De la ética a la estética

Esther Díaz: "En el peronismo hay mucho de punk, aunque Alberto tiene más de hippie"

12-03-2021 23:41

El exceso es también un lugar filosófico. La pensadora más audaz del país decidió transformar su vida en una obra de arte. Así, experimentó el sexo, las drogas, el sufrimiento y el placer extremos. Su producción intelectual también es un producto artístico. Y desde ese lugar puede mirar con ojos abiertos y lúcidos lo que pasó con hombres y mujeres en un país de frustraciones, golpes de Estado, neoliberalismos y populismos que, a veces, también están en el closet y prefieren autodefinirse en público como progresismos.

Jorge Fontevecchia