martes 15 de junio de 2021
COLUMNISTAS Pandemia y creatividad
21-05-2021 23:34

Cabalgar sobre la tormenta

21-05-2021 23:34

No es una película lo que vivimos. El título nos indica lo importante que es poder cabalgar sobre una tormenta, como la que vivimos desde el año 2020. El coronavirus ha sacudido como un terremoto y agrietado al mundo. Mientras  que el equivalente a tres aviones Boeing con todos sus pasajeros se nos están cayendo por día en la Argentina, por la suma de fallecidos diarios, algunas personas andan por la calle sin medidas de protección ni protocolo, tenemos varios vecinos que fueron víctimas mortales, manteros en el Once sin barbijos, gente movilizada por el fútbol,  otros por la presencialidad en las escuelas, movilizaciones sociales, gente en los restaurantes sin protección, personal de la alimentación atendiendo mesas y recibiendo dinero, sirviendo comida sin seguir los protocolos necesarios.

No es la primera pandemia del mundo, pero es la primera que nos abarca a todos. Es una época de necesidad de creatividad para salir adelante económica y saludablemente. Tiempo de crear tareas a nuestros hijos o alumnos a través de alguna red social o vía de comunicación.

Hay quienes están muriendo solos, asustados, internados con respiradores; pienso en el miedo que deben de haber sentido al saber que tal vez no volverían a ver a sus seres queridos. Una vecina que vivía con un hijo adolescente y su madre mayor falleció el viernes luego de estar un mes y medio internada y le decían a su familia que estaba estable. Su madre murió unas semanas antes también de covid-19. El hijo quedó solo. Un joven de 29 años, Ariel, empleado de un supermercado, se enfermó el lunes 3 de mayo, era covid-19, lo internaron ese día, murió el 4 de mayo.  La procrastinación hoy día nos conduce a la muerte física, espiritual y económica. Ni hablemos del negacionismo sobre la pandemia. Tantas mentiras nos han dicho que muchos no creen nada de lo que los medios digan, a lo que se suman negadores que son dirigentes políticos y líderes. El escepticismo nos está llevando a ignorar que mucha gente en el mundo está viviendo confinada, enclaustrada, aislada, demasiados hospitalizados, con enfermedades sin seguimientos, desempleados, recelos sobre las vacunas y sin sospechar los extremos a los que esta  pandemia nos puede llevar. Ni hablemos de los entierros, los cuerpos sepultados en soledad sin familiares, cadáveres equivocados, cremaciones con dudas para muchos familiares sufriendo con sospechas de tráfico de órganos. El dolor de todos los familiares y amigos y… ante este panorama tenemos el descreimiento y la inconsciencia de muchos.

Confieso que al principio fui una incrédula, pero por respeto social seguí el protocolo de la “a” a la “z”. Con la tristeza de las pérdidas humanas me sentí luego culpable de pensamientos escépticos porque ellos nos llevarían a un desamor hacia el prójimo y nos hacen irresponsables ante nuestra especie. Las herramientas de creación varían según las necesidades y aptitudes de cada uno. La imaginación y la empatía son algunos de los vehículos para atravesar victoriosos esta pandemia. Contamos con la ventaja de internet para la comunicación de cualquiera de las ramas de creatividad. Hoy poseemos la ventaja de poder crear empresas sin mucha inversión ni alquileres, de enseñar o aprender sin movernos de casa, de publicitar sin tener que desembolsar. Recuerdo el relato del hijo de un uruguayo que se mudó a Brasil durante la dictadura y emprendió un negocio exitoso de venta de sujetadores para manteles en los restaurantes al aire libre.  La venta o promoción  de productos en internet ha sido una de las grandes ganadoras de hoy, como los servicios en streaming por ejemplo, pero podrían surgir muchas más.  Muchos personajes famosos de la historia han creado obras o inventos insuperables durante períodos de pandemia: Edvard Munch (pintor, El grito), William Shakespeare, Newton, Boccaccio entre otros, ellos no nos dejaron un instructivo para hacerlo, pero con creatividad y fortaleza podremos marcar un camino o varios para cabalgar sobre esta terrible tormenta.

*Escritora uruguaya.

En esta Nota