sábado 28 de enero de 2023
BLOOMBERG Negocios

El gobierno chileno rechazó un proyecto minero de u$s 2.500 millones

El proyecto pretendía producir 12 millones de toneladas de concentrado de hierro y 150.000 de concentrado de cobre. Preveía la generación de 10.000 puestos de trabajo durante la construcción y 1.500 una vez que entrara en funcionamiento.

18-01-2023 17:33

El Gobierno chileno rechazó un controvertido proyecto portuario y de extracción de mineral de hierro planeado para el norte del país después de una década de disputas legales, ante la preocupación de que podría causar un daño ambiental grave.

El miércoles, un comité de ministros del Gobierno votó por unanimidad en contra del proyecto Dominga de Andes Iron, dijo la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, en una conferencia de prensa televisada, citando el “valor ecológico único” del área que rodea el sitio propuesto. Andes Iron podrá apelar la decisión.

Chile presentó el mayor buque rompehielos de Sudamérica para explorar la Antártida

El proyecto Dominga es un punto crítico entre los intereses comerciales en Chile, inversionista mundial predilecto y potencia minera, y los activistas que advierten que causaría estragos en el medio ambiente local. Durante su campaña electoral de 2021, el presidente, Gabriel Boric, criticó repetidamente la iniciativa, y advirtió que destruiría uno de los ecosistemas marinos más importantes de América Latina.

El proyecto pretendía producir 12 millones de toneladas de concentrado de hierro y 150.000 de concentrado de cobre. Preveía la generación de 10.000 puestos de trabajo durante la construcción y 1.500 una vez que entrara en funcionamiento.

El desierto de Atacama en Chile, un ecosistema "frágil" convertido en basural del planeta

En 2017, un comité ministerial de la expresidenta, Michelle Bachelet ,bloqueó el proyecto, citando una protección ambiental insuficiente. Tras esa votación, el ministro de Hacienda de Bachelet, Rodrigo Valdés, y el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, renunciaron.

Ese movimiento fue anulado más tarde por un tribunal local, argumentando que no siguió un proceso legal. El año pasado, la Corte Suprema declinó pronunciarse sobre el asunto y ordenó al comité de ministros realizar una segunda votación.