lunes 17 de mayo de 2021
SOCIEDAD Reclamo a Aysa
14-09-2020 09:55

Sigue el gusto a aceite de oliva en el agua corriente

Las quejas de los usuarios se multiplican. Aysa elevó el tema a la Unidad Fiscal de Medio Ambiente.

14-09-2020 09:55

Hace semanas proliferaron las quejas en las redes sociales por el mal gusto en el agua corriente con sus consecuentes reclamos a la empresa Aysa. En el último fin de semana volvieron aunque no habían cesado del todo.

Desde la empresa Aysa reconocen que es un problema intermitente y por eso han decidido reclamar a través de la Unidad Fiscal de Medio Ambiente a través de sus apoderados legales. 

La presentación de Aysa ante la fiscalía de Medio Ambiente 

I-Que en la calidad invocada, en mérito al poder general judicial cuya copia se adjunta a la presente, venimos a solicitar la intervención de esa Unidad Fiscal de Medio Ambiente en el marco de las facultades que le son propias, a fin de determinar si existe o ha existido alguna conducta delictiva en los hechos que se relatarán a continuación.

Cabe señalar que AySA pone a su entera disposición los recursos físicos, técnicos y humanos de los que dispone a fin de coadyuvar en la investigación que se solicita.

En tal sentido, nos comprometemos a acompañar la totalidad de los informes técnicos con los que cuenta, respecto de los hechos que se ponen en vuestro conocimiento.

II-Desde las primeras horas del día viernes 4 se setiembre de 2020, se detectó un evento de fuerte olor en el agua cruda de ingreso a Planta San Martín, que si bien resulta apta el consumo humano, puede presentar un olor y sabor particular identificado con un descriptor tipo “aceituna o aceite de oliva”.

Esta misma situación además fue observada en agua de consumo de Planta San Martín, reiteramos apta para consumo humano, y se replicó en las redes de distribución abastecidas por la planta, donde el agua que llega a los domicilios.

Este evento comenzó a detectarse a partir del 21 de agosto y se fue repitiendo de manera intermitente con un nulo o bajo impacto en el olor del agua, hasta que el evento ocurrido el viernes 4 de setiembre resultó de mayor magnitud, algo que ya había ocurrido con otro evento similar el 1 de julio del corriente año.

En atención a lo manifestado, AySA – en un todo de acuerdo con  la Ley General de Ambiente N° 25.675 y  Codigo de Aguas, Ley n° 12.257 - tomó acciones inmediatas que se continúan desarrollando a efectos de impedir que esta situación incida en la normal prestación del servicio: recorridas de Planta para detección de olores en distintos sectores, toma de muestras de cruda, filtrada y salidas para análisis en nuestro Laboratorio Central, observación periódica en cámara D, para percepción de olor y en LPS (corriente continua de cruda), seguimiento de parámetros, especialmente turbiedad y altura de río, muestreo de ríos con nuestro Barco Laboratorio Orion en cuencas de los ríos Luján, Tigre y Reconquista, además del monitorio y seguimiento de reclamos.

En cuanto a su origen, si bien no ha podido determinarse aún, teniendo en cuenta los muestreos realizados por Barco Laboratorio y por tierra en los distintos arroyos, podría inferirse que vendría del Río Reconquista, a través luego del Luján y su llegada a planta en el Río de la Plata.

Con los resultados mencionados anteriormente, se concluyó que el agua de consumo no presenta toxicidad alguna y la misma, si bien tiene un olor y sabor particular, resulta apta para el consumo humano, ello no obsta a señalar que la cuestión que nos ocupa provoca un evidente daño en la imagen pública de AYSA S.A., lo cual resulta inadmisible toda vez que se trata de una empresa prestadora de un servicio público esencial –consagrado como derecho humano- como lo es el agua potable.

Durante el día domingo 6 de setiembre, la intensidad del olor en el agua cruda de ingreso a la Planta disminuyó considerablemente, haciéndose imperceptible.

Cabe aclarar que la planta San Martín potabiliza el agua superficial del Río de La Plata a través de un proceso convencional, por lo tanto este tipo de compuestos que provendrían de vuelcos no permitidos en cuerpos de agua superficial amerita la investigación de esa Fiscalía Especializada.

III-Sin perjuicio de que conforme lo expuesto no existen riesgos para la salud y la vida de los usuarios, se hace necesario solicitar vuestra intervención a fin de que investigue la posibilidad de que exista alguna conducta delictiva que pudiera derivar en hechos como los señalados.

Reiteramos que la empresa se encuentra a vuestra disposicion a fin de evacuar cualquier consulta técnica que V.S. considere necesaria en el transcurso de la investigación.

Mientras Aysa aguarda una respuesta de la Unidad de Medio Ambiente, los usuarios reclaman desesperados en las redes La compañía explica, intentando llevar tranquilidad, que el agua distribuida es apta para consumo humano y respeta todas las normas de potabilización que se le exigen.