Críticas. Ayer hablaron Lilita y Patricia Bullrich. (cedoc)

reacción opositora

"Este gobierno miente descaradamente", manifestó Carrió sobre la vacuna rusa

Las recientes declaraciones del presidente Vladimir Putin sobre las restricciones de aplicación para los mayores de 60 años generaron un torbellino de reacciones desde Juntos por el Cambio.

La inminente llegada de la vacuna rusa contra el coronavirus a la Argentina y las recientes declaraciones del presidente Vladimir Putin sobre las restricciones de aplicación para los mayores de 60 años, generaron un torbellino de reacciones desde Juntos por el Cambio, que sembró sus sospechas sobre una posible trama de corrupción y desplegó a sus principales referentes a pedir explicaciones.

“Hace tres meses dije que no me iba a poner la vacuna rusa y tenía razón, este Gobierno miente descaradamente, con grave peligro para la salud y la confianza de toda la población argentina”, lanzó la referente de la Coalición Cívica Elisa Carrió a través de las redes sociales, buscando confirmar una aseveración que realizó cuando el Gobierno había comenzado a negociar con la administración de Putin.

Según Lilita, “esconder la verdad también es mentir, con mayor razón el Gobierno, que debió advertir que era para menores de 60 años, hay que investigar más”, dijo. El razonamiento de Carrió, quien reveló que el propio ministro “Ginés González García se negó por las tratativas hechas por Cristina, diciendo que ‘no quería ir preso’”, se suma a las denuncias que realizaron los jefes de los tres partidos que integran Juntos por el Cambio sobre supuestas irregularidades en las tratativas por la vacuna estadounidense Pfizer, competencia internacional de la rusa.

“No vaya ser cosa que descubramos que no tenemos la vacuna porque alguien en el medio metió la mano”, deslizó el jueves la jefa del PRO Patricia Bullrich, en una postura que reforzó ayer cuando pidió conocer si hubo “pedidos de coimas” para la llegada de la vacuna al país.

Para Nicolás Kreplak, lo que ocurrió con la vacuna rusa "fue una operación"

En igual sentido se manifestó el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, que en primer lugar sostuvo que “la negociación no ha sido buena” y se refirió a rumores que se acrecentaron en los últimos días: “Hay muchas sospechas acerca de si se le ha pedido coimas y cosas de ese tipo. Circula por todos lados, pero no me gusta hacerme eco de cosas que no me constan”, dijo el diputado en una posición, al menos, contradictoria.

Desde el oficialismo, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, apuntó directo contra la oposición y les advirtió que “no da para hacer política alrededor de un tema tan sensible como lo es el de la vacuna que puede salvar vidas o no, me gustaría no ser parte de los que agregan confusión a la confusión”.

El tigrense cuestionó también que “si en Argentina hay un problema que tenemos es que todos hablamos de fútbol, todos hablan de vacunas, y yo no soy un experto en materia sanitaria, no sé, y confío en lo que los responsables en materia sanitaria llevan adelante”, dijo durante una visita a Santiago del Estero.

Maximiliano Ferraro, diputado nacional y titular de la Coalición Cívica, buscó marcar que el frente opositor “actuó de buena fe como la mayoría de la sociedad argentina y nos venimos a enterar que la vacuna que viene de Rusia no es recomendable para uno de los mayores grupos de riesgo que son los mayores de 60 años”.

El próximo paso de Juntos por el Cambio vendrá con un pedido de información pública para conocer en qué estado están las negociaciones con los distintos laboratorios a nivel internacional para garantizar el suministro de las vacunas en Argentina.