sábado 25 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD Pandemia de coronavirus
09-09-2021 17:30
09-09-2021 17:30

Cinco millones de recuperados en Argentina: cuáles son las secuelas más comunes del Covid-19

En pacientes que pasaron por cuadros graves de la enfermedad, los efectos pueden ser más severos y requerir rehabilitación. Expertos consultados por PERFIL hablan de la importancia de los controles y la atención tras el alta en todos los casos.

09-09-2021 17:30

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus y los primeros casos registrados en Argentina, el país suma 5.218.993 personas que contrajeron Covid-19, de los cuales 5062115 ya recibieron el alta médica.

Mientras avanza la campaña de vacunación y las terapias intensivas muestran una baja en su ocupación, miles de argentinos aprenden a vivir con las secuelas que les dejó el virus que, sobre todo luego de los cuadros más severos que requirieron internación, pueden extenderse durante meses.

Decaimiento, dolores musculares, problemas respiratorios, cansancio, arritmia e insomnio son algunos de los posibles efectos posibles de manifestarse semanas después del alta epidemiológica. 

Según la UBA, más del 50% de los recuperados del Covid-19 tienen depresión 

Casos moderados y graves: cuáles son las secuelas más frecuentes 

“No es lo mismo cuando una persona ha estado internada y ha padecido un impacto grave de la enfermedad, que cuando no. En los primeros casos pueden aparecer secuelas muy notorias a nivel cerebro, corazón y pulmón”, dijo ante la consulta de PERFIL Hugo Pizzi, médico infectólogo, epidemiólogo y magíster en Salud Pública (MP 54.101).

En el caso de las secuelas en el pulmón, detalló, se trata de “pequeñas zonas fibróticas” que hacen que el órgano se vea afectado en su funcionamiento. En el corazón, “hay un cambio de ritmo, un impacto, que muchas veces se traduce como una arritmia que a veces hay que tratarla”, agregó. En el caso del cerebro, sostuvo, se pueden dar los efectos más amplios: “Desde un simple insomnio o una irritabilidad permanente, hasta cuadros peligrosos que impactan en la memoria, con una pérdida de ubicación espacio temporal de la persona”.

En este tiempo de pandemia, detalló el especialista, también se empezaron a hacer estudios en asintomáticos a medida que empezaron a consultar por distintas secuelas que podían tener que ver con el Covid-19. Pizzi mencionó un estudio del Hospital Cullen de Santa Fe, del que participaron 215 pacientes recuperados: “Entre un 30% y 33% del total estudiado de casos asintomáticos o leves tenía secuelas: falta de gusto, de olfato, arritmia”, entre otros.

Para controlar a Delta, hay que vacunar al 85% de la población, dice asesor de Alberto Fernández

“Es lo que la medicina cataloga como Covid prolongado”, sumó el epidemiólogo. En ese sentido, en relación a los efectos del virus a largo plazo, aclaró que se trata “de un aprendizaje constante y paulatino”, que avanza a medida que transcurre la pandemia.

Por su parte, Ricardo Tejeiro, infectólogo del Hospital Pirovano e integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) explicó que en el caso de pacientes que tuvieron cuadros moderados “lo más frecuente es lo que se llama síndrome post Covid: decaimiento, falta de ganas, astenia, dolores musculares, cansancio”, señaló.

La persistencia de esos efectos, dijo, a veces se prolongan más de lo esperado: “Más de 45 días o un par de meses, y se van recuperando con el tiempo”. Estos síntomas, dijo Tejeiro, tienen una incidencia de alrededor del 25% en pacientes moderados.

Por otro lado, en línea con Pizzi, mencionó otras secuelas que se prolongan y que tienen que ver directamente con quienes presentaron formas graves de la enfermedad: “Quienes pasaron por una terapia intensiva son pacientes secuelares que requieren rehabilitación, tanto en la parte muscular para reiniciar la marcha, pero también si pasaron por asistencia respiratoria mecánica requieren rehabilitación respiratoria y para alimentarse, y también pueden presentar secuelas neurológicas”.

En relación a la aparición de nuevas variantes y el avance de la vacunación, consideró que -sobre todo en el grupo de los adultos mayores- “es probable que estos pacientes, que ya tienen la protección de dos dosis, tengan menos secuelas” en caso de contraer el Covid-19.

El Covid-19 y sus impactos: los científicos advierten de consecuencias a largo plazo 


Qué controles y tratamientos se recomiendan después del Covid-19

Los especialistas consultados por este medio coinciden en que el primer control luego del alta de un paciente que fue diagnosticado con coronavirus debería ser alrededor del primer mes luego de la recuperación. Sin embargo, aclaran que es necesario asistir a una consulta de inmediato si hay alguna secuela que aparece durante ese periodo.

“La experiencia nos dice que quienes se recuperaron de Covid no deben alejarse de su médico de cabecera, y hacerse controles por lo menos al mes o los dos meses. Inclusive, si nota que algo le está sucediendo, recurrir a un control espontáneamente”, apuntó Pizzi.

Tejeiro destacó además que el tipo y la frecuencia del control dependerá mucho del tipo de paciente, es decir, de qué tipo de patologías previas tenía y cómo fue el curso de su enfermedad, aunque aclaró: “A grandes rasgos, todo paciente que sufrió un Covid moderado requiere control. Al darse el alta se indica el tiempo en que debe controlarse, pero en general lo razonable es a las tres o cuatro semanas del alta, y luego quizás a los 3 meses”.

ag / ds