lunes 16 de diciembre de 2019 | Suscribite
SOCIEDAD / tras el escandalo en cañuelas
viernes 27 julio, 2018

Crecieron las consultas de pacientes por dudas acerca de médicos truchos

Esta semana, hubo más llamados en los colegios de médicos de Buenos Aires, donde se corrobora si los profesionales cuentan con sus matrículas correctas y habilitadas.

por Josefina Hagelstrom

Hospital. Luego de que se conocieron los casos de los falsos médicos brasileños, renunciaron el director del hospital y el jefe de guardia. Foto: cedoc
viernes 27 julio, 2018

El caso de los falsos médicos de Cañuelas elevó la preocupación de quienes se atienden en guardias de hospitales, clínicas o sanatorios de la provincia de Buenos Aires. Solo en el Colegio de Médicos de Morón, distrito al que pertenece el Hospital Marzetti, donde se desempeñaban las personas denunciadas, recibieron más consultas que las habituales respecto a la matriculación de los profesionales, lo que derivó en más controles.

“A partir de lo que pasó en Cañuelas, que nosotros denunciamos hace un mes, cuando tomamos conocimiento de las irregularidades, tenemos otros casos a verificar con inspectores. Esto provocó cierto revuelo en las personas, que si tienen alguna duda respecto a quién los atiende pueden consultar en el colegio de médicos que corresponda, o llevar una copia de las recetas, y se pone en marcha un sistema de inspección”, explica el doctor Daniel Alonso, tesorero del Colegio de Médicos de Morón.

Aparte de los dos casos de Cañuelas, y los otros cuatro que se están investigando en ese municipio, detectaron otras irregularidades, en Hurlingham y en Morón. En la mayoría de los casos, lo que se constata es que son profesionales que no tienen la matriculación provincial, es decir, que no cuentan con la habilitación correspondiente, ya que con la matrícula nacional que los médicos tramitan cuando gestionan su diploma, solo pueden ejercer en Capital Federal. En Buenos Aires, y otras provincias donde hay colegios de médicos, requieren de una matriculación paralela, mediante la cual corroboran la especialidad que ejercen. O en el caso de los extranjeros, deben tener la validación de su título, trámite que puede llevar hasta un año.

“A los dueños de clínicas o sanatorios les sirven estos profesionales porque les pagan menos, o trabajan en negro. En casi todos los casos son extranjeros”, agrega. Las sospechas o denuncias suelen llegar de los pacientes o por los otros médicos que atienden en esas mismas clínicas. “Nosotros emitimos un certificado que avala que es médico especialista. Y cada cinco años hay una recertificacion obligatoria”, agrega Alonso.

Casi en paralelo con la denuncia de Cañuelas, en San Martín se denunció el caso de otro “falso médico”, en este caso de nacionalidad venezolana, que trabajaba en la Clínica Pedro Salas de ese distrito. “Hicimos la denuncia a partir de que en una de nuestras inspecciones de rutina esta persona no pudo acreditar nada, no tenía papeles, documentación. Entonces se hizo la denuncia a la comisaría, fue detenido y la radicamos en la UFI Nº 6 de San Martín”, aporta el doctor Rubén Tucci, presidente del Colegio de Médicos de San Martín.

Y explica que las clínicas tienen la obligación de presentar dos veces al año el listado con todos los profesionales que trabajan, para verificar si están matriculados. Ante irregularidades, se abren investigaciones. “En los últimos tres años tuvimos más casos, encontramos matrículas falsas, de médicos fallecidos o jubilados; y falta de control por parte de las clínicas, que no consultan a los colegios. Es complejo el tema, esto no es un hecho individual”, agrega.

Desde la Asociación de Médicos de la Actividad Privada (AMAP), gremio nacional de los profesionales de la salud en el sector privado, sostuvieron que abunda este tipo de denuncias, especialmente en ambulancias y clínicas del Gran Buenos Aires.

Cañuelas. Felipe Nori Haggi Lacerda y Thais Soares Costa son los dos ciudadanos brasileños denunciados por ejercer la medicina en el Hospital Marzetti con identidades falsas. En ese contexto, se los investiga por los presuntos delitos de estafa, falsificación de documento público, ejercicio ilegal de la medicina y usurpación de títulos y honores. Nori sería llamado a declarar la próxima semana, mientras que la causa de Soares Costa aún está en etapa de recopilación de pruebas. Y hay un tercer brasileño investigado, mientras que otras tres personas fueron separadas tras el escándalo, porque no estaban colegiadas. Por todo esto, renunciaron el jefe de guardia  y el director del hospital.

En tanto, Héctor De Stéfano, el abogado de Joao Peixoto Dos Santos Neto, a quien Nori le falsificó la matrícula, dijo que su cliente está “shockeado” y se presentará como querellante. “El vino con mucho entusiasmo desde Brasil para estudiar Medicina. Jamás imaginó que iba a pasar por una situación así”, dijo a InfoCañuelas. El joven conoció a Nori en la Universidad de Morón, y actualmente vive en Bariloche, donde trabaja en una empresa de medicina privada.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4845

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.