domingo 26 de septiembre de 2021
CóRDOBA Por las pantallas
22-08-2021 00:49
22-08-2021 00:49

Preocupación por aumento de consultas oftalmológicas en niños

Se dispararon los casos de miopías y estrabismos. Uso de pantallas y falta de exposición a luz solar por encierro, los principales motivos.

22-08-2021 00:49

Las consecuencias que la pandemia de Covid-19 generó en la sociedad son muy diversas e impactaron en los distintos estratos y grupos etáreos que la conforman. Entre los efectos generados por el aislamiento, el uso abusivo de pantallas y la falta de exposición al sol por el encierro, generó un fuerte aumento en los problemas oculares registrados en niños.
Especialistas oftalmológicos ven con preocupación el crecimiento exponencial de problemas ópticos, principalmente miopías y estrabismos.

En diálogo con PERFIL CÓRDOBA, el doctor Alejandro del Rivero, integrante de la Comisión de Oftalmología Infantil de la Sociedad de Oftalmología de Córdoba, se mostró alarmado por el aumento de las consultas. “En 2020 se registró un aumento del 40% en los casos de miopía. Esa tendencia se mantiene y continúan las consultas de manera permanente por miopías y estrabismos en niños”, explicó el especialista.

“Pero no solo eso, el estrabismo es una patología en donde el ojo se desvía. Vemos mucha descompensación de estrabismos, niños que tenían la situación controlada pero que tras la
pandemia debieron ser operados. Dentro de estos problemas hay otro agravante: antes uno veía que de cada 10 estrabismos, nueve eran desviados para adentro y uno era desviado para afuera. Ahora se ven más desvíos para afuera que para adentro, lo cual complejiza el tratamiento y la efectividad de la cirugía”, añadió.

Pantallas y encierro. A la hora de explicar las razones del aumento de la patología, en paralelo con la llega de la pandemia, Del Rivero subraya dos motivos fundamentales: el uso abusivo de las pantallas y la menor exposición a la luz solar debido a que los niños salieron menos de sus casas.

“En este tiempo hubo un uso desmedido de dispositivos electrónicos por parte de niños. Ese efecto de las pantallas se ve mayoritariamente en niños, debido a que el ojo está en formación, está creciendo. Por tal motivo se aconseja el no uso de pantallas hasta los dos años, una hora entre los dos y los cinco años y no más de dos horas en niños de más de cinco años”, detalló.

“Es muy difícil trabajar este tema, lo entiendo como papá, y más en la pandemia. En ese caso a la hora de optar por una pantalla, si se utilizan las más grandes y a más distancia, mejor. Es preferible que vean videos en la televisión que en el celular. De cerca uno hace un esfuerzo en la acomodación para ver y ese esfuerzo lleva a la producción de miopía”, resaltó el especialista.

El encierro y la falta de sol, otra de las razones. Del Rivero explicó también que otro de los causantes del aumento de consultas oftalmológicas en niños tuvo que ver con la falta de luz solar. “El estar expuestos al sol genera placer. Hay un neurotransmisor que se llama dopamina y se produce cuando estamos al sol. Eso fue algo que no se produjo en los chicos y fue una de las causales de la miopía. La disminución de la dopamina genera que el ojo se alargue más. Se aconseja para los ojos dos horas de actividades al aire libre. Este es un tema que se está viendo en los congresos internacionales”, completó el profesional, quien indicó que según proyecciones en el 2050 la mitad de los niños podrían ser miopes, que en pocas palabras significa que necesitarán lentes para ver de lejos.

Pantallas 21-8

Otras consultas. Además del aumento en las miopías y la descompensación de estrabismos se vieron incrementadas otras consultas, entre las que se destacan los tics nerviosos. “A los oftalmólogos es a quienes primero nos consultan por este tema. Si bien es un problema psicosomático, la vida diferente que todos tuvimos que atravesar con la pandemia y el estrés que generó en niños, provocó la aparición de tics nerviosos”.

Además se vieron aumentadas las visitas por ojo rojo o sequedad, patología que se relaciona directamente con el aumento en actividad de pantallas. “El ojo parpadea 16 veces por minuto. Cuando vos estas frente a una pantalla, para que no se te vayan los detalles disminuís a la mitad la frecuencia del parpadeo, la lágrima se evapora más rápidamente y por eso se aconseja lubricar el ojo constantemente”, puntualizó Del Rivero.

Impacto mundial. El aumento de casos en el país va de la mano con una situación que se registró también a nivel mundial. Un estudio elaborado por JAMA Ophthalmology, utilizando datos de Feincheng (China), indica que el crecimiento de las consultas en niños fue mucho más aguda que en adultos. La miopía en niños de 6 a 13 años aumentó hasta tres veces en 2020 con respecto al período compren dido entre 2015 y 2019.

En esta Nota