jueves 09 de diciembre de 2021
BLOOMBERG
22-09-2021 20:00
22-09-2021 20:00

Calidad del aire: la OMS estableció pautas más estrictas por primera vez desde 2005

La Organización Mundial de la Salud estableció pautas más estrictas para la calidad del aire a medida que aumenta la evidencia que relaciona la contaminación atmosférica con el deterioro de la salud humana.

22-09-2021 20:00

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció pautas más estrictas para la calidad del aire a medida que aumenta la evidencia que relaciona la contaminación atmosférica con el deterioro de la salud humana.

En la primera actualización de sus directrices desde 2005, la agencia de salud de las Naciones Unidas bajó casi todos los niveles de contaminación del aire que eran considerados aceptables. Se estima que esta contaminación causa 7 millones de muertes prematuras y, junto con el cambio climático, es una de las mayores amenazas medioambientales, según la agencia.

“El siguiente paso es que los responsables políticos utilicen estas pautas para crear políticas que mitiguen la carga sanitaria que representa la contaminación atmosférica”, dijo este miércoles a la prensa Hans Kluge, director regional de la OMS para Europa. “Tenemos una oportunidad única: las pautas proporcionan un sólido argumento de salud que va de la mano de la lucha mundial contra el cambio climático”.

Las partículas finas resultantes de la quema de combustibles fósiles para el transporte, la energía, la industria y la agricultura pueden penetrar profundamente en los pulmones e incluso entrar en el torrente sanguíneo. Estas partículas, conocidas como PM2,5 y PM10 por su tamaño en micras, pueden provocar enfermedades cardíacas y pulmonares, además de afectar a otros órganos.

La preocupación por el calentamiento global y los nuevos hábitos de consumo

Las actividades que producen partículas finas también emiten gases de efecto invernadero responsables del calentamiento global. Según la agencia de la ONU, ambos problemas se pueden abordar al mismo tiempo, utilizando herramientas similares.

Según María Neira, directora del Departamento de Medio Ambiente, Cambio Climático y Salud de la OMS, si se quiere reducir los niveles de contaminación atmosférica en todo el mundo, una cuestión clave está relacionada con el sector energético: se trata en gran medida de acelerar esta transición energética saludable. Añdió que pasar a fuentes de energía renovables y limpias tendrá un impacto muy positivo en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, abordará las causas del cambio climático y reducirá la contaminación del aire.

La OMS actualizó las directrices para seis contaminantes que se sabe que dañan la salud humana: material particulado, ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre y monóxido de carbono. Casi el 80% de las muertes relacionadas con PM2,5 podrían evitarse si los niveles de contaminación atmosférica se redujeran a los propuestos en la directriz actualizada, según la agencia.

Conocemos la magnitud del problema y sabemos cómo resolverlo”, dijo Kluge. “Estas pautas actualizadas brindan a los responsables de la formulación de políticas pruebas sólidas y la herramienta necesaria para abordar esta carga de salud a largo plazo”.