martes 05 de julio de 2022

Carlotto y su nieto pasarán separados su primer 24 de marzo

Participarán en actos diferentes. Ignacio tocará con León Gieco y Palo Pandolfo en Olavarría, mientras la titular de Abuelas irá a Plaza de Mayo.

22-03-2015 14:09

Pasaron 39 años del golpe cívico-militar y recién este 24 de marzo al reclamo del “Nunca más” se le suma la celebración de la recuperación de Ignacio, el nieto de Estela de Carlotto.

“Camino al sol, que hace la sombra de todo igual / si al estrujar el viento contra un pecho labriego / ya no hay heridas que marquen los brazos de un hombre entero / ni hay canciones que apañen lo que no guarda en el pecho”. Esa es una de las estrofas de la canción que el año pasado Ignacio escribió para conmemorar el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia.

Casi un año después y luego de recuperar su identidad, el nieto de Carlotto realizará el martes un concierto junto a León Gieco y Palo Pandolfo, en la ciudad donde fue criado por sus padres adoptivos, Olavarría. Al finalizar su show se intervendrán 37 árboles plantados en homenaje a los desaparecidos en Olavarría.

Por su parte, Estela encabezará una marcha a Plaza de Mayo. Desde las 14, el martes, bajo la consigna “Defendemos las victorias y vamos por más democracia”, marcharán distintas organizaciones cercanas al kirchnerismo, como Abuelas de Plaza de Mayo, HIJOS y el conglomerado de Unidos y Organizados, entre otras, partiendo desde Avenida de Mayo y 9 de Julio para luego dirigirse hacia la histórica plaza. Pese a que se esperaba que Carlotto e Ignacio pasaran el día juntos, sus allegados aseguran que “para ambos lo importante es su relación en la intimidad de la familia, el estar juntos en los actos públicos es algo que espera mucha gente pero para ellos lo importante es su vínculo y disfrutar este nuevo presente”.

A sus 36 años, Ignacio se transformó en una figura pública el pasado 5 de agosto, día en el que se enteró que era “Guido”, el nieto de Estela de Carlotto. Todo fue posible gracias a que, motivado por su pareja, Celeste Madueña, se presentó voluntariamente a la sede de Abuelas para realizar los exámenes de ADN, con la sospecha de ser hijo de desaparecidos. Los resultados revelaron que es el hijo de Laura Carlotto –asesinada por la dictadura– y toda su vida giró 180º. Hoy mantiene vínculo con sus primos, tíos, sin dejar de apreciar y valorar la crianza de sus padres adoptivos.

Esta semana la jueza Servini de Cubría fue apartada de la causa que investiga su apropiación.

En esta Nota