domingo 28 de noviembre de 2021
ACTUALIDAD En el Monumento a la Bandera
27-10-2021 22:49
27-10-2021 22:49

Rosario: insultos para Omar Perotti y Pablo Javkin en marcha contra la inseguridad

Invitados por la familia de Joaquín Pérez al pedido de Justicia, el gobernador de Santa Fe y el intendente de la ciudad fueron corridos por la multitud. "La violencia fue lo que mató a mi hermano", recordó Leandro, hermano de la víctima.

27-10-2021 22:49

Gritos, insultos, empujones: “Javkin, basta de narcos en Rosario”, grito sobre el intendente uno de los cinco mil asistentes a la marcha en el Monumento a la Bandera por Joaquín Pérez, el arquitecto que fue asesinado la semana pasada.

Decile a éste”, respondió el intendente señalando al gobernador Omar Perotti. Asesinos”, “Qué se vayan” eran los epítetos más suaves en una noche caliente. La familia del arquitecto asesinado hace una semana, invitó a los responsables de la provincia y la ciudad y no esperaron la irascible reacción de lo que fue una catarsis a cielo abierto.

marcha inseguridad rosario g_20211027

Leandro, hermano de Joaquín, hacía esfuerzos para que la gente enardecida se callara porque él mismo quería dar un mensaje a Perotti. “Somos más los buenos que los malos, que los políticos se den cuenta de que la gente está cansada”. Leandro agradeció que “ambos hayan puesto la cara. Queríamos un acto pacífico. Entiendo la bronca de la gente, pero no estoy de acuerdo con los insultos. Lo único que hice es intentar que la gente no genere violencia".

"La violencia fue lo que mató a mi hermano. La violencia es lo que está atravesando la ciudad y nos está matando a todos”, alcanzó a señalar entre empujones.

marcha inseguridad rosario g_20211027

marcha inseguridad rosario g_20211027

En tanto, la multitud corrió al mandamás santafesino por la calle Córdoba hasta que subió a un vehículo frente a la Municipalidad. En ese trayecto la gente rodeó a Perotti a puro insulto. Literalmente fue echado por la gente. Lo mismo ocurrió con el intendente. Quiso diferenciarse y cometió el error de detenerse a conversar con vecinos que no estaban en sus cabales. La bronca e impotencia ante la ola de inseguridad que no cesa en la ciudad, los 194 crímenes en lo que va del año, se lo hicieron saber con creces a los políticos que parecen vivir otra realidad.

“A qué vinieron estos tipos, esta es una convocatoria ciudadana, no política”, dijo una señora con una pancarta que pedía Justicia por Joaquín. “La política está bancada por el narco, unos están con los Monos, otros con Alvarado”, agregaba un señor exaltado. “Rosario está dominada por bandas narcos, hagan algo”, insistía otro.

marcha inseguridad rosario g_20211027

marcha inseguridad rosario g_20211027

El acto por Joaquín Pérez quedó en un segundo plano, hubo aplausos y el pedido de Justicia era un reclamo que resonó en el Monumento a la Bandera. Ambos mandatarios fueron duramente cuestionados por la falta de políticas contra la inseguridad. El aumento de fuerzas federales y gendarmes en los últimos veinte días no han evidenciado una mejora. “Ponen los móviles en el centro para que se vean, vayan a los barrios que estamos solos”, increpó un señor mayor.

Una sociedad rota, en carne viva, cansada de contar muertos, les dijo basta al gobernador e intendente. Hace más de una década que Rosario está a la deriva en el tema seguridad. Los presentes se hicieron escuchar y denuncian la complicidad entre la política y el narcotráfico “es de hace años”.

marcha inseguridad rosario g_20211027

marcha inseguridad rosario g_20211027

El crimen de Joaquín Pérez, otra víctima de la inseguridad

Joaquín Pérez

El crimen de Pérez, padre de una niña de 2 años, ocurrió alrededor de las 23 horas del martes último, cuando el arquitecto salió de su casa situada en Juan B. Justo 1771 para guardar el auto en una cochera ubicada a la vuelta, en pasaje Olivé y Flynn. 

Cuando se disponía a ingresar su Renault Clío al estacionamiento, fue interceptado por dos hombres en moto, quienes le dispararon a quemarropa, tras lo cual escaparon con el vehículo.

El arquitecto logró llegar malherido a su casa para pedir ayuda a su esposa y una ambulancia de servicio público de atención médica lo trasladó al hospital de Emergencias, donde se constató que presentaba tres heridas de arma de fuego, dos en el tórax y la tercera en la ingle, que le provocaron la muerte.

sb / ds