Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 20 de noviembre de 2019 | Suscribite
PROTAGONISTAS / En proceso de recuperación
sábado 19 octubre, 2019

A dos semanas de su impasse, preocupa la salud de Lanata

El periodista primero se internó por los dolores continuos debidos a la caída que sufrió en la radio. Luego tuvo un cuadro de sepsis y se maximizaron los cuidados.

por Agustín Jamele

Lanata. Preocupa una infección que complicó su salud. Foto: cedoc
sábado 19 octubre, 2019

La preocupación por la salud de Jorge Lanata continúa incluso luego de que decidió hacer una pausa profesional para cuidarse. El conductor se encuentra internado por una complicación reciente. La caída que sufrió hace pocas semanas le ha dejado fuertes dolores en la espalda y se esfuerza por que eso no le afecte por demás la movilidad. "Se asustó bastante en ese momento, y fue determinante para tomar la decisión de dejar temporalmente el programa de televisión y la radio", aseguraron a PERFIL compañeros de trabajo al anunciarse su impasse.

Al principio la internación estuvo relacionada directamente con su adicción al cigarrillo. Los médicos le explicaron que si realmente quiere recuperarse deberá dejar de fumar, y por eso se decidió que la mejor opción era instalarlo en un lugar donde lo ayudaran con ese proceso. Si bien él siempre fue reacio a abandonar este hábito –intentó varias veces pero nunca pudo–, en estas circunstancias no le quedó otra opción que aceptar.

Sin embargo, en los últimos días se supo que a Lanata lo aqueja otra cuestión de salud. El periodista estaría atravesando un cuadro de sepsis, y por su situación particular requiere atención especial o "enérgicos", como detallaba el parte médico en ocasión de la internación que motivó su decisión de alejarse de los medios. Por esa razón, el abordaje que están realizando los médicos es multidisciplinario e intensivo. "Sobre todo por su cuadro de obesidad y diabetes", señalan los profesionales.

Detalles del retiro temporario de Jorge Lanata

Es por eso que, además de quitarle el cigarrillo, se lo está sometiendo a una dieta sumamente controlada. Durante los siguientes meses solo podrá comer una limitada cantidad de alimentos que fue indicada por un nutricionista. De esta manera se busca que, sumado a los medicamentos, este régimen comience a equilibrar su cuadro actual de manera lenta pero constante.

A prueba de todo. Conjuntivitis, gripe A, un virus gastrointestinal y una pérdida de la tonicidad muscular que lleva a la falta de equilibrio son algunas de las complicaciones que tuvo Lanata en este último tiempo. Y sin dudas, una de las peores fue la caída que sufrió en su casa y que le causó un sangrado importante. Fue a partir de ese momento que aceptó hacer los traslados en silla de ruedas para evitar esfuerzos físicos al caminar.

Si bien en un primer momento el propio periodista aseguró que solamente serían unos meses y que luego volvería a trabajar, todo indicaría que el regreso podría posponerse aún más. “Por ahora solo pensamos en que se recupere. Este último año sufrió varias recaídas y es mejor que descanse todo lo posible y se recupere correctamente antes de volver”, explica su entorno.

El círculo íntimo de Jorge Lanata está pendiente de cada decisión que se toma en relación con su salud. "La verdad es que necesitaba parar un poco. Se lo veníamos diciendo todos, aun a costa de sus puteadas. Es un hombre joven y necesita dedicarse a él", aseguraron a PERFIL. Y esto no solo aplica a los cuidados físicos, sino también a la exposición que tiene como figura pública.

Lanata apuesta a un regreso en 2020, para el que deberá dejar su hábito más adictivo

Afectos y protección. La primera en salir a contestar los rumores fue su ex mujer, Sara Stewart Brown, quien a través de las redes sociales pidió que no se hicieran especulaciones mediante teorías conspirativas. Sus compañeros de trabajo siguieron el mismo camino, asegurando que no podían creer cómo había gente que pudiera pensar que había motivos políticos detrás de su retiro voluntario.

Lo cierto es que el estado de salud actual de Lanata es delicado y requerirá mucho tiempo y cuidados especiales. Por ahora está descartada cualquier aparición mediática para abocarse a lo prioritario y finalmente lo más importante, que 2020 lo encuentre recuperado y frente a un micrófono y la cámara.

Las próximas semanas serán cruciales para estabilizar su cuadro general, pero una vez finalizada esa etapa deberá continuar con las indicaciones que prepararon sus médicos, ya que la principal preocupación de los profesionales es que, debido a su condición de inmunodepresión, temen que en el futuro cercano se sumen más afecciones a las que ya tiene el conductor.

Como todo lo relativo a su mundo privado, tanto él como quienes lo rodean se mantienen infranqueables sobre esta nueva etapa del conductor. La prioridad está puesta en su recuperación y en que haga propio los cuidados que deberá seguir a rajatabla.


Una defensa del cuerpo

Enrique Garabetyan

La sepsis o septicemia es una infección diseminada que ocurre como consecuencia de una respuesta exagerada del sistema inmunológico frente a una infección causada, en la mayoría de los casos, por una bacteria que ingresa al organismo. "Puede producirse por la diseminación de una infección que comienza –con frecuencia– en los pulmones, las vías urinarias o la piel. Y cuando ocurre en personas internadas se agregan los catéteres endovenosos, el uso de respiradores o las intervenciones", explicó a PERFIL el doctor Gabriel Levy Hara, titular de Microbiología y Enfermedades Infecciosas en la Facultad Maimónides y jefe de la Unidad de Infectología del Hospital Durand.

Levy Hara agregó que es muy común: "La vemos todos los días en cualquier institución médica". Un punto clave para determinar su evolución es la edad y la condición previa del paciente. Si se trata de una persona mayor o si su sistema inmunológico está afectado por diferentes razones (como cáncer, inmunosupresión por trasplantes o HIV), la situación suele ser más severa.

Tras el diagnóstico, el tratamiento "consiste en un adecuado soporte vital –hidratación y aporte de oxígeno– y se debe iniciar a la brevedad un tratamiento con los antibióticos recomendados para cada caso según el foco de origen. Usualmente, en 48 horas, por medio de cultivos y análisis bioquímicos se determina la clase de bacteria y se recurre al antibiótico específico. Es esencial respetar el antibiótico con el espectro adecuado y ya no es necesario indicar antibióticos más potentes, que probablemente generen resistencia sin aportar beneficios. Los protocolos actuales, si se aplican en el menor tiempo posible –no más de unas horas para tener el diagnóstico–, han logrado reducir muchísimo la mortalidad, que ronda el 5%. Pero según la situación general de salud, la edad, el haber sido fumador y/o tener patologías como diabetes, alcoholismo u obesidad, se puede elevar ese porcentaje".


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4819

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.