domingo 01 de agosto de 2021
SALUD Pandemia
16-06-2020 10:23

Estados Unidos reveló todo lo que sabe sobre el coronavirus y su transmisión

El Centro de Control de Enfermedades de la nación norteamericana oficializó la evidencia científica emergente sobre el contagio de la enfermedad.

16-06-2020 10:23

Actualización 19/06 a las 11:46 | Una versión anterior de esta nota indicaba erróneamente que el Centro de Control de Enfermedades del gobierno de Estados Unidos (CDC) había afirmado que la carga viral requerida para iniciar la enfermedad sería de ~ 1000 partículas virales (vp) y que había elaborado un listado de actividades en las que eso sucedía. A continuación, la versión correcta: 

El primer caso de coronavirus reconocido por China se remonta al 10 de diciembre de 2019. Se trata de Wei Guixian, una vendedora de camarones del mercado de Wuhan donde se presume arrancó la epidemia. Desde ese entonces que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y científicos de todo el mundo tratan de recopilar la mayor cantidad de información posible sobre esta enfermedad.

El desconocimiento sobre el COVID-19 hizo que algunas informaciones que se difundieron hace unos meses hayan quedado obsoletas o se modificaron ante la aparición de nuevos datos. En ese marco, el Centro de Control de Enfermedades del gobierno de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) oficializó la evidencia científica emergente sobre la transmisión del coronavirus.

Todavía estamos aprendiendo sobre cómo se propaga el virus y la gravedad de la enfermedad que causa, alertó el CDC

Uno de los datos relevantes que informó el CDC fue que existe un riesgo muy bajo de transmisión de coronavirus desde las superficies y a la hora de realizar de actividades al aire libre. Sin embargo, el riesgo de contagio es muy alto en reuniones en espacios cerrados, como oficinas, lugares para servicios religiosos, cines o teatros.

"Se cree que la COVID-19 se propaga principalmente a través del contacto cercano de persona a persona. Algunos individuos sin síntomas pueden transmitir el virus. Todavía estamos aprendiendo sobre cómo se propaga el virus y la gravedad de la enfermedad que causa", indicó el CDC.

Difusión de persona a persona:

  • Entre personas que están en contacto cercano entre sí (dentro de unos 2 metros).
  • A través de gotas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose, estornuda o habla.
  • Estas gotas pueden caer en la boca o la nariz de las personas que están cerca o posiblemente se inhalen en los pulmones.
  • El COVID-19 puede ser transmitido por personas que no muestran síntomas.

"El virus que causa COVID-19 se está propagando de manera muy fácil y sostenible entre las personas. La información de la actual pandemia de COVID-19 sugiere que este virus se está propagando de manera más eficiente que la influenza, pero no tan eficientemente como el sarampión, que es altamente contagioso. En general, cuanto más estrechamente interactúa una persona con los demás y cuanto más larga sea esa interacción, mayor es el riesgo de propagación de COVID-19", sostiene el organismo.

Si bien el mayor contagio es de una persona a otra, es posible contraer COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tiene el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos. "No se cree que esta sea la forma principal de propagación del virus, pero aún estamos aprendiendo", se puntualiza.

El mayor contagio es de persona a persona, según el CDC

En cuanto a la propagación entre seres humanos y animales, se apunta: "En este momento, el riesgo de propagación de COVID-19 de animales a personas se considera bajo.  Parece que el virus que causa COVID-19 puede propagarse de personas a animales en algunas situaciones. Los CDC conocen que un pequeño número de mascotas en todo el mundo, incluidos gatos y perros, están infectadas con el virus que causa COVID-19, principalmente después de un contacto cercano con personas con COVID-19".

Finalmente, el organismo indicó que la mejor manera de prevenir enfermedades es evitar exponerse a este virus. Las medidas para frenar la propagación son:

  1. Mantener una buena distancia social (aproximadamente de 2 metros). 
  2. Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón. Si no se tienen estos elementos disponibles, usar un desinfectante para manos que contenga al menos 60% de alcohol.
  3. Rutinariamente limpiar y desinfectar las superficies frecuentemente tocadas.
  4. Cubrirse la boca y la nariz con un paño que que tape la cara cuando se está cerca de otros.

B.D.N./FF