Soleado
Temperatura:
26º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 12 de noviembre de 2018 | Suscribite
CIENCIA / Proeza médica
miércoles 15 agosto, 2018

La historia de Katie, la mujer más joven en recibir un trasplante de cara

Un intento de suicidio a los 18 años dejó a Katie Stubblefield sin rostro y se convirtió en la paciente más joven en recibir un trasplante total de cara en EEUU.

Galería de imágenes

por Florencia Ballarino


Fotogalería
Katie Stubblefield perdió su cara por una bala a los 18 años. Los médicos le dieron una nueva a los 21. Foto: National Geographic

Un disparo de bala autoinfligido, el 25 de marzo de 2014, dio un giro en la vida de Katie Stubblefield, de 18 años. Aunque la joven estadounidense sobrevivió, el disparo destruyó su rostro. Desde de ese momento comenzó un largo camino de recuperación: Katie necesitó más de 20 cirugías en tres años para finalmente tener una nueva cara. En mayo del año pasado, los médicos de la Clínica Cleveland ayudaron a la mujer de 21 años a convertirse en la 40ª receptora de trasplante de cara en el mundo y la más joven en la historia de Estados Unidos. Su conmovedora historia es la tapa de la revista National Geographics de septiembre.

Katie estuvo en lista de espera para trasplante más de un año antes de que se encontrara un donante. Adrea Schneider, una mujer de 31 años que había fallecido recientemente, era compatible. Su abuela, Sandra Bennington, tomó la decisión de donar la cara de Adrea a Katie. Adrea estaba registrada como donante de órganos y su corazón, pulmones e hígado también fueron donados y salvaron vidas a lo largo de Estados Unidos.

Jérôme Hamon, el hombre de los tres rostros

La intervención completa duró 31 horas e incluyó frente, párpados superiores e inferiores, cuencas del ojo, nariz, boca y labios, las mejillas, la mandíbula superior y parte de la inferior, dientes y músculos faciales. “Ahora tengo una segunda oportunidad en la vida”, dijo Katie en un documental de National Geographic, que revela toda la lucha y el proceso de recuperación de la joven. En la actualidad y gracias a su nuevo rostro, piensa en ir a la universidad y obtener la capacitación necesaria para ayudar a los demás, ya sea a través de la enseñanza o la sensibilización sobre la prevención del suicidio.

La cirugía de Katie fue financiada por el Departamento de Defensa de los EE.UU. a través del Instituto de Medicina Regenerativa de las Fuerzas Armadas. El objetivo fue mejorar el tratamiento para los miembros de las fuerzas heridos en batalla que regresan con lesiones similares. Como tal, la cirugía de trasplante de cara de Katie se convirtió en un experimento de por vida para el tratamiento de traumatismos faciales por bala.

 Todos somos donantes: la Cámara de Diputados aprobó la Ley Justina.

Los trasplantes faciales parciales y completos implican reemplazar la cara de una persona con el tejido donado del donante fallecido. Incluyen reemplazar la piel, los huesos, los nervios y los vasos sanguíneos. Sólo se han realizado 40 en todo el mundo; el primero en Francia en 2005. De hecho, Katie es la persona número 40 en el mundo en recibir un trasplante de rostro y la tercera en la Clínica Cleveland, considerada la pionera en la reconstrucción facial en los Estados Unidos.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4446

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard