Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 06 de diciembre de 2019 | Suscribite
ECONOMIA / ADMITEN IMPACTO EN ACTIVIDAD Y PRECIOS
sábado 5 mayo, 2018

Shock de tasa y ajuste fiscal, el nuevo giro de Macri para frenar el dólar

Tras la semana financiera más vulnerable, Hacienda recortará el gasto por U$S 3.200 millones extra. El BCRA aumentó la tasa a 40%.

Mirta Fernández

Sus anotaciones. El ministro de Hacienda, ayer, al retirarse de la conferencia en la que envió un mensaje de solvencia fiscal. Foto: Cuarterolo
sábado 5 mayo, 2018

El Gobierno anunció ayer una fuerte suba de tasas de interés y un mayor ajuste fiscal para tratar de poner fin a la corrida cambiaria que duró siete días hábiles y configuró la semana financiera más difícil de la era Macri, con su pico de tensión el jueves, cuando ese billete escaló hasta $ 23,30 y el peso fue la moneda más depreciada en toda la región.

Los detalles fueron explicados en una conferencia de prensa comandada por los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Finanzas, Luis Caputo, realizada media hora antes de la apertura de los mercados, quienes buscaron transmitir un doble mensaje: “No es negociable la convergencia al equilibrio fiscal” y “no tenemos problemas financieros”. Criticaron en ese punto el proyecto impulsado por la oposición de retrotraer las tarifas, una obsesión del Presidente, que considera que sumó ruido al clima internacional y potenció la suba de la divisa.

Todo había comenzado muy temprano en la mañana en el Banco Central, cuando el Consejo de Política Monetaria del Banco Central preparó el anuncio que se haría un rato antes de que hablara Dujovne: una suba al 40% de la tasa de referencia monetaria, desde el 33,25% al que la habían elevado el jueves, sin éxito.

La coordinación y la puesta en escena fueron parte del anuncio: entre Hacienda y la entidad monetaria habían convenido lanzar primero el anuncio de tasas, y luego la conferencia, para que luego abrieran ya los mercados. El paquete causó efecto porque el dólar minorista cerró en $ 22,28, una baja de 70 centavos respecto del jueves y sin necesidad de ventas de reservas (ver aparte).

Las medidas más relevantes que se anunciaron ayer son:

u La reducción de la meta de déficit fiscal primario para este año de 3,2% a 2,7% del PBI, “lo que permitirá un ahorro de US$ 3.200 millones”, aunque siguen sin cambios las pautas de 2,2 para 2019, y 1,2 para 2020.

uLa suba de la tasa de interés de referencia, por tercera vez en la última semana: primero la elevó de 27,25% a 30,25%, luego a 33,25 y ahora a 40%, con lo cual ya suma un alza de 1.275 puntos básicos.

u Un cambio en la cantidad de dólares que pueden acumular los bancos: a partir del 7 de mayo, la posición global neta positiva de moneda extranjera de las entidades financieras no podrá superar el 10% (ahora era de 30%) del patrimonio, por lo que podría aumentar la oferta privada de divisas.

Mensaje. Dujovne justificó las medidas debido “al contexto actual donde subió la tasa de interés de Estados Unidos, las monedas emergentes se han depreciado, y donde tenemos más incertidumbre doméstica derivada de la eventual presión fiscal que provendría de un proyecto irresponsable que pretende modificar nuestra política tarifaria que tendría un costo de 200 mil millones de pesos”.

El ministro alegó que “ante las dudas que puede generar una oposición que le cuesta abandonar algunas prácticas populistas nos parecía importante convertir en una meta lo que iba a ser sobrecumplimiento este año para dar ya la certeza que Argentina va a tener un déficit mucho más bajo”. En ese sentido, remarcó que “lo que queremos hacer ante esas presiones demagógicas es ratificar el rumbo fiscal”.

Impacto. Dujovne admitió que la suba de tasas tendrá impacto sobre el crecimiento económico pero argumentó que “será menor que si nos hubiéramos quedado de brazos cruzados”, porque “lo que más afecta el nivel de actividad es entrar en una espiral de volatilidad”.

“Esperemos que esta tasa sea lo más transitoria posible, pero es más recesivo no dar las señales contundentes”, añadió y sobre el traslado de la suba del dólar a precios también reconoció que en mayo que “algún impacto vamos a tener” y que la inflación “sea algo más de lo que esperábamos”, aunque ratificó la meta del 15% para el año.

“¿Quién es el jefe de Economía?”, le preguntaron, a lo que respondió: “Este es un equipo de muchos ministros vinculados al área económica que reportan al Presidente, hay una coordinación que nosotros pensamos que funciona muy bien”.

