lunes 27 de enero de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / África
miércoles 6 noviembre, 2019

Una mujer de 35 años se propone impulsar la economía en Angola

Vera Daves de Sousa fue nombrada ministra de Hacienda y tendrá que revivir una economía que sufre la peor recesión desde que terminó la guerra en 2002.

Henrique Almeida y Rene Vollgraaff

Vera Daves de Sousa, nueva ministra de Hacienda de Angola. Foto: Cedoc
miércoles 6 noviembre, 2019

En medio del auge petrolero de Angola en 2011, Vera Daves de Sousa, entonces directora de investigación de un banco local, participó como invitada habitual en televisión alrededor de una discusión sobre mercados financieros y la economía del segundo mayor productor de crudo de África.

Así es como la joven de 28 años captó el interés de Archer Mangueira, presidente de la Comisión de Mercados de Capitales, que buscaba talentos jóvenes para ayudar a iniciar el comercio de deuda en la bolsa de valores de Angola.

“Me vio en televisión y dijo: ‘guau’, se ve muy segura, sabe de lo que está hablando. ¿Por qué no?”, dijo Daves de Sousa, que ahora tiene 35 años, en una entrevista. “Me invitó a ser miembro de la junta”.

La comisión marcó el comienzo de la carrera de Daves de Sousa en el mundo político de Angola dominado por hombres, donde generales del ejército que ejercieron un rol en la guerra civil de 27 años del país solían ocupar puestos prominentes.

A modo de preparación para sus apariciones en televisión, Daves de Sousa recordó que estudiaba durante horas para aprender a “comunicarse en términos muy simples”. Hoy se enfrenta a una tarea más desalentadora: fue nombrada ministra de Hacienda hace un mes y tendrá que revivir una economía que, según pronósticos, se contraerá en 2019 por cuarto año consecutivo, la peor recesión desde que terminó la guerra en 2002.

“Tiene un gran desafío por delante”, dijo Goncalo Moura Martins, director ejecutivo de la empresa de construcción portuguesa Mota-Engil, que ha estado en Angola desde 1948. “El país sufre de una serie de circunstancias vinculadas a la disminución de los precios del petróleo y necesita enfrentar estos problemas con valentía”.

Angola no es para los mansos

Medidas de austeridad. En 2014, bajo el expresidente José Eduardo dos Santos, Angola figuraba entre las economías de más rápido crecimiento del mundo, beneficiándose de los precios del petróleo más altos jamás vistos y logrando un producto interno bruto per cápita de US$4.164, según el Banco Mundial.

Desde entonces, los precios del petróleo han caído muy por debajo de los niveles de más de US$100 por barril. Daves de Sousa, quien practica yoga en su tiempo libre, dijo que está decidida a reducir la presencia estatal y diversificar la economía. Esto llevará tiempo: el petróleo crudo todavía representa más de 90% de los ingresos de exportación.

“Buscamos cambiar ese paradigma”, dijo. “Queremos invitar al sector privado a desempeñar un papel más importante”.

Acostumbrada a ser siempre la persona más joven en la sala, el ascenso de Daves de Sousa fue rápido.

Way Out

“Es una de las mejores estudiantes que he tenido”, dijo Alves da Rocha, profesor de economía en la Universidad Católica de Angola, coautor de un libro sobre finanzas públicas con Daves de Sousa.

También es muy trabajadora, dijo José Matoso, asesor del director ejecutivo de la Comisión de Mercados de Capitales, que solía trabajar con Daves de Sousa durante su tiempo allí.

“Tiene una capacidad increíble para aprender muy rápido y trabajar de 10 a 12 horas al día sin cansarse”, dijo Matoso.

El ejemplo de Angola: hacer frente al "cáncer" de la corrupción para estimular la economía

Barrios marginales por todos lados. Si bien Angola hace alarde de la mujer más rica de África, Isabel dos Santos, hija del expresidente, eso no significa que sea más avanzado que sus pares en lo relativo a la igualdad de género. Angola ocupó el puesto 125 de 149 países en el informe de brecha de género del Foro Económico Mundial de 2018.

La desigualdad de riqueza también sigue siendo generalizada. Después de gobernar durante 38 años, Dos Santos se hizo a un lado en 2017 y fue reemplazado por Joao Lourenco. La mayoría de los angoleños acogió con beneplácito el cambio, como una oportunidad para distribuir mejor los ingresos de las vastas riquezas petroleras y de diamantes del país. Muchos residentes de la capital, Luanda, viven en barrios marginales cubiertos de basura fuera del centro, un contraste discordante con los hoteles de lujo de gran altura y edificios de oficinas a lo largo del área de la bahía bordeada de palmeras.

Algunos se impacientan; docenas de personas que exigen trabajo trataron de llegar al edificio en Luanda el mes pasado, donde Lourenco dio su discurso sobre el estado de la nación. Más de la mitad de los jóvenes de 24 años o menos no logran encontrar trabajo.

Otro obstáculo que Daves de Sousa probablemente enfrentará es la exigencia de otros ministerios de gastar más en seguridad, dijo Antonio Estote, economista independiente y profesor de la Universidade Lusiada de Angola. Cerca de una quinta parte del gasto fiscal el próximo año se destinará a defensa, seguridad y mantenimiento del orden público, según la propuesta de presupuesto de 2020.

“Una mujer que dice no a los generales no es muy común en Angola”, dijo Estote. Daves de Sousa, por su parte, dijo que está agradecida con Lourenco por nombrar a una joven para un puesto estratégico en el gobierno.

“Un presidente necesita mucho coraje para tomar esa decisión”, dijo. “Siento la responsabilidad de garantizar que con mi desempeño mantendré la puerta abierta para más mujeres y tendré un rol de líder inspiradora”.

ED CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4887

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.