30 sep 2020
CóRDOBA |Comienza el 5781
domingo 13 septiembre, 2020

Cómo vivirá el año nuevo la comunidad judía en el contexto de la pandemia

Rabinos de distintos templos de la ciudad cuentan a PERFIL CÓRDOBA cómo se preparan para las fiestas que comienzan este viernes. Protocolos, distanciamiento y creatividad, algunas de las premisas.

RABINOS. Shlomo Libedinsky - Marcelo Polakoff - Mendy Turk y Rafael Jashes Foto: Cedoc Perfil

Con la aparición de la primera estrella en la tarde del próximo viernes, la comunidad judía comenzará la celebración del año nuevo, Rosh Hashaná, 5781. Las festividades, que se extenderán hasta la tarde noche del domingo, presentarán una imagen distinta debido a la pandemia del Covid-19 que golpea al mundo y que encuentra a Córdoba en uno de sus momentos sanitarios más complejos. Rezos individuales, estrictos protocolos en los templos y grupos familiares distanciados sin poder reunirse en una misma mesa serán algunas de las particularidades que tendrán este comienzo de año para el pueblo judío.

PERFIL CÓRDOBA dialogó con los rabinos de los cuatro templos judíos de la ciudad que se preparan para el año nuevo que marcará el comienzo de los ‘Iamim Noraim’, las Altas Fiestas de la colectividad. Shlomo Libedinsky, rabino principal de la comunidad sefaradí consideró que este “va a ser un Rosh Hashaná como nunca se vivió”. “Nosotros somos personas que tenemos hábitos, costumbres, y nos cuesta movernos de esas costumbres. Este año vamos a estar forzados a vivirlo de otra manera”, describió.

“Hay mucho dolor entre la gente por no saber si van a poder asistir al templo y tampoco quieren ir al templo por el riesgo que implica. Van a ser fiestas raras, pero también será un año nuevo íntimo y creo que todos nos vamos a llevar una grata sorpresa al vivirlo de una manera más personal”, agregó.

En la misma línea, el rabino Mendy Turk, del Beit Jabad Córdoba destacó: “Vamos a enfocarnos más en el espíritu de Rosh Hashaná, lo que simboliza esta fiesta, y cada uno va a tratar de vivirlo más íntimamente. La idea es cumplir todas las obligaciones que implica la fiesta, con todos los protocolos que las autoridades han dispuestos para la ocasión. Uno de los momentos más importantes del día es escuchar el Shofar (cuerno de carnero) e intentaremos visitar caminando a aquellos que no puedan llegar al templo. Con la distancia correspondiente podremos acercar este precepto a mucha gente, incluso a adultos mayores que no puedan venir a nuestra institución”.

Rally de Rosh Hashaná. El Centro Unión Israelita decidió no hacer presencial los rezos, según contó el rabino Marcelo Polakoff y explicó los motivos: “La decisión la tomamos por dos o tres cuestiones, la primera es que no entraría toda la gente. A pesar de tener la sinagoga más grande de Córdoba, no podríamos hacerlo, aún con protocolos, porque deberíamos priorizar a algunas personas por sobre otras y por eso no quisimos. En segundo lugar, no queríamos poner a las personas en situación de incomodidad o de miedo de ir al templo en esta situación tan particular. El hecho de hacerlo online a través de streaming permite que todos, incluso las poblaciones de riesgo o aquellos que están lejos, tengan acceso a los servicios religiosos. Todavía en nuestra sinagoga no hemos hecho nada presencial, a pesar de los permisos del COE”, agregó.

Polakoff contó, además, que organizarán una actividad especial denominada rally de Rosh Hashaná: “La idea es que las personas visiten postas alrededor de la ciudad donde podrán escuchar el sonido del Shofar, cantar canciones típicas, dar caridad o encontrarse con actividades para niños”.

Incentivar la creatividad. El rabino Rafael Jashes, de la Kehila de Valle, comentó que hay mucha gente con miedo de ir a las sinagogas por la pandemia: “En estos momentos de crisis, con algunos impedimentos, surge la creatividad. Creo que se pueden lograr cosas parecidas a lo habitual. En Valle Escondido vamos a tener un lugar abierto, para gente que no quiera rezar en lugares cerrados y escuchar el Shofar. Las fiestas judías tienen algo muy lindo que es la reunión con amigos, con mucha gente, y no lo podremos hacer. Este año va a tener mayor intimidad”, señaló y subrayó: “En el judaísmo, más allá de las costumbres, siempre está la vida y acá pasa lo mismo. Es mejor prevenirse en vez de curar. Todas las comunidades de Córdoba creo que lograron adaptarse en la pandemia y buscar que nadie esté solo, enviando un plato de comida, una manzana con miel o dándole un mensaje. A esa creatividad el pueblo judío la ha tenido a lo largo de la historia”, reflexionó Jashes.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5134

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.