Soleado
Temperatura:
22º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 21 de septiembre de 2018 | Suscribite
ECONOMIA / Vuelta al Fondo
martes 8 mayo, 2018

Vuelta al FMI: economistas se debaten entre el escepticismo y el desencanto

Expertos en materia económica opinan sobre la situación actual y los posibles escenarios a futuro si se concreta el pedido de Macri a Lagarde.

por Florencia de Sousa

Mauricio Macri con Christine Lagarde. Foto: Cedoc

"Frente a esta nueva situación he decidido iniciar conversaciones con el FMI para que nos otorgue línea de apoyo financiero", afirmó el presidente Mauricio Macri este martes, cuando anunció la vuelta a las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. "Hace minutos hablé con Christine Lagarde y me confirmó que trabajaremos hoy mismo en un acuerdo", agregó. Fue la respuesta oficial del Gobierno de Cambiemos después de dos semanas en las que no logró controlar la fuga de divisas y la escalada del dólar: no alcanzaron los anuncios de ajuste del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, ni la suba de tasas que propuso el Banco Central conducido por Federico Sturzenegger. 

En ese escenario, PERFIL consultó a economistas que opinaron acerca de las consecuencias de un acuerdo futuro (que en el oficialismo esperan que evite tener que profundizar el ajuste) y de las razones que llevaron al Gobierno hasta esta instancia.

Agustín D'Attellis definió el anuncio como “malísimo”, y explicó: “Hay que entenderlo como la única alternativa que tenía el Gobierno hoy al alcance de la mano como para tratar de frenar una situación que ya era imposible".

En diálogo telefónico con PERFIL, el economista consideró que el Ejecutivo "utilizó mal la herramienta de la tasa de interés. Hizo tres aumentos: el de tres puntos un viernes; el de tres puntos el miércoles y después el desesperado del viernes a la mañana que la lleva a 40 (puntos)". Al respecto, apuntó que "una vez que está en 40 la tasa de interés deja de tener efectividad como instrumento" ya que "genera el efecto contrario y ahuyenta, porque empieza a generar sospecha de que sea la tasa tan alta".

"Agotados todos los instrumentos, hay otro que nunca pudieron utilizar. Hubiera sido efectivo intervenir en el dólar futuro a tiempo. Lo que pasa que producto de su propia denuncia se les anuló el instrumento válido de política monetaria, y la única que quedaba era este: un manotazo a último momento por todo lo que implica recurrir al FMI. Hoy hay un retiro de fondos de Argentina violento. Si uno ve las acciones, los bonos, las Lebacs hay una salida con todo lo que tiene que ver con la Argentina y un refugio en el dólar", señaló el experto en macroeconomía y mercados financieros.

Sobre el acuerdo, D'Atellis opinó: "En lo coyuntural es la nada misma, yo creo que es un anuncio desesperado del Gobierno frente a ninguna alternativa y alguien dijo ‘por favor salgan a decir algo para calmar un poco esto’, pero en realidad no hubo anuncio. El ministro (Nicolás) Dujovne —que era quien debía dar los detalles del caso: de qué monto estamos hablando, a qué tasa de interés. con qué condiciones— lo único que dijo es que ‘no hay nada’ y que solo está hablando con el Fondo Monetario. La única noticia fue ‘tenemos la intención nosotros de pedirle plata al FMI, tampoco está la confirmación de que el FMI tenga la intención de prestarle a la Argentina".

Por su parte, el economista Manuel Adorni sostuvo: “El Gobierno se dio cuenta el viernes a las 10 de la mañana, luego de haber dado la conferencia, que iba a ser insuficiente. Ese día, cuando cierra el mercado en Argentina, el mercado de los ADR (las acciones que cotizan en Estados Unidos de Argentina) se siguieron desplomando; lo que hacen hoy es tratar de reforzar lo que hicieron el viernes, focalizándose en intentar comunicar que si algo faltaba para generar estabilidad financiera era tener un buen lazo con el FMI".

En este sentido, adelantó que "lo que se filtró es que el crédito sería por 50.000 millones de dólares, que no se utilizaría sino que se tendría por cualquier cosa que pudiera llegar a ocurrir”.

En un país normal, hubiese estado bien, pero Argentina tiene un gran problema de déficit fiscal. En vez de atacar el problema e intentar achicar el gasto, que fue parte del discurso que dieron el viernes a la mañana, tratan de dar confianza a través de la disponibilidad de crédito cuando la confianza que está teniendo en el mercado no es esa, sino que el plan económico sea sustentable en el tiempo”, consideró.

Adorni afirmó que "eso no lo van a lograr con el FMI ni con nada". "La historia argentina te marca en el tiempo que cuando vos no solucionás tu problema de déficit fiscal terminás o en una hiperinflación (si lo vas cubriendo con emisión monetaria), o en una crisis de deuda como fue el años 2001, dejando de pagar y reventando por los aires. Como eso el mercado lo sabe, también sabe que la situación hoy en términos de déficit fiscal y de endeudamiento es grave”, concluyó.

Por último, Federico Furiase, director de EcoGo, analizó, en diálogo con este medio, que con las declaraciones del mandatario sobre las charlas con el Fondo hay dos puntos a tener en cuenta: “Primero, y si bien aún no se sabe, tiene que ser un respaldo, una línea de créditos flexible preventiva que hace el FMI. En mi opinión el anuncio tiene que ser de un monto en torno a los 30.000 millones de dólares para que sea lo suficientemente fuerte como para shockear al mercado, estabilizar la corrida y poder surfear el costo político en el Congreso”.

“Estando sujeto a una línea de crédito flexible/preventiva, uno tiene que mirar cuáles son las condiciones que pide el FMI. Probablemente en ese contexto el Gobierno tenga que reforzar la señal de austeridad de compromiso de metas fiscales; reforzar la autonomía del Banco Central para coordinar las expectativas de inflación. El desafío del Gobierno es lograr que la asistencia del FMI calme los mercados y al mismo tiempo poder mantener la gobernabilidad”, detalló.

“Hay que acordarse de que mañana se tratan dos leyes en el Congreso muy importantes: el pedido de la oposición de retrotraer las tarifas (eso generaría un costo fiscal muy grande entonces el Gobierno tiene que tratar de no llegar al costo político del veto sino generar un acuerdo con el Senado) y la Ley de Reforma de Capitales, que podría abrir la puerta para una recategorización en el mercado emergente que también podría aliviar las tensiones”, concluyó el economista.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4394

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.