24 ene 2021
CóRDOBA |Racing subcampeón del '80
domingo 20 diciembre, 2020

"Aquel equipo quedó en la historia"

Roberto Gasparini, el último ídolo de la Academia cordobesa, recuerda la inolvidable campaña de hace 40 años en el Campeonato Nacional.

Ídolo racinguista. Gasparini con la camiseta que lo identifica en Córdoba. “El Pato” también jugó en Talleres y Estudiantes de Río Cuarto. Foto: CEDOC PERFIL
domingo 20 diciembre, 2020

Roberto Daniel Gasparini (62) es el último gran referente futbolístico de Racing de Nueva Italia. “El Pato” dictó cátedra en aquella Academia que disputó la final del Nacional de 1980 ante Rosario Central y que no pudo dar la vuelta olímpica en “el Chateau” pese a ganar 2-0 la revancha del 21 de diciembre de 1980. Cuatro días antes, en Arroyito, el elenco dirigido por Alfio Basile había perdido 5-1 el juego de ida y esa diferencia resultó clave para la definición.

“Aquel equipo quedó en la historia, más allá de haber sido subcampeón. Igual que Holanda en el Mundial ’74. Talleres ya había llegado a una final de AFA, pero con jugadores de selección y una situación económica mucho mejor. Racing era un equipo humilde del interior y por eso se le dio más valor”, destaca el exmediocampista.

Para alcanzar el mayor logro deportivo de sus 96 años, la Academia debió jugar 20 partidos en tres meses. En la fase inicial fue escolta de Rosario Central en la Zona A, que completaron Estudiantes, Vélez, Gimnasia de Jujuy, Racing y Atlético Tucumán. También enfrentó a Chaco For Ever en interzonal.

“De entrada tuvimos un par de malos resultados pero cuando le ganamos a Racing en Avellaneda empezamos a parecernos a un equipo. Otro juego clave fue el que empatamos en Jujuy con un penal sobre la hora. Sin ese punto no hubiéramos clasificado”, añade.

“Era el segundo Nacional de Racing y lo encaramos con la expectativa de hacer lo mejor posible. Sabíamos que era difícil pero las cosas se fueron dando y el equipo se afianzó. Y cuando los otros se dieron cuenta, ya nos habíamos agrandado”, relata Gasparini.

Bien del “Coco”

“Con la mayoría del plantel nos conocíamos, aunque con ‘la Araña’ Amuchástegui no hice inferiores y era con quien mejor me entendía. ’La Chueca’ Aramayo aportó experiencia y con ‘el Panza’ López y ‘el Negro’ Ramos fueron nuestros guías”, señala “el Pato”. Y enumera los atributos del equipo: “Teníamos variantes para llegar al gol, un contragolpe letal y sacábamos provecho de la pelota parada”.

“Había un buen grupo. Todos queríamos que nos vieran para poder progresar, ya que en Córdoba no se vivía del fútbol”, sostiene. Y destaca el aporte del “Coco” Basile: “Él nos dio la personalidad. Antes ir a jugar a Buenos Aires daba un miedo bárbaro. Él nos metió en la cabeza que éramos buenos y que debíamos jugar igual en todos lados”. 

“En el primer cruce nos toca Argentinos y el Diego (Maradona) no juega porque estaba con la selección. Se nos fueron alineando los astros. Después superamos a Independiente en gran nivel”, relata sobre los cuartos de final ante el Bicho (1-1 y 3-1) y las semifinales con el Rojo (4-0 y 3-5). 

De la definición con Rosario Central, Gasparini dice: “La derrota en el primer partido nos complicó mucho, pero la gente confiaba en nosotros y llenó el estadio. El árbitro (Teodoro Nitti) no nos dio un penal clarísimo en el primer tiempo… Quizá ahí hubiera cambiado la historia”.

Por esas vueltas del fútbol, “el Pato” jugó siete años más tarde para el Canalla: “Victor Vesco (expresidente de Rosario Central) siempre me decía `te voy a llevar`. Al final se dio el gusto”. 

