BLOOMBERG
Caso de Vinicius Jr.

Un escándalo de racismo volvió a sacudir al fútbol español

La liga española de fútbol lleva mucho tiempo intentando promover su imagen mediante un férreo control de lo que se puede retransmitir. Sin embargo, una estrella está harta de esta versión aséptica de la competencia.

Vinicius
Vinicius, harto. El brasileño señaló al hincha que le lanzó insultos racistas. | AFP

Los gritos xenófobos contra Vinicius Jr durante la visita del Real Madrid a Valencia reavivó una polémica instalada en la La Liga. El astro brasileño ratificó en sus redes que este comportamiento racista es habitual en el fútbol español.

El jugador del Real Madrid Vinícius Júnior dijo en las redes sociales que el racismo es “normal en La Liga” después de que un sector de los hinchas del Valencia lo llamaron mono el domingo durante el partido entre ambos clubes. Sin embargo, no se habría sabido mucho del racismo viendo la retransmisión en directo.

Vinicius

Tampoco es la primera vez que los aficionados insultan a Vinícius Júnior. El 18 de septiembre, cuando el Atlético de Madrid recibió a su archirival, el Real Madrid, un grupo numeroso profirió insultos racistas contra Vinícius. El partido se interrumpió en la primera parte porque los aficionados le arrojaron encendedores y botellas vacías.

En ambos casos, la liga española, una de las más populares de Europa, intentó en un primer momento restar importancia a los hechos y encubrir los insultos. A diferencia de otras grandes ligas, como la Premier League inglesa, La Liga elige a los comentaristas y periodistas que cubren los partidos y también supervisa todas las cámaras, tanto dentro como, en algunos casos, en los alrededores de los estadios, según una persona familiarizada con el contrato de derechos.

El racismo del que fue objeto Vinícius en ambos incidentes fue captado en las redes sociales. Tras el partido del Atlético de Madrid, los comentaristas de las principales cadenas de televisión no hablaron del incidente, ni en el descanso ni después del partido.

Tras el partido del Valencia, las autoridades valencianas negaron que hubiera racismo generalizado, a pesar de los vídeos difundidos en las redes sociales en los que se veía a gran parte del público coreando “mono”.

El presidente de La Liga, Javier Tebas, intentó rebatir a Vinícius en las redes sociales, argumentando que la liga ha luchado contra el racismo.

El presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, admitió que España tiene un problema de racismo. “Tenemos un problema de comportamiento, de educación, de racismo”, declaró a la prensa en un acto en Madrid. Enfatizó que mientras haya una sola alimaña o un grupo de alimañas que insulten a alguien por su condición sexual, su color de piel o su fe, existe un grave problema.

El incidente conmocionó a Brasil, el país de origen de Vinícius, cubriendo las portadas de los principales diarios y provocando condenas de alcaldes y de hasta el propio presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Antes de emprender el regreso a casa desde la cumbre del G7 en Japón, el mandatario expresó su solidaridad con Vinícius Jr.

“¿Cómo es posible que en pleno siglo XXI tengamos prejuicios raciales cobrando fuerza en varios estadios de Europa?”, dijo en una conferencia de prensa.

El Gobierno brasileño calificó de “inaceptables” los ataques contra el futbolista en un comunicado, y anunció que tomaría medidas tanto con las autoridades deportivas como con los patrocinadores. CNN Brasil informó que el Ministerio de Relaciones Exteriores convocaría al embajador de España en Brasilia, mientras que el embajador brasileño en España había solicitado reuniones con Tebas, de LaLiga, y Rubiales, de la Real Federación Española de Fútbol.

Aunque durante mucho tiempo la cobertura del fútbol no ha abordado el racismo dentro de este deporte, ahora el tema es tratado a menudo por comentaristas y expertos de otras ligas. En 2021, la presentadora de Sky Sports Kelly Cates mencionó en el descanso que el Arsenal había denunciado abusos racistas por parte de un espectador al principio del partido.

Sin embargo, la cobertura del fútbol español está muy controlada. La Liga admitió anteriormente que los periodistas que cubren la liga entienden que hay ciertas reglas sobre cómo se cubre el deporte.

En una entrevista radial el año pasado, Tebas dijo que él no dice qué preguntas hay que hacer, sino que hay que saber lo que no se puede preguntar. Y puntualizó que si se pregunta algo que no está en el reglamento, no volverá.

La Liga dijo en un comunicado que investigaría el incidente y tomaría las medidas legales correspondientes. La liga ha presentado nueve denuncias por insultos racistas contra Vinícius en las últimas dos temporadas, incluidas siete esta temporada.