miércoles 23 de junio de 2021
BLOOMBERG Pandemia
23-03-2020 12:11

La vacuna de Estados Unidos para el COVID-19 podría llegar a algunos en otoño del hemisferio norte

La empresa Moderna anunció que la inmunización podría estar disponible para ciertos candidatos, antes de las expectativas para un lanzamiento comercial en un año.

23-03-2020 12:11

Moderna Inc. dijo que su vacuna experimental para Covid-19 podría estar disponible para algunos candidatos este otoño, antes de las expectativas para un lanzamiento comercial en un año.

Stephane Bancel, líder ejecutivo de biotecnología, dijo a Goldman Sachs el viernes que el ARNm-1273 podría estar disponible para algunas personas, posiblemente trabajadores sanitarios, bajo autorización de uso de emergencia, según una declaración de la compañía. Moderna desarrolló la vacuna en asociación con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. Las pruebas en humanos comenzaron a principios de este mes.

No se espera que una posible vacuna esté disponible comercialmente durante al menos un año. Moderna también está aumentando la capacidad de fabricación para poder producir millones de dosis todos los meses, dijo la compañía.

Moderna shares climb after vaccine updates

Las acciones de Moderna llegaron a subir un 2,7% el lunes después de un viernes volátil ya que los inversores reflexionaban sobre el plazo de 12 meses o más para un nuevo tratamiento contra el virus. Moderna Inc. es una compañía relativamente nueva en el mercado que emplea un enfoque basado en genes para el desarrollo de la terapia farmacológica.

¿Qué sería del mundo sin las vacunas? Lecciones urgentes de una pandemia que nos convoca a pensar

El pasado lunes 16 de marzo un voluntario recibió la primera dosis experimental de una posible vacuna contra el coronavirus, según informó un funcionario del Gobierno de los EE.UU. La misma fue desarrollada a raíz de un ensayo clínico de la colaboración de Moderna con el Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés). La acción se lleva a cabo en el Kaiser Permanente Washington Health Research Institute en la ciudad de Seattle.

Las pruebas comenzaron con 45 voluntarios jóvenes y sanos con diferentes dosis de vacunas. Según se informó, no hay posibilidad de que los participantes puedan infectarse con las inyecciones, ya que no contienen el virus en sí, ni de forma activa ni inactiva. El objetivo es simplemente verificar que las vacunas no muestren efectos secundarios preocupantes, preparando el escenario para pruebas de mayor envergadura.