martes 21 de septiembre de 2021
SOCIEDAD Video
19-10-2018 17:19
19-10-2018 17:19

El instagramer Santiago Maratea y una audaz campaña: "Mil pesos de propina"

Cuatro amigos dan mil pesos de propina cada domingo, al repartidor afortunado que les lleve el pedido. Y todo se puede ver por la red social.

19-10-2018 17:19

Una interesante idea surgió de un grupo de amigos. El influencer instagramer Santiago Maratea, junto con Jessica Jalife, Natasha Romanin y Siro Rodríguez crearon “Mil pesos de propina” con la que se busca reconocer el trabajo de los repartidores de comida.

Santiago, un influencer con 363 mil seguidores, creó la cuenta de Instagram @MilPesosdePropina, con la que tratan de llegar a un objetivo de seguidores que, cuando se cumple, piden comida a domicilio. Al llegar el repartidor, se le entrega la prominente propina.

Se transmite por “Instagram Live” cada domingo. “Nosotros ponemos la plata, si tenemos la posibilidad de sumar alguna marca que ayude, se suma al pozo, la base siempre son mil pesos”, contó Natasha en dialogo con PERFIL.

Les llegaron propuestas de varias empresas. Buscan juntar más dinero para hacer más pedidos o para llamar a varios repartidores, pero no quieren que se pierda la esencia de la idea.

“La gente sabe que lo hacemos nosotros a pulmón, no que es algo pre armado, queremos que sea real”, explicó Siro. Ya llevan entregados más de diez mil pesos, su récord fue de $3700.

A su turno, Jessica comentó que “la idea es empezar a generar formatos atractivos, reconociendo lo que es el trabajo o el don de buena gente del otro”.

Otro de los objetivos es sumar otros famosos e influencers del mundo Instagram para que sea más atractivo cada reto. “El pasado domingo pedimos a nuestros seguidores que hagan campaña por que no llegábamos al objetivo, la gente hacía una captura de pantalla y lo publicaba en sus propias redes, para ayudarnos”, recordó Natasha.

Y concluyó: “Una parte hermosa es el momento de la entrega, encontrarse con la historia del otro y escucharlo, después, todos nos quedamos con una sonrisa en la cara que es imborrable”.