sábado 25 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD Reclaman mejores condiciones
11-12-2019 18:50
11-12-2019 18:50

Huelga de hambre de presos bonaerenses: quieren excarcelaciones y la vuelta del 2x1

En los penales de Campana, Dolores, Sierra Chica y Batán se registra la mayor adhesión a la medida de fuerza. Julio Alak, flamante ministro de Justicia, apuntó a la sobrepoblación. "Duplica a la nacional", dijo.

11-12-2019 18:50

Unos 9.000 presos llevan adelante una huelga de hambre en cárceles bonaerenses en reclamo de excarcelaciones, prisiones domiciliarias y el regreso de la Ley del 2x1. Los reclusos que llevan adelante la medida de fuerza -iniciada el pasado 5 de diciembre- representan un 20 por ciento del total de los 46 mil detenidos en la provincia de Buenos Aires y las unidades penitenciarias 21 de Campana, 6 de Dolores, 2 de Sierra Chica y 15 de Batán son las que registraban mayor adhesión.

Los principales reclamos de los presos son la mejora en las condiciones de detención por medio del otorgamiento de prisiones domiciliarias que permitan descongestionar los abarrotados penales de la provincia de Buenos Aires.

Asimismo, los reclusos reclaman con su medida de fuerza que se forme una mesa de diálogo que permita avanzar con la derogación de la denominada Ley Blumberg (número 25.886), que permite condenas de hasta 50 años de prisión por la sumatoria de delitos, y el otro punto importante del reclamo es la restauración del 2x1, el polémico beneficio que computaba doble el tiempo de detención sin sentencia firme.

Por el momento, no se registraron incidentes en las cárceles provinciales, ya que los detenidos señalan que se trata de una protesta "pacífica".

Al referirse a la situación que se vive en las cárceles, el ex intendente platense Julio Alak, quien asumirá como ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, expresó ante medios de la capital provincial: "Si hablamos de herencia recibida, hay que mencionar la crisis humanitaria en las cárceles por hacinamiento".

"La escandalosa sobrepoblación penitenciaria alcanza a 25.232 internos y supera el 100 por ciento, cifra jamás registrada en la historia del sistema penitenciario argentino y el bonaerense", indicó Alak. Y agregó: "El índice de prisionarización se disparó a 309 cada 100 mil habitantes, lo que duplica el promedio nacional. Además faltan alimentos y medicamentos en cárceles desde hace dos meses. Y Buenos Aires es la única provincia argentina denunciada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos".

 

NA/HB