domingo 01 de agosto de 2021
ACTUALIDAD PANDEMIA DE CORONAVIRUS
25-11-2020 03:05

Con la vacuna anti Covid-19 cerca, resta hallar quienes la apliquen

En el Gobierno entienden que no será simple reunir a 60 mil enfermeros para cubrir todo el país. En estos meses, los gremios sanitarios denunciaron faltas de insumos y miles de contagios en sus filas.

25-11-2020 03:05

A medida que se conocen datos alentadores sobre la efectividad de las diversas vacunas contra el coronavirus que espera la Argentina, el Gobierno comenzó a delinear la logística para que las dosis se distribuyan a nivel federal tan pronto como sea posible, una vez que arriben a Ezeiza. Y en este sentido, la logística no presentaría tanto un inconveniente como la posibilidad de contar con los brazos necesarios para llevar adelante la operación. Enfermeros y agentes de salud dispuestos a participar del operativo y trasladarse, incluso, hasta las zonas más alejadas del país. En esto último, las fuerzas armadas podrían jugar un rol central.

Según los conversado en la primera reunión del Comité de Vacunación para la Covid-19 en la Casa Rosada, el objetivo es capacitar a unos 60 mil agentes de vacunación para que participen de la operación. Sería el equivalente a un agente inmunizador por cada 733 argentinos si se planeara vacunar a toda la población. De ahí la importancia que asignan, desde el Ministerio de Salud, a la comunicación para evitar que se produzcan desbordes de cualquier tipo que puedan comprometer el esquema de vacunación por fases acorde a la vulnerabilidad.

La población de riesgo sobre la que se concentrarían se reduce unos 12 millones de personas, dentro de las cuales se ubica personal esencial de sanidad, seguridad, docentes y militares

Porque si bien desde el Gobierno afirman que la meta es alcanzar a "todos los argentinos" —hablan de un total de hasta 100 millones de dosis para toda la campaña—, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, ya aclaró que, por caso, los "menores de 18 años" sin cormobilidades quedarán fuera del programa, al menos en la primera etapa. "No hay recomendación científica" de que deban recibir una dosis, manifestó en declaraciones recogidas por la agencia Telam, tras el cónclave interministerial.

En principio, la población de riesgo sobre la que se concentrarían se reduce a poco más de 12 millones de personas, dentro de las cuales se ubica también personal esencial de sanidad, seguridad, docentes y fuerzas armadas. Algunos de ellos formarían parte luego del operativo de vacunación en etapas sucesivas así como prestarían la logística —algunas provincias evalúan convertir sus escuelas en centros de vacunación– para concretar la campaña. En aquellas zonas de difícil acceso, en particular las fronterizas, el Ejército podría jugar un rol clave por su capacidad de despliegue.

Ginés González García 20200812

Los mejores y peores lugares para estar en la era del coronavirus

La disponibilidad de personal sanitario para asumir las tareas de vacunación en la primera línea de la campaña hoy se presenta como la mayor de las dificultades a resolver dentro del operativo. La merma de casos a nivel nacional puede abrir una ventana de oportunidad siempre y cuando no se caiga en una segunda ola de Covid-19.

Caso contrario, significaría restar brazos del principal frente de batalla en los diversos centros de salud, algunos de ellos muy golpeados por el virus durante los pasados meses. De hecho, uno de los cuestionamientos que se han hecho sentir, por parte de los gremios médicos y de personal sanitario, remite a la falta de consulta regular por parte de las autoridades en decisiones relacionadas con enfrentar la pandemia.

Un relevamiento a cargo del Observatorio del Derecho Social, vinculado a la CTA autónoma, dio cuenta de lo duro que golpeó la pandemia al personal de este campo tanto en lo que respecta a la enfermedad como a las condiciones. Se estima que unos 38 mil trabajadores de la Salud se contagiaron durante los primeros siete meses y, de ellos, 160 fallecieron. 

Se estima que unos 38 mil trabajadores de la Salud se contagiaron durante los primeros siete meses y, de ellos, 160 fallecieron, acorde a un informe del Observatorio del Derecho Social.

La falta de insumos, elementos de bioseguridad y protección, licencias para personal de riesgo y hasta el atraso en los salarios —salvo por el bono de los 5 mil pesos dispuesto por el Gobierno nacional— generaron protestas de los gremios médicos y personal sanitario en Córdoba, San Juan, Santa Fe, Salta, Jujuy, Tucumán, La Rioja, Chubut, Santa Fe, Santa Fe, Santa Cruz y la Provincia de Buenos Aires.

Hoy por hoy, según trascendió, cada provincia está fijando sus capacidad operativa. Desde la Rosada señalan que lo primordial es fijar el criterio para la distribución rápida de las vacunas, en particular, aquellas que requieren de mantener la cadena de frío para garantizar su preservación a lo largo del traslado, como la de Pfizer. En ese sentido, el Ministerio de Defensa reiteró la disponibilidad de la logística de sus fuerzas para alcanzar, primero, los diversos puntos del país. Una segunda fase sería luego trasladar las vacunas hasta los puntos de difícil acceso, como las localidades en la alta montaña.

El Gobierno espera iniciar la vacunación en la primera quincena de enero

Salta fue una de las provincias donde las autoridades locales ya mantuvieron contactos con los militares. El comandante de la 5ª Brigada de Montaña del Ejército Argentino, coronel Mariano Castelli, se reunió con el ministro de Salud Pública Juan José Esteban para coordinar los posibles esfuerzos para las tareas de transporte y almacenamiento. Incluso ofreció a los enfermeros para que sean capacitados en el operativo de inmunización a fin de llegar a lugares de acceso complejo como las zonas del Chaco, la Puna, los departamentos de Iruya y Santa Victoria.

Desde la Rosada informaron que el Estado nacional comprará la totalidad de las vacunas que se vayan a aplicar y que se asistirá financieramente a todas las provincias para la compra de insumos y equipamiento. También se creará un registro nominal de vacunación para controlar cada fase de la campaña de forma tal de alcanzar a todos los que deseen aplicarse la vacuna acorde a los tiempos que se administren en base a las urgencias.