sábado 28 de marzo de 2020 | Suscribite
SOCIEDAD / Exclusivo diario perfil
sábado 19 enero, 2008

Abuelos contratan strippers para divertirse en sus fiestas

Cada vez son más las mujeres y hombres que contratan strippers para que animen sus encuentros. El caso del centro de jubilados y pensionados Alfonsina Storni es sólo un ejemplo que confirma una incipiente tendencia.

Foto: Pablo Senarega
sábado 19 enero, 2008

En la era del Viagra y de la exhibición sexual on line, y gracias a la proliferación de sexólogos y espacios de reflexión en los medios, los tabúes de la tercera edad parecen haber sido liberados, ya que cada vez son más los abuelos y abuelas que deciden contratar strippers para despedir el año o festejar cumpleaños, consultan a sexólogos de manera individual o en pareja, y cenan en lugares que ofrecen comida afrodisíaca y shows eróticos.

“En nuestro centro de jubilados ya es la segunda vez que contratamos a un grupo de bailarines erótico”, explicó una señora de 80 años, miembro del centro de jubilados Alfonsina Storni. “ Si bien no llegaron a desnudarse, insinuaban y mostraban un bulto pronunciado mientras representaban números de flamenco y tango, entre otros” confiesa la mujer.

“Al acercarse a mi mesa me dejó tocar el palo que representaba su pene, con mucho respeto y educación”, agregó la señora sin pudor. A modo de reflexión final, sostuvo que “el sexo en la tercera edad es natural, reanima y ayuda a estar bien, a tener ganas de arreglarse y disfrutar del cuerpo; sin duda, es la fórmula del rejuvenecimiento”.

Sin distinción de clase social, los strippers recorren countries, barrios de mediano poder adquisitivo, zonas humildes y hasta villas, para cumplir con la demanda de las generaciones del 30.

“Generalmente, nos piden que animemos fiestas privadas para las que se alquilan salones o se usa el domicilio, y en algunas oportunidades también en centros de jubilados, como ocurrió hace poco en uno de la zona sur. En este caso, se festejó fin de año con una respuesta increíble de más de 30 abuelas que bailaron y no pararon de sacarse fotos con el stripper”, relató Damián, de la empresa Showdestripper.com.ar.

Con un costo de 200 pesos aproximados, la contratación promete un stripper que realizará dos o tres “números”, acompañados de distintos disfraces durante más de 40 minutos. Según la experiencia del mencionado stripper, “ el disfraz de médico y enfermero es el más requerido, aunque la oferta es amplia, y también es bien valorado el de ‘romántico’, es decir, el hombre vestido de traje y sombrero”. Más información en la Edición Impresa.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4948

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.