domingo 19 de septiembre de 2021
CóRDOBA HACEMOS POR CÓRDOBA
12-09-2021 01:00

Schiaretti y una elección que puede reconfigurar el GPS

El gobernador tiene en claro su objetivo para este domingo con una lista y una campaña que salieron de su lapicera. El resultado determinará su incidencia; y no sólo en el plano local.

12-09-2021 01:00

Los que conocen a fondo al gobernador Juan Schiaretti hablan de un hombre de convicciones fuertes que, en muchos casos, rozan la tozudez. Por lo que no es fácil hacer que cambie de ideas, estrategias ni posicionamientos. Y es una firmeza que traslada incluso al día a día de la gestión.

Por lo tanto, algo de esto hay en esta parada electoral. Después de la prescindencia con la fallida boleta corta del 2019, en medio de una grieta nacional para definir la continuidad de Mauricio Macri o el arribo de Alberto Fernández a Casa Rosada, el gobernador volvió a apostar su carta de autonomía, de partido provincial y el modelo cordobesista –o la Gestión Córdoba, como le gusta decir a sus principales asesores- tendrán una parada clave con las Paso que se llevarán adelante en el día de hoy. 

En primer lugar, porque sin ser una Primaria con el peronismo del Frente de Todos, se vivirá como tal y le servirá al schiarettismo para ratificar la otra versión del PJ que encaja en Córdoba. Por lo tanto, después de una campaña con duras críticas de la lista de Carlos Caserio, Gabriela Estévez, Olga Riutort y Martín Gill hacia El Panal, el convite de hoy podrá definir cuestiones tanto en el terreno provincial, como fronteras afuera. 

Entre las primeras, el peso de los intendentes y cómo terminarán jugando tras ser presa de una de las disputas que se llevó adelante a lo largo de la campaña. Se sabe, en el Centro Cívico había luz verde para algunos jefes comunales, pero persiste el descontento con otros. Por lo que serán importantes las fotos, no solo las de esta noche, sino también las que siguen, con las próximas recorridas de Schiaretti por el interior, cuando la espuma de las Primarias baje. 

El dueño de la lapicera. El otro factor clave será el resultado que podrá ratificar la incidencia determinante del gobernador en el armado de la lista. Desde el arranque apostó por su esposa Alejandra Vigo para recuperar la banca en el Senado hoy en manos de Caserio; y nunca dudó de colocar a Natalia de la Sota en el otro tramo de la lista. Sabiendo fundamentalmente dos cuestiones: nadie iba a cruzar con dureza a dos mujeres, y menos con estos apellidos. 

El resto, equilibrio puro. Como lo dijo desde el principio. Eduardo Accastello como compañero de tramo de Vigo para contrarrestar efecto Gill en el departamento General San Martín; el hombre de Llaryora, Ignacio García Aresca como compañero de De la Sota; y los dos del sur, el sector del alambrado que el kirchnerismo quiere perforar hace rato: Claudia Márquez y Sergio Busso, siendo éste último, además, un gesto al campo. 

Por esto, un buen resultado en la elección de hoy ratificará la potestad absoluta de Schiaretti en el armado y la incidencia para lo que viene en materia de definiciones. Y eso es lo que el resto del peronismo, observa con atención. Propios y extraños reconocen que, con una buena Paso, será difícil desafiar –o tratar de compartir- el poder de esa lapicera. 

Una Legislativa inédita. Los antecedentes del peronismo provincial en las intermedias nunca fueron buenos. Por eso, la división de la oposición, sumado a una relación de Córdoba con Nación que aún no terminó de dar vuelta la página, generan una expectativa inédita en Hacemos por Córdoba y los lleva a pensar, incluso, en el impacto nacional de la noticia. 

En 2017, el grueso de Cambiemos llegó unido y superó por 18 puntos a la boleta de Schiaretti que tenía como candidatos a Martín Llaryora y Vigo, entre otros. Ese resultado de 48 a 30 en octubre de aquel año le dio al schiarettismo tres bancas en la Cámara baja que en esta Legislativa buscarán retener y dependerá de lo que ocurra hoy con las Primarias. 

En tanto, en 2019, la boleta corta trajo malos resultados, partió al peronismo provincial y las esquirlas de aquella división persisten hasta hoy. Y aquí está el otro condimento que convierte a estas Paso en una elección sin antecedentes. 

Siempre estuvo bien en claro que el PJ cordobés, aún con las diferencias en la manera de relacionarse con la Nación, no tenía fisuras. Pero esta elección dejó del otro lado de la grieta PJ, en la vereda albertista a Caserio, uno de los socios fundadores de Unión por Córdoba. Por lo que, medir fuerzas para saber cuál es el real poder de fuego del hombre de Punilla y el resto del peronismo duro para con El Panal, será el otro dato relevante que deje esta instancia. 

Más aún cuando el TEG peronista dividió y resaltó con asteriscos varios distritos en el mapa donde se dará esa pelea: General San Martín, por lo antes dicho entre Accastello y Gill; Colón, donde también incide el armado del FdT; Santa María, con una disputa con epicentro en Alta Gracia de la que ya tomaron nota varios; y el sur provincial, con el termómetro en Río Cuarto. 

Los dos últimos quedaron en evidencia con las últimas movidas de campaña: el cierre de campaña del jueves en la ciudad del Tajamar y la entrada del intendente del Imperio, Juan Manuel Llamosas en los spots junto a Schiaretti. 
 

En esta Nota