CFK, Horacio Rodríguez Larreta y Emilio Monzó, o los de la ex gobernadora María Eugenia Vidal y la legisladora Graciela Camaño.

Pero a ese listado parecieron querer sumarse, en las últimas horas, otros que, al menos de momento aún no figuran en la justicia y, por ende, no fueron citados desde el juzgado de Federico Villena, el hombre a cargo de la causa. En el caso, la principal hipótesis de la justicia es la de que, en los últimos años, funcionó una organización criminal con inserción en el Estado Nacional, Provincial y Local, en la que sus integrantes cumplieron diferentes roles estratégicos, valiéndose de su calidad de empleados públicos y agentes o dependientes de las Fuerzas de Seguridad o Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante los años del macrismo, cuando esta estaba bajo la órbita de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. 

Espionaje ilegal: Monzó, Massot y Moyano, los próximos a presentarse en la causa

Respecto de los nombres que no figuran en el listado original que tiene la justicia tras relevar material recabado en allanamientos, algunos se refieren a ellos como “autovíctimas”. Sostienen que buscan "meterse por la ventana en la causa", en tanto que otros consideran que parte de la mención de algunos de ellos puede tener que ver con las versiones que parte de los agentes bajo investigación en el caso, mencionaron en sus presentaciones ante la Comisión Bicameral de Inteligencia, que interviene en el caso. De uno u otro modo son varios lo que aparecieron mencionados en las últimas horas, pero que no figuran, al menos de momento, en el expediente que tramita en la justicia federal. Por su parte, en el juzgado de Lomas el silencio es total y absoluto. El hermetismo total que sobrevuela el lugar sólo se rompe con las visitas de algunas de las víctimas, de las cuales hasta ahora, la mayoría eligió convertirse en querellante. 

Quienes conocen de cerca el devenir de las causas que involucran a personas del submundo de la Inteligencia creen que las filtraciones que hubo hasta ahora sobre posibles nombres que no están en el expediente, así como de imágenes que no constan de allí, también pueden provenir, precisamente, del mundo de los espías. “Acá nadie quiere quedar presos. Quienes hayan hecho inteligencia no son idiotas, sabe que tiene altas chances de ir a la cárcel y por eso puede haber una búsqueda para cubrirse”. Lo mismo, entienden, puede pasar con fotos que aparecen y que, aseguran, de momento tampoco están en el expediente, aunque nadie descarta que puedan aparecer cuando el material que resta analizar sea descargado. "Es una causa con 20 imputados ya, imaginate que puede salir desde cualquier lugar", agregaron las fuentes consultadas. En tanto que sobre los nombres que aparecen en medios como posibles afectados, pero no están en la causa no sólo pueden tener que ver con lo que pueden mencionar los implicados, sino también quienes quieran figurar allí por diversos motivos, incluso para despegarse de sospechas- o bien por el sólo hecho de figurar. 

Espionaje ilegal: Cristina pidió que se investigue una reunión de 2016 en Casa Rosada

Por eso resaltan que en la justicia que, de momento, los únicos nombres que está acreditados que fueron espiados, y por ende son víctimas, son los siguientes: Cristina Fernández de Kirchner, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno porteño; a Monseñor Jorge Rubén Lugones, Obispo Diocesano de Lomas de Zamora; a; el camarista Martín Irúrzun; la legisladora Graciela Camaño, su esposo, el sindicalista José Luis Barrionuevo; Emilio Monzó, ex Presidente de la Cámara de Diputados; Diego Santilli, Vicejefe de Gobierno porteño; Nicolás María Massot, ex Diputado; la ex gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; el líder de Camioneros, Hugo Moyano; el diputado Waldo Wolff; el senador Maurice Closs; los intendentes Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora y Jorge Ferraresi, de Avellaneda así como el ex titular de la municipalidad de La Plata, Pablo Bruera; los periodistas del diario La Nación, Hugo Alconada Mon y Marcelo Veneranda; el Padre José María Di Paola; Salvatore Pica, novio de Florencia Macri, hermana menor del ex presidente, Mauricio Macri; e integrantes de la Comunidad del Pueblo Mapuche en Argentina.

CD / DS