Despejado
Temperatura:
22º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 16 de octubre de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / DESEMPLEADOS
viernes 13 julio, 2018

De los 22.000 médicos que escaparon de Venezuela, 2.000 están en Buenos Aires

La fuga masiva de médicos, una tercera parte de todos los del país, está acelerando el colapso del sistema de salud venezolano

La fuga masiva de médicos, una tercera parte de todos los del país, está acelerando el colapso del sistema de salud venezolano Foto: AFP

Más de 22.000 médicos escaparon de la crisis venezolana en los últimos meses, según datos de la Federación Médica Venezolana. De ellos, alrededor de 2.000 eligieron como destino la Ciudad de Buenos Aires. La fuga masiva de médicos, una tercera parte de todos los del país, está acelerando el colapso del sistema de salud venezolano, que se tambalea bajo la fuerte escasez de medicamentos e insumos, en un país donde los pacientes deben comprar hasta el bisturí con que los van a operar.

La escasez de medicamentos básicos supera ya más del 85%, lo que quiere decir que un paciente podría tener que recorrer más de nueve farmacias para encontrar un medicamento. La situación afecta especialmente los que se usan para tratar enfermedades crónicas, como la diabetes y la hipertensión, y los de uso más urgentes, como los antibióticos y para combatir el sida. Los profesionales de la salud deciden en países como Chile, Colombia, Brasil o Argentina, donde se lanzan a trabajar como meseros, vendedores ambulantes o empleados de comercios.

El gobierno de Nicolás Maduro "ha condenado al personal médico a un salario miserable que se lo come la inflación. Para los médicos de los hospitales públicos, el sueldo es equivalente a unos cuatro o cinco dólares al mes. Eso para un médico que realizó un postgrado, para especializarse", explicó Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica de Venezuela, quien agrega que los hospitales se encuentran “prácticamente cerrados” por la falta de insumo. A ello se suma la grave escasez de medicinas y equipos médicos en toda Venezuela, factores que han impulsado a los doctores a irse del país.

William Barrientos, médico y diputado que es vicepresidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, dijo que miles de médicos venezolanos son bien recibidos en países latinoamericanos, según el diario estadounidense El Nuevo Herald: "Hay 2,000 médicos que ya tienen empleo en Chile, y hay otros 1,842 en una lista de espera de médicos que quieren trabajar allí. En Colombia ya hay cerca de 2,346 y en Ecuador, aproximadamente 1,654". Argentina es otro de los países que parece estar recibiendo a los médicos venezolanos con los brazos abiertos, dijo el diputado.

La situación es algo distinta en Estados Unidos, añadió desde Miami Rafael Gottenger, presidente de la Venezuelan American Medical Association. Allí es difícil para un profesional venezolano conseguir la certificación para ejercer la medicina, y por eso es que se ve a docenas de médicos venezolanos con siete y ocho años de graduados trabajando de asistente médico o incluso emprendiendo actividades que no tienen nada que ver con la medicina, dijo Gottenger.

Esta semana, la provincia de Río Negro manifestó su deseo suplir la escasez de médicos en hospitales públicos con doctores venezolanos que están desempleados. La alternativa es analizada por las autoridades sanitarias de la provincia patagónica, debido a que los médicos argentinos están migrando de los hospitales públicos hacia clínicas privadas y una de las supuestas razones es que no quieren hacer guardias que son obligatorias.

Fabián Zgaib, ministro de Salud rionegrino, descartó que la situación esté relacionado con motivos económicos porque asegura que los salarios son buenos en comparación con otras provincias argentinas, según el diario Río Negro. En algunos hospitales, según el gobierno provincial, hay inconvenientes para llenar la plantilla con doctores especializados en medicina interna.

Ante ese panorama la opción sería la regularización de los títulos de médicos extranjeros que recientemente llegaron a Argentina. Zgaib reconoció que están hablando con la Dirección Nacional de Migraciones para la radicación en Río Negro de médicos venezolanos especializados que arribaron al país durante los últimos meses y que están buscando empleo.

Según los datos nacionales a los que accedió Zgaib, serían unos 2,000 doctores que se concentraron fundamentalmente en Buenos Aires, pero que no tienen un trabajo estable. "Con 40 a 50 estaríamos bien", dijo Zgaib, aunque admitió que las necesidades ascenderían a unos 60 médicos en toda la provincia. Sin embargo, previamente a la incorporación al plantel rionegrino, estos profesionales extranjeros deberían validar sus títulos: "Tenemos que adecuar una resolución nacional con un decreto del gobernador, pedirles un examen de Residencia y evaluar la práctica profesional, para que haya garantías de calidad en la atención", expresó el ministro.

A principios de año, el Ministerio de Salud de la provincia anunció que ofrecería salarios de hasta 80 mil pesos y en algunos casos, viviendas para los profesionales venezolanos que quisieran radicarse en comunidades semi rurales.  En estos casos el salario básico, que ronda los 40 mil pesos, se incrementa al doble realizando las guardias obligatorias, con los cual alcanza generalmente los 77 a 78 mil pesos, una cifra muy superior a los 10 dólares que pueden llegar a cobrar por mes en Venezuela.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4419

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.