lunes 12 de abril del 2021
CIENCIA PELIGRO
13-06-2019 01:13

Cada año consumimos 50 mil partículas de plástico altamente nocivas

Beber mucha agua embotellada aumenta dramáticamente la cantidad de partículas que se consumen, según los científicos.

13-06-2019 01:13

Una persona promedio consume al menos 50.000 partículas de plástico al año y respira una cantidad similar, según el primer estudio que calculó la ingestión de polución plástica de las personas. El informe, publicado en la revista académica Environmental Science and Technology, utilizó datos de 26 investigaciones previas que han medido la cantidad de microplásticos en pescado, mariscos, azúcar, sal, cerveza y agua, así como en el aire de las ciudades.

Todavía se desconoce el impacto que tiene en la salud la ingesta de microplásticos, que podrían liberar sustancias tóxicas, y el estudio indica que algunas partículas son tan pequeñas que pueden penetrar los tejidos, pudiendo desatar reacciones inmunológicas. La contaminación de los microplásticos se genera principalmente por la desintegración de basura plástica y parece ser onmipresente en todo el planeta. La investigación ha encontrado microplásticos en prácticamente todos los ecosistemas: en el aire, la tierra, los ríos y en lo más profundo de los océanos de todo el planeta.

Advierten que es alta la contaminación por plásticos en las playas

También se han detectado microplásticos en agua del grifo y embotellada, en mariscos y en cerveza. En octubre, por primera vez se encontraron en una muestra de heces humanas, lo que confirma que las personas ingerimos estas partículas. Los científicos utilizaron después las directrices nutricionales del Gobierno estadounidense para calcular cuántas partículas ingiere una persona promedio cada año, según The Guardian. En el caso de los adultos, la cifra de unas 50.000 partículas de microplástico y en los niños serían unas 40.000. 

"Hay mucho que desconocemos. Faltan muchos datos que tendríamos que conseguir", reconoció el director de la investigación, Kieran Cox, de la Universidad de Victoria (Canadá). "Es probable que otros alimentos, como el pan, los productos procesados, la carnes, los lácteos y los vegetales, tengan tanto plástico como los analizados Es altamente probable que esos alimentos contengan una gran cantidad de partículas de plástico. Podríamos estar hablando de cientos de miles", reconoció.

Algunos de los datos disponibles analizan el agua. En promedio, el agua embotellada contiene 22 veces más microplásticos que el agua del grifo. Una persona que sólo consume agua embotellada ingeriría 130.000 partículas solo de esa fuente, afirmaron los investigadores, en comparación con unas 4.000 si solo bebiera agua de la canilla. Los científicos no saben qué sucede cuando los microplásticos son inhalados, pero el estudio especula que "la mayoría de las partículas inhaladas serán ingeridas" en lugar de ser expulsadas mediante la tos o los estornudos.

Hallan una “isla” de basura plástica dos veces más grande que Francia

Stephanie Wright, del King’s College de Londres, cree que "estas estimaciones sugieren que la exposición al microplástico es relativamente baja en comparación con otros tipos de partículas". "Por ejemplo, se calculó que la dieta occidental promedio expone cada día a los consumidores a miles de millones de micropartículas de dióxido de titanio, un aditivo común. Sin embargo, todavía no se sabe qué efecto puede tener esa cantidad relativamente baja de exposición a los microplásticos", agregó.

"Eliminar el plástico descartable y apoyar a empresas que no utilicen envases de plástico puede tener un impacto importante", opinó Cox. "Los datos son muy simples. Estamos produciendo mucho plástico y este acaba en los ecosistemas de los que formamos parte". La Comisión Europea afirmó en un informe de abril que "la evidencia [sobre los riesgos medioambientales y sanitarios de los microplásticos] ofrece motivos genuinos de preocupación y debemos ser precavidos".

D.S.

En esta Nota