martes 28 de junio de 2022
ACTUALIDAD Pandemia - preocupación

Con un mensaje para Larreta, Alberto Fernández mira el mapa de camas del interior

El Presidente sigue de cerca el panel de control que tiene Salud, que se llenó de puntos rojos, que representan más de 70% de ocupación. Advertencias para el jefe de Gobierno porteño.

05-09-2020 20:30

Las ciudades de Cipolletti y General Roca de Río Negro tienen sus sistemas sanitarios repletos (100% y 98%); Humahuaca (Jujuy) posee un 96% de ocupación de camas de terapia intensiva, y el área del Gran Mendoza ya registra un 81% de plazas críticas utilizadas, mientras que Salta Capital marca un 79%. El interior es hoy la mayor preocupación del gobierno nacional que además mira a la Ciudad de Buenos Aires por las aperturas. Alberto Fernández viajará a las provincias más afectadas también con un mensaje para Horacio Rodríguez Larreta.  

Más de 1.600 instituciones hospitalarias de todo el país reportan a diario el uso de camas de terapia intensiva mientras Argentina atraviesa más de diez mil infectados de coronavirus por día. El mapa nacional al que accedió PERFIL identifica con colores el monitoreo en tiempo real del sistema. Este tablero del control del Ministerio de Salud a cargo de Ginés González García señala con blanco la ocupación menor al 30%; con amarillo entre el 30% y el 50%; el naranja significa que está en uso entre el 50% y el 70%; y el rojo representa un salto superior al 70%.

A diferencia de lo que sucedía semanas atrás cuando las luces rojas se concentraban en el Área Metropolitana de Buenos Aires, hoy el plano muestra alertas en distintos lugares del país. Además de Jujuy, Mendoza, Salta y Río Negro, provincias como Tierra del Fuego, Santa Cruz, Neuquén, La Pampa, Santa Fe y Catamarca tienen ciudades con un sistema sanitario en estado crítico.

Saturación de camas de terapia intensiva en todo el país al 4 de septiembre de 2020.


Estos son hoy los números que se miran para decidir si se debe retroceder hacia un aislamiento más restrictivo. Aunque Alberto Fernández insistió en los últimos días que puede apretar “el botón rojo” para endurecer la cuarentena, ya son varios los gobernadores que decidieron retroceder con aperturas por el aumento de infectados y saturación de camas.

Hoy además hay una preocupación mayor: ya no solo las plazas no alcanzan sino también los trabajadores de salud no llegan a cubrir todas las terapias. El pedido de recursos humanos ya es común en todos los territorios. Hasta hace algunas semanas, provincias como Córdoba, Santa Cruz, y hasta Buenos Aires y Capital Federal, enviaban médicos a otros territorios en emergencia a través de un sistema solidario de colaboración. Hoy ya ninguna administración puede hacerlo.

Fernández anticipó que viajará a los territorios más afectados por la pandemia. El lunes iba a comenzar las recorridas por Mendoza, pero el viaje se reprogramará. En las próximas horas en la Quinta de Olivos definirán cuándo arribaran a la provincia gobernada por el radical Rodolfo Suárez y los días que visitará Jujuy y Salta.

Bares porteños | Infectólgos aseguran que "no responde a lo que pide la pandemia"

“Los gobernadores con sistemas colapsados ahora le pidieron colaboración a Fernández después de ser las primeras provincias en reabrir actividades hasta recreativas”, se quejan cerca del Presidente. Aseguran que ante los aumentos de casos, ahora buscan una foto política con respaldo presidencial. Un alto funcionario dijo a PERFIL: “Para nosotros la foto también es un mensaje, pero para distritos como el de Larreta que no controla lo que pidió habilitar y si siguen estos niveles de contagio y descontrol va a tener su distrito aún más afectado que el de Jujuy o Mendoza”.

Los funcionarios del ministerio de Salud son los que se muestran más duros con las reaperturas de la Ciudad. Incluso fue Ginés el que en una reunión en Olivos convenció al Presidente de rechazar el regreso a las escuelas. En la última semana, el Gobierno nacional tampoco le permitió la apertura de actividad gastronómica con salones interiores, patios, jardines y terrazas incluidas.  “Hasta acá llegó la Ciudad, si piden más cosas les tendremos que decir que no aún más veces”, aseguran en el entorno presidencial.