lunes 20 de septiembre de 2021
PROTAGONISTAS Un nuevo “Game of thrones”
15-08-2021 03:00

Roemmers y los 35 millones de euros invertidos en un tráiler

Algunos videos de dos minutos y un tráiler es lo único disponible de la serie en la que el empresario invirtió 35.264.686 euros.

15-08-2021 03:00

Un caso policial estalló en España hace un mes y la figura central fue José Luis Moreno, un famoso productor de ese país. La investigación aún en curso ya acumula más de 900 folios y es donde apareció el nombre de Alejandro Roemmers. En su caso, como víctima de una estafa por parte de Moreno. El empresario argentino y José Luis Moreno se asociaron en 2018 en la empresa Dreamlight International Productions para la realización de Glow & Darkness (Resplandor y tinieblas), una miniserie de 45 capítulos sobre la vida de San Francisco de Asís que rodaría en España, Italia, Francia, Egipto y Marruecos. En un primer momento, los primeros informes de la investigación señalaron que Moreno se habría quedado con 16 millones de euros de los 32 millones que Roemmers habría invertido para esa miniserie. Eso se desprendió de grabaciones hechas a dos secretarias del español.

A más de un mes de que el caso se hiciera público, Roemmers había emitido dos comunicados solamente vía un abogado argentino. Recién el miércoles último habló con un programa de televisión español, y confirmó algunos datos que ya circulaban, sobre todo en España. Y también refrendó el motivo altruista y no comercial que lo llevó a asociarse con Moreno para producir esa miniserie que, por su enorme despliegue, varios medios ibéricos bautizaron como el “Game of Thrones” español. 

Millones invertidos. Dado que algunos medios de España emitieron comentarios sobre los posibles motivos por los que, ante la estafa, Roemmers no hablaba sobre su socio, el empresario argentino emitió un extenso comunicado. Esta vez, vía Ramón C. Pelayo Jiménez, su abogado español. Un dato importante es que se dio la cifra exacta de lo entregado a José Luis Moreno para la miniserie Glow  & Darkness: 35.264.686 de euros. Por esos millones que giró vía Franciscus Productions SLU –una sociedad que le pertenece–, aún no vio siquiera un capítulo completo; solo un tráiler de menos de dos minutos y algunos clips que de hecho circulan online. 

En el mencionado escrito se explica que, como “admirador apasionado de la figura, vida y obra de San Francisco de Asís, escribió y produjo el musical Franciscus. (...) En España, cedió los derechos al realizador José Luis Moreno, quien produjo la representación del musical, que se realizó en el Palacio Euskalduna de Bilbao en 2018”. Después de esto, él “decidió invertir en la realización de una gran serie internacional” sobre San Francisco, “contando para ello con los conocimientos técnicos, entusiasmo y entrega de José Luis Moreno”. Para la miniserie abrieron en 2018 Dreamlight International Productions, “financiada íntegramente por Roemmers (…), la producción de Glow & Darkness, ha ido siempre avanzando, aunque con importantes demoras y sobrecostos, que Roemmers ha ido financiando igualmente por el que ha sido siempre su único interés en este asunto, llevar a buen término la serie y proceder a su comercialización y difusión”. 

Silencio deliberado. En la entrevista telefónica que Roemmers dio el miércoles último al programa español Cuatro al día, dijo respecto del dinero invertido en la serie: “No sé si todo ha sido papel mojado porque se ha rodado una cantidad de escenas, no lo sé. Tengo lo que dice la prensa, que dice que la mitad se ha gastado, la otra mitad no. Pero, la verdad, yo no lo sé. Todo esto no lo hice como un negocio, lo he hecho como una cruzada. Y por eso también la confianza. Cuando uno hace un negocio, pone auditores, controles, se mueve de otra manera. Acá era una obra de corazón, era un mensaje de amor”. En España, llamó la atención el silencio de Roemmers ante lo que parece ha sido una estafa contra él.  Su abogado español dice que es una actitud deliberada que “responde únicamente a la prudencia de esperar a conocer la realidad, procesal y extraprocesalmente, con la lógica intención de minimizar los perjuicios causados. (…) En ningún caso Roemmers aceptará que su silencio pueda dar lugar a que se viertan insinuaciones o comentarios injuriosos y abiertamente falsos sobre su extensa trayectoria como empresario o escritor, así como sobre su conducta”.