4th de March de 2021
BLOOMBERG
31-12-2020 09:48

El 2021 podría ser un gran año para el gas natural licuado

Los países buscan una alternativa más barata que el carbón para abastecerse de combustibles. Por eso el año que empieza puede convertirse en una rentable oportunidad para los operadores de gas natural licuado.

Anna Shiryaevskaya, Stephen Stapczynski y Sergio Chapa
31-12-2020 09:48

Los operadores de gas natural licuado anticipan una rápida recuperación de la demanda en 2021 después de un año en que la pandemia de coronavirus provocó fluctuaciones drásticas en los precios.

El clima más frío en los principales países importadores, las interrupciones en los principales centros de producción y la congestión a lo largo de las rutas globales de envío ya se han combinado para impulsar los precios spot en Asia al nivel más alto desde 2014.

El gas natural licuado (GNL) asiático registre el mejor desempeño de 2020 entre los principales productos básicos.

La demanda del combustible utilizado para calefacción y generación de energía está creciendo más rápido que cualquier otro combustible fósil a medida que los países buscan una alternativa barata, confiable y más limpia que el carbón. La pandemia descarriló ese crecimiento en 2020, pero China e India están emergiendo como principales fuentes de demanda.

“Muchos países están buscando importar GNL”, dijo por teléfono Tom Holmberg, socio de la firma de abogados Baker Botts LLP en Washington D.C. “Todavía creo que vayamos a ver un crecimiento en el mercado del GNL”.

Las importaciones mundiales de GNL en 2020 fueron aproximadamente iguales a las del año anterior, según datos de seguimiento de barcos recopilados por Bloomberg. Esa fue una gran decepción para una industria que ha disfrutado de una tasa de crecimiento anual de 10% desde 2016.

Sin embargo, se espera que la demanda mundial de gas reanude el crecimiento el próximo año. La demanda de GNL, que representa aproximadamente 10% del total, puede recuperarse aún más rápido, dependiendo del rendimiento de Pakistán, India y Bangladesh, dijo Manas Satapathy, director gerente del negocio de energía de Accenture.

En general, los embarques del combustible a Asia se han recuperado desde el apogeo de la pandemia y la demanda de GNL de la región se recuperará considerablemente el próximo año, según S&P Global Platts.

El panorama en Europa es muy diferente debido a que los países lidian con un nuevo aumento de los casos de covid-19 e imponen confinamientos que reducen la demanda de energía. El continente se dirige a una “recuperación muy neutral” en 2021, según Satapathy.

El mantenimiento no planificado en instalaciones de exportación de GNL desde Australia a Qatar y Malasia ha conducido a un mercado más ajustado de lo esperado en la segunda mitad del año. Y los retrasos en la navegación por el Canal de Panamá frenaron los suministros a Asia. Si estas interrupciones persisten durante todo el año, los precios podrían elevarse muy por encima de los niveles actuales.

El Foro de Países Exportadores de Gas, que representa 60% de las exportaciones mundiales de GNL, espera que la oferta aumente entre 6% y 7% el próximo año, frente a 2% y 2,5% en 2020.

El comercio de GNL fue mucho más resistente a los desafíos de este año que las importaciones en forma gaseosa del combustible, dijo el grupo en su perspectiva a corto plazo.

El mercado probablemente seguirá teniendo un exceso de oferta el próximo año, según Vitol SA y Trafigura Group Ltd., dos de las mayores casas comerciales activas en GNL. Más allá de eso, esperan que el mercado se ajuste.

Los operadores estarán atentos para ver si los compradores de GNL de Estados Unidos desechan alguna carga el próximo año.

Cerca de 200 cargas fueron canceladas en el verano después de que la pandemia golpeara los precios spot en Europa y Asia.

Si bien es poco probable que se repita eso en 2021, los operadores sí esperan que se produzcan algunas cancelaciones para ayudar a equilibrar el mercado.

Las exportaciones estadounidenses de gas están aumentando a nuevos récords cada mes a medida que nuevas instalaciones entran en funcionamiento. Pero cualquier caída en la demanda podría obligar a los proveedores a cancelar los cargamentos.

Las relaciones comerciales entre EE.UU. y China serán un enfoque clave. China es el importador de GNL de más rápido crecimiento y EE.UU. está aumentando las exportaciones. Hay pocos acuerdos de oferta a largo plazo entre las dos naciones, aunque el GNL fue un foco en la gestión del presidente Donald Trump.

Joe Biden asumirá la presidencia el 20 de enero. Varios proyectos de GNL de EE.UU. esperan que hayan relaciones más normales que los ayuden a firmar acuerdos con compradores chinos.

Hay una creciente opinión entre los ambientalistas acerca de que el gas natural es un importante contaminante. Después de años de centrarse en el carbón y el petróleo, ahora están centrando su atención en cómo reducir a cero las emisiones de todos los combustibles fósiles. Ese cambio tiene a proveedores, compradores y transportistas pensando en iniciativas ecológicas para limpiar las actividades relacionadas con el metano y las emisiones de gases de efecto invernadero.

La mitad de la huella de carbono en el ciclo de vida de un cargamento de GNL proviene de los proveedores, dijo Jack Fusco, director ejecutivo de Cheniere Energy Inc. El productor de GNL está presionando por una mayor transparencia en las emisiones carbono para el combustible.

“Nuestros clientes querrán estar seguros de que pueden validar y auditar lo que les estamos diciendo que es nuestra huella de carbono”, dijo.