domingo 01 de agosto de 2021
UNIVERSIDADES Perfil Educación
26-10-2020 07:26

Eduardo Valdés: "El Presidente y yo disentimos respecto del aborto"

El diputado participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil. La relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Y la legalización de la interrupción del embarazo supeditada a la finalización de la pandemia.

26-10-2020 07:26

Eduardo Valdés visitó de forma virtual la Escuela de Comunicación para participar de una conferencia de prensa organizada por estudiantes de Periodismo de Editorial Perfil, en la que aseguró que Alberto Fernández aguardará a que finalice la pandemia para impulsar la legalización del aborto. "El Presidente cree que es necesario una ley, pero está dispuesto a no hacer lo que él piensa que hay que hacer rápido respecto de este tema, porque cree que la unidad de los argentinos es muy importante", aseguró.

Por otra parte, el diputado y ex embajador ante el Vaticano reflexionó acerca del vínculo entre los principales referentes del Frente de Todos. "Acá no hay Chacho Álvarez. Todo funciona muy bien entre Cristina Fernández, Alberto Fernández, Sergio Massa y Máximo Kirchner", enfatizó Valdés en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—¿Cristina Fernández debería enviar un apoyo más explícito hacia Alberto Fernández ?

La vicepresidenta y el Presidente tienen una relación extraordinaria. Sus personalidades son distintas, pero eso ya lo sabíamos cuando armamos la fórmula. Nosotros somos peronistas, sabemos que la unidad es nuestra fortaleza. Acá no hay Chacho Álvarez. Todo funciona muy bien entre Cristina Fernández, Alberto Fernández, Sergio Massa y Máximo Kirchner. Esto es importante, porque en Argentina hay un grupo, que si bien no reúne muchos votos, sí tiene mucho poder económico, político y mediático. Lo que pasó en Olivos, en septiembre, cuando cuatrocientos policías armados rodearon la Quinta, no se trató de un reclamo salarial convencional. Están pasando cosas raras.

—¿Hay dos Frente de Todos, por un lado, los que acompañan a Cristina Fernández, y por el otro, los que acompañan a Alberto Fernández?

—No, hay estilos y personalidades diferentes. Desde el 10 de diciembre quieren que Alberto y Cristina se peleen, pero no hay posibilidad de conflicto entre ellos. Una de nuestras obligaciones es no generar divisiones. En 2011, Cristina ganó la elección con el 54% de los votos. Después nos dividimos, se fue Sergio Massa y perdimos la elección de medio término. Entre 2013 y 2015 se fueron Hugo Moyano y los sindicalistas y perdimos la elección de 2015. En 2017, nos presentamos separados de Florencio Randazzo y también perdimos. ¿Creen que no sabemos que nos controlan los propios compañeros, los propios votantes? No estamos para cometer errores ya reparados.

—Se superó el millón de contagios por coronavirus en Argentina, ¿cómo cree que hubiera sido el manejo de la pandemia bajo el mando de Mauricio Macri?

Fernán Quirós, el ministro de Salud de CABA, le respondió a Mauricio Macri sobre este tema. Le dijo que gracias a la cuarentena cerrada, hoy disponemos de camas para todos. Y la verdad es que siento orgullo de ese 19 de marzo, cuando se estableció el aislamiento social preventivo y obligatorio, porque el presidente no tomó una decisión, la construyó en conjunto. Ese domingo se reunieron con Alberto Fernández: profesionales de la salud, gobernadores y miembros del gabinete de ministros. Tras un largo debate, se determinó, en consenso, qué medida política tomar. La elección fue cuidar la vida. En ese sentido, la responsabilidad del Estado es que no se muera gente por falta de atención médica. Nosotros quintuplicamos la capacidad de las terapias intensivas de todo el país y por ello, los argentinos siempre encontraron plazas en los hospitales. Algo que no ocurrió en Nueva York, que cavó fosas comunes.

Eduardo Valdés en el Ciclo de Entrevista

—Al principio de la cuarentena se vio una relación muy fluida entre Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof. ¿Por qué se rompió ese diálogo?

—Fue muy importante lo que pasó el 19 de marzo, que se renovó en abril y junio. Esa es la dirigencia política que me gusta. Como también me gustó el último encuentro de los gobernadores de las provincias que están más afectadas hoy por el virus. Alberto Fernández debería ser el mandatario que quede en la historia como el presidente de la unidad nacional. Tiene cualidades para eso, es antigrieta. Por otro lado, yo no soy tan aperturista como lo son hoy en provincia y ciudad de Buenos Aires. Ahí discrepo, no me cierra la ecuación. Si hay más infectados y más muertos, ¿por qué tenemos que seguir abriendo?

—¿En qué disiente con Alberto Fernández?

—El Presidente y yo disentimos respecto del aborto. El Presidente cree que es necesario una ley, pero él está dispuesto a no hacer lo que él cree que hay que hacer rápido respecto de este tema, porque cree que la unidad de los argentinos es muy importante y subordina al fin de la pandemia a tomar cualquier otra decisión, porque no tenemos que dividirnos más los argentinos. Bueno, eso habla muy bien del Presidente.

—Se cumplen diez años de la muerte de Néstor Kirchner ¿Cuál fue el peor error que cometió el ex presidente?

—Qué difícil… Néstor llegó al gobierno en un contexto muy complicado. Contaba con apenas el 22% de los votos y no sólo construyó una mayoría, sino que se fue con el 70% de imagen positiva. Cambió la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En materia de Derechos Humanos, por ejemplo, derogó la Leyes de Obediencia Debida y Punto Final, lo que llevó a que se iniciaran los juicios de Memoria, Verdad y Justicia. También se ocupó de la juventud y fomentó su participación política, no olvidemos que veníamos del 2001 y del "que se vayan todos". Así apareció La Cámpora y personalidades como Mariano Recalde o Wado de Pedro. No sé en qué se equivocó… Si mientras dura la entrevista registro algún error de Kirchner, les aviso (risas).

—Agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil y lo invitamos a realizar un comentario final para cerrar el reporje

—Es muy importante el periodismo, porque junto con los dirigentes, aportan al sistema político. Lo que es inadmisible es que su ejercicio se transforme en operaciones y mentiras. Viví en carne propia el caso de Daniel Santoro, periodista del grupo Clarín. Publicó una tapa del diario afirmando que Máximo Kirchner y Nilda Garré tenían cuentas bancarias en Estados Unidos. Nunca las tuvieron, el mismo Estados Unidos negó su existencia. Después inventó que armé un complot con los presos de la cárcel de Ezeiza, para sacarle la Causa Cuadernos al fiscal Stornelli. Mientras tanto, está filmado cómo Santoro extorsionó al empresario Mario Cifuentes. Ese mismo periodista, además, coordina la comisión de Ética de la Academia Nacional de Periodismo y también es defendido por Fopea. Debemos construir una mejor dirigencia política, pero también una mejor dirigencia de periodistas.

Por Marina Diksaitis, Sofía Luz Granato y Eugenia Trubbo Faugas
Estudiantes de Periodismo

Escuela de Comunicación de Editorial Perfil