Caputo se sumó al anuncio para enviar una señal a los mercados

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, fue el encargado en la conferencia de prensa de transmitir una imagen de fortaleza para los mercados. Esa fue la razón por la que a último momento se decidió que fuese él quien acompañara a Dujovne, en lugar del secretario de Política Económica, Sebastian Galiani, como estaba previsto. En su mensaje, Caputo  aseguró: “No tenemos desde el punto de vista financiero ningún problema” porque ya el país tiene cubierto casi el 85% de sus necesidades previstas para 2018, y sostuvo que Argentina “está muy bien preparada para absorber estos shocks” de las últimas semanas producto de un escenario internacional de mayor volatilidad, y por la escalada local del dólar. “Este es un movimiento que podía venir, no nos agarró de sorpresa, y estamos perfectamente preparados desde Hacienda, el Banco Central y Finanzas para resolverlo sin inconvenientes”, aseveró Caputo, quien explicó que las necesidades financieras de este año calculadas en 30 mil millones “van a ser menores” debido a la reducción de la meta de déficit fiscal de 3,2 a 2,7 anunciada,  de un valor de dólar más alto del pautado en el Presupuesto 2018, y estimó que estarán “más cerca de 25 mil millones”. Además, reiteró que “este año no vamos a volver a salir al mercado internacional ni de dólares ni de euros” .

Costo. Caputo también relativizó el impacto de la suba de tasas sobre el costo de financiamiento al remarcar que “siempre nos hemos financiado a tasas de dos dígitos, y ahora nos estamos financiando a las tasas más bajas de nuestra historia”. En ese sentido, indicó que “el costo promedio de financiamiento en el último año ha sido 4,20% en dólares” y consideró que “si el costo ese sube a 5%, claramente no va a representar un problema”.

El Central celebró un “día normal”: la divisa bajó a $ 22,28

El combo de medidas fiscales y monetarias anunciadas ayer por el Gobierno logró frenar la corrida cambiaria de las dos últimas semanas, y el dólar finalizó en el segmento minorista con un valor de venta de $22,28, mostrando una baja de 70 centavos respecto al récord de $22,98 del cierre anterior, y sin necesidad de seguir sacrificando reservas.

Ese era el principal desafío luego de una semana corta, pero febril, en la que la divisa tocó en la rueda del jueves un pico de $23,30 y el peso sufrió su mayor devaluación diaria desde la salida del cepo (casi 8%), y debió arrancar el mes con una nueva sangría de reservas por 955,5 millones, con lo cual en este año ya desembolsó 7.726,8 millones. Tras los anuncios, la divisa en el terreno minorista bajó a $21, y luego recuperó a $22. Al hacer un balance de la jornada, fuentes del Banco Central manifestaron a PERFIL que “fue un día normal de mercado cambiario donde se negociaron US$ 800 millones, el volumen diario habitual previo a la tensión de las últimas dos semanas”. También destacaron que “el dólar en el segmento mayorista cayó de los $23 hasta $21,89 sin intervención de la entidad” al tiempo que “se redujo la tasa de más corto plazo de Lebacs en el mercado secundario de $38 a $35. Economistas consultados por PERFIL coincidieron en que se consiguió “frenar” la corrida pero encendieron la luz de alerta por proyectos en el Congreso.

Analisis. Federico Furiase, de Eco Go, evaluó que “el BCRA hizo lo que tenía que hacer con artillería pesada, ganó una batalla al lograr bajar el dólar; la señal para el mercado fue un anti 28 de diciembre (cuando se cambiaron las metas inflacionarias) porque se reforzó la autonomía del BCRA para subir la tasa lo suficiente” y opinó que “va a calmar las aguas en el corto plazo” aunque sostuvo que para extender esa tranquilidad es “clave como el Gobierno pueda surfear tres frentes políticos que tiene en el Congreso” en alusión a la inciativa impulsada por la oposición para dar marcha atrás con las subas tarifarias, la demora en la aprobación de la  ley de mercado de capitales, y la reforma laboral.

Juan Salerno, gerente de inversiones de Compass Group planteó que “parecería que las medidas anunciadas podrían estabilizar la votalidad del tipo de cambio” pero advirtió que “no es un partido que este ganado ni mucho menos” porque “el mercado va a estar buscando también que el Gobierno estabilice su poder en el Congreso porque cuando surgen noticias de que no puede aprobar la ley del mercado de capitales o que avanza el proyecto para retrotraer tarifas, afectan negativamente”. Para Guido Lorenzo, de ACM, el paquete de medidas “fue efectivo”, destacó que se llevó la tasa de interés “a un nivel suficientemente alto para convencer al público de mantener sus posiciones en pesos, y frenar la salida de dólares”, y opinó que “con esto ya cerró” la corrida cambiaria.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4835

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.