Orgullo y desencanto 

En 2011 una de las tribunas del estadio que albergó la final de hace 40 años fue rebautizada como Platea Gasparini: “Es emocionante. Un orgullo. Y lo más importante es que al nombre lo eligió la gente. En la inauguración estaba con mi vieja María Rosa y varios excompañeros. Cuando descubrieron la plaqueta se me empezó a mover el piso”.  

Gasparini cuenta que le hubiera gustado ser contador pero que la citación a la primera de Racing le hizo imposible seguir los estudios. “Cuando me subieron a la primera yo estaba en el secundario. Me entrenaba solo con el Profe Díaz Otañez en la pista de Alem y Augusto López, y `el Huevo’ Muggione me pedía que los jueves me escapara del colegio para la práctica de fútbol”, recuerda.

Hoy se reconoce ”desencantado” con el fútbol tras un paso por el sindicato de técnicos. “Acá le dan un juego de camisetas a los clubes y pareciera que está todo bien”, dice. Y critica lo que ve en las canchas: “No te llama la atención. Está todo mecanizado y ni sabés quiénes juegan. Pero es lo que hay”.
 

Pato GaspariniEL RECUERDO DEL DIEGO. "El Pato" Gasparini enfrentó a Maradona en un amistoso entre Rosario Central y Nápoli.

El otro “10” en el San Paolo

El Nacional ’80 tuvo como goleador a Maradona, quien anotó 17 tantos pero no enfrentó a Racing por estar de gira con la selección. “La primera vez que nos cruzamos fue en el Nacional ’78. Argentinos ganó 1-0 con gol de él y yo estuve en el banco”, cuenta Gasparini. Se refiere al juego del 5 de noviembre que marcó el debut racinguista en la Primera de AFA.

La única vez que “el Pato” coincidió con Diego en el césped fue el 19 de agosto de 1987, en un duelo entre los campeones de Italia y Argentina que animaron Nápoli y Rosario Central en el Estadio San Paolo.

“Para nosotros fue un premio por haber obtenido el título. Salimos un lunes, llegamos un martes, jugamos un miércoles y nos volvimos un jueves. Ganamos 1-0 y Diego erró un penal en los últimos minutos”, rememora.

 “Maradona era un ídolo total y no podía ni andar por la calle. Casi ni lo vimos. Él conocía a Hernán Díaz por la selección y llegó al vestuario para saludar. “Acá no van a querer salir de noche, ¿eh?”, recuerdo que nos dijo.

Gasparini lució la “10” y ejecutó el tiro libre que Jorge Balbis cabeceó para marcar el único gol del amistoso que se jugó ante 45 mil espectadores.

 

Racing 1980EQUIPO DE LAS CUATRO DÉCADAS. Racing subcampeón del Nacional ’80, una formación que los futboleros recuerdan de memoria.

La campaña

-En el Campeonato Nacional 1980 Racing de Córdoba jugó 20 partidos, con 11 triunfos,  dos empates y siete derrotas.

-Como local disputó 10 encuentros, con nueve victorias (cinco en Nueva Italia y cuatro en el Estadio Córdoba) y una sola derrota en el interzonal ante Chaco For Ever en cancha de Instituto.

-Convirtió 34 goles y su máximo artillero fue Miguel Ángel Ballejo, con 10 anotaciones.

-Los otros goleadores fueron Atilio Oyola (6), Luis Amuchástegui (5), Horacio Baldessari (4), Roberto Gasparini (3), Guillermo Aramayo (1), Eliseo Cardozo (1), Osvaldo Coloccini (1), Ángel Feliú (1), Oscar López (1) y Mario Tapiero (1).

-Bajo la conducción del entrenador Alfio Basile también integraron aquel  plantel Juan Manuel Ramos, Raúl Malavolta, Mario Beutke, Lucio Del Mul, Pascual Noriega, Miguel Obed, Enrique Vivanco, Miguel Seronero, Eduardo Maldonado, Jorge Maldonado y Rubén Molina.

-A Rosario Central, su rival en las finales, lo enfrentó en cuatro oportunidades, ganando los dos encuentros de local (3-1 y 2-0) y perdiendo los dos compromisos de visitante (0-1 y 1-5).

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5250

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.