sábado 10 de abril del 2021
SOCIEDAD En Neuquén
08-04-2021 19:51

Condenaron por abuso sexual a un hombre gracias a una canción infantil

Le dieron tres años de prisión condicional. Había abusado sexualmente de una adolescente y dos niñas, quienes revelaron su situación tras conocer la canción 'Hay secretos', de Canticuénticos.

08-04-2021 19:51

Una canción de la banda de música infantil santafesina Canticuénticos, que insta a no guardar "secretos que hacen mal", sirvió como disparador para que una niña neuquina de 7 años pudiera contárselo a su hermana adolescente y ésta, a su vez, se animara a revelar los abusos que sufrió de parte de un vecino. 

Este miércoles 7, la justicia neuquina condenó a tres años de prisión a ese vecino de Zapala. La nena que llevó la canción a su casa contó que el profesor de música le había enseñado una canción sobre los secretos "que hacen mal" y, luego de esa conversación, su hermana adolescente pudo expresar situaciones de abuso, lo que llevó a que otras dos nenas del barrio también se animaran a hablar.

La jueza penal de Zapala Carolina González decidió que la canción Hay secretos, de Canticuénticos, se escuchara al finalizar la audiencia en la que declaró culpable al abusador, que para muchos era considerado "un buen vecino".

"Los magistrados tenemos excelentes oportunidades para visibilizar cuestiones como la importancia de la ESI (Educación Sexual Integral), sólo necesitamos 'imaginación' para buscar las formas y los momentos para transmitir, y animarnos a salir de los protocolos vacíos", explicó la jueza este miércoles 7 a la agencia Télam.

"Compartir un tema musical y un video en un veredicto podría pensarse como algo fuera de lugar, pero no lo es en absoluto", dijo; y agregó que "las salas de audiencias deben ser lugares pacificadores y pedagógicos también, porque no se trata sólo de imponer castigos, hay que ayudar a reparar daños".

“Mientras filmábamos el video de una canción de cuna del disco anterior, pensé que tantas nenas y nenes seguro se dormirían con miedo y angustia, en lugar de con mimos y palabras de cariño. Y así como desde las canciones acompañamos lo bello de la niñez, también debíamos ayudar a transitar y tratar de resolver lo horrible, lo trágico. Pero, ¿cómo poner en música y palabras un intento de ayuda para quienes  padecen maltratos y abusos?”, contó a Perfil en 2019 Ruth Hillar, una de las fundadoras de Canticuénticos. 

Hicieron una canción que ayuda a los chicos a identificar abusos

La ayuda llegó en un mensaje de una profesional que trabaja en prevención del abuso: “Sabrina Medina nos escribió diciendo que casi no existe arte infantil sobre ese tema. Nos juntamos y apareció ‘Hay secretos’. Busqué la atención de los adultos, responsables de estar atentos, de ofrecer confianza, contención. Por eso, en los estribillos cantan los chicos pidiendo ayuda; los grandes asumiendo la responsabilidad de enfrentar el problema”, agregó Hillar.

El video, además, muestra situaciones en las que el abuso se refleja como una nube que llueve sobre el o la niña que lo padece, sutil, pero sin medias tintas. “El tema está escondido entre las paredes de la propia casa o la de familiares, entre los muros de iglesias y colegios, y socialmente ha existido ese silencio, mirar hacia otro lado y hasta callar historias familiares”, explicó la autora.

La canción, además, ya es parte de los contenidos de Educación Sexual Integral (ESI) en varios jardines y escuelas de todo el país. “Queremos que ayude a quienes sufren y proteja a quienes corren riesgos. En la ESI se trabaja sobre el cuidado y respeto del propio cuerpo y del cuerpo de otros, otras y otres. Es increíble que haya un movimiento que dice querer proteger los derechos de la niñez y cuestiona su  implementación”, sumó. 

La jueza destacó la importancia de la ESI "que busca educar en valores tan importantes como el cuidado del cuerpo y la salud, respetar la diversidad, valorar la afectividad y reconocer la perspectiva de género" y señaló que "la escuela está, precisamente, para inculcar esos valores que en ocasiones están en casa, y en otras ocasiones no".

Al referirse a quienes se oponen a la implementación de la ESI en las escuelas, expresó que "no hay derecho a educar a un hijo o hija machista, homófobo o violento", y aseguró que "trabar este tipo de educación es también un forma de maltrato grave para el futuro de todos ellos".

"Conozco muchos casos en los que la ESI fue fundamental, porque las malas noticias de todos estos 'malos' que quitan la niñez llegan a nuestro conocimiento generalmente por docentes valientes que le ponen el cuerpo a estas situaciones", manifestó González.

También afirmó que el acusado fue condenado a tres años de prisión de ejecución condicional "bajo determinadas reglas de conducta" por los delitos de abuso sexual simple continuado (en perjuicio de la adolescente), abuso sexual simple continuado en grado de tentativa (por una de las niñas) y abuso sexual simple en grado de tentativa (por la otra niña).

"Las madres de las víctimas, tras el veredicto, estuvieron conformes con el fallo y tuvimos una charla como parte de la audiencia donde pudieron expresar sus sentimientos", aseguró la magistrada. Y sostuvo que "estas víctimas querían que se sepa la verdad, que exista una consecuencia y empezar a partir de ahora a recuperar a sus hijas". 

En esta Nota