miércoles 27 de mayo de 2020 | Suscribite
INTERNACIONAL / Pandemia de coronavirus
viernes 22 mayo, 2020

Wuhan, la ciudad china donde nació Covid-19, prohibió venta y consumo de animales salvajes

El mercado Huanan, en Wuhan, se transformó en el epicentro de la enfermedad. Fue clausurado el 1 de febrero. Allí se vendían una diversidad de especies silvestres, actividad que ahora se restringe totalmente.

Galería de imágenes


Fotogalería
ZOONOSIS. El maltrato a los animales puede estar en el principio de la crisis sanitaria. Foto: cedoc

Las autoridades de la ciudad china de Wuhan, donde a finales del año pasado se detectó por primera vez el coronavirus, reafirmaron la disposición del gobierno central que prohíbe el consumo y comercio de animales salvajes.

Las plataformas de comercio en línea, los mercados y los restaurantes, así como las compañías de transporte y logística, no podrán ofrecer servicios o lugares para el consumo de alimentos provenientes de la vida silvestre, según comunicó el gobierno de la ciudad en su sitio web.

Durante los próximos cinco años, los habitantes de la urbe no podrán transportar, vender, comprar, consumir ni tampoco cazar esas especies. La caza solo será posible para organizaciones científicas y médicas con objetivos de investigación.

Restricciones similares se aplican a la cría de animales no domesticados, excepto con fines de "protección de especies, investigación científica y exhibiciones (como zoológicos y parques de vida silvestre)", previamente aprobados por el gobierno.

El brote del coronavirus empezó en Wuhan a finales de diciembre del año pasado y en casi cinco meses se ha llevado la vida de más de 329.000 personas en todo el mundo, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Si bien el mercado mayorista de mariscos Huanan en Wuhan, que fue el foco inicial del brote, no se ha confirmado como la fuente de la crisis de salud, se sabía que había vendido animales salvajes y aves de corral antes de que se cerrara en enero.

Tráfico y consumo de animales podrían llevar a la humanidad al borde de una nueva pandemia

Compensaciones económicas

El 8 de abril, la Administración Nacional de Silvicultura y Praderas publicó un aviso que requería que los funcionarios locales compensaran económicamente a los criadores, y varias provincias, incluidas Hunan, Guangdong y Jiangxi, respondieron a esta directiva.

El lunes, el gobierno de Hunan anunció que haría pagos únicos a los criadores de 14 tipos de animales salvajes, incluidas ratas de bambú, conejillos de Indias, ciervos muntjac, pangolines, civetas y serpientes, sujetos a que liberen a los animales de nuevo en la naturaleza. Los montos de compensación en este caso varían, desde los los 24 yuanes (u$s 3.40) por un conejillo de indias hasta los 2.457 yuanes por un ciervo muntjac (especie que llega a alcanzar los 95 cm. de longitud y unos 18 kilos de peso). 

En opinión de Zhou Haixiang, miembro del Comité Nacional Chino para el Hombre y la Biosfera, un grupo de protección ambiental: “Es bueno ver que China está dando incentivos a las personas que cazan, crían o venden vida silvestre. Es importante cuidarlos y no dejarlos varados ”

Zhuo agregó, sin embargo, que "las prohibiciones son sobre el consumo de vida silvestre, pero desde un punto de vista ecológico, deberíamos prohibir todo uso comercial de animales salvajes". Los animales criados para la alimentación constituyeron solo el 30 por ciento del total, mientras que las operaciones comerciales, como las granjas de pieles y los parques de vida silvestre, representan el 70 por ciento.

HV / DS


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5008

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.