miércoles 17 de agosto de 2022
CóRDOBA Paulina Gramaglia

"Todavía me cuesta un poco caer"

La delantera cordobesa será la única jugadora argentina en la poderosa liga estadounidense. Actualmente se entrena para el Sudamericano Sub-20.

16-01-2022 00:29

Desde que era una nena que jugaba a la pelota en el Club Parque Vélez Sarsfield, Paulina Gramaglia ya tenía clara la fórmula para que los sueños se cumplan: “dar lo mejor cada día”.

En 2016 debutó en la primera de Talleres con sólo 13 años y al tiempo, ya con 60 goles en su currículum, fue citada para la Sub-17 de Argentina. Por entonces sus ilusiones eran ser futbolista profesional y jugar un Mundial; igual que su ídolo Lionel Messi.

Al primer objetivo lo alcanzó a fines de 2020, cuando se marchó a UAI Urquiza, equipo con el que jugó tres semifinales y fue subcampeona del último Torneo Clausura de la AFA. “No es poca cosa”, reflexiona.

A la segunda parte de la historia la empezó a escribir días atrás en Ezeiza, donde la Sub 20 se entrena para el Sudamericano que se jugará en Chile del 6 al 25 de abril y que dará dos cupos al Mundial de agosto en Costa Rica.

“Estamos a full enfocadas en el torneo y con mucha confianza. No tenemos mucho tiempo de preparación, pero hay muy buen nivel. Con muchas chicas nos conocemos del Sub-17”, le cuenta a PERFIL CÓRDOBA.

“Sé que Houston Dash es uno de los clubes más importantes de Estados Unidos y que voy a tener al lado a futbolistas de un nivel altísimo. Eso me va a ayudar a crecer mucho”.

Además de cumplir todos los días con un exigente doble turno, Paulina ultima los detalles de su desembarco en la National Women Soccer League (NWSL), la liga de fútbol femenino más importante del planeta.

El 21 de diciembre pasado fue anunciada como refuerzo de Houston Dash, franquicia que tiene entre sus dueños al ex campeón mundial de boxeo Óscar de la Hoya y a la estrella de la NBA James Harden.

Gramaglia HustonNARANJA. Paulina Gramaglia, con la camiseta de Houston Dash. El equipo clasificó séptimo en la última edición de la liga estadounidense.

La embajadora

“Todavía me cuesta un poco caer, pero obvio que estoy muy contenta”, sostiene Gramaglia sobre su arribo al fútbol profesional estadounidense, donde será la única argentina en 2022.

“Es una chance que ya veníamos hablando con mi representante (el exarquero español Chavi Pascual). Él fue quien me trajo la propuesta. Me contó un poco de qué se trataba, de la magnitud de la oferta, y la verdad es que no podía decir que no”, asegura.

“Sé que Houston Dash es uno de los clubes más importantes y que voy a tener al lado a futbolistas de un nivel altísimo, que han jugado y ganado Mundiales y Olímpicos. Eso me va a ayudar a crecer mucho”, puntualiza.

“Mis expectativas son las mejores, pero habrá que ir paso a paso. Lo primero será adaptarme lo más pronto posible a un lugar nuevo y a un equipo nuevo y ponerme a punto físicamente, ya que allá es otro el nivel de entrenamiento”, afirma la atacante, quien acordó un préstamo hasta el 31 de diciembre próximo con una opción de compra que, de concretarse, la convertirá en la primera jugadora argentina en ser vendida a la NWSL.

Sobre su reciente experiencia en UAI Urquiza, Paulina señala: “El balance es más que positivo, ya que pasar de la Liga Cordobesa a la AFA me permitió adquirir un ritmo diferente. Pude jugar muchos minutos y el equipo fue protagonista”.

Gramaglia Sub-20VERANO EN EZEIZA. La exdelantera de Talleres y UAI Urquiza arrancó el año entrenando con la Sub-20 en el predio de la AFA.

Así es el fútbol

“Me pongo a pensar en los años anteriores, en lo rápido que pasó el tiempo… Pero así es el fútbol. Quizá algunas cosas se aceleraron, pero hay que enfocarse en dar lo mejor cada día y afrontar las cosas cuando llegan”, refiere Paulina, quien el año pasado inició sus estudios de Kinesiología. “Este año voy a tener que pausarlos”, señala.

Y admite que se marcha a su nuevo destino “con alegría, ansiedad y también un poco de tristeza”, porque será mayor la distancia que la separará de su mamá Vilma, de su papá Héctor y de su hermana Clara. “Hace tres meses que me vienen hablando y dando consejos”, apunta en tono risueño sobre su familia.

“Me pongo a pensar en los años anteriores, en lo rápido que pasó el tiempo… Pero así es el fútbol. Quizá algunas cosas se aceleraron, pero hay que enfocarse en dar lo mejor cada día”.

Y si de sueños se trata, la Copa América que se jugará en Colombia del 8 al 30 de julio -otorga tres plazas al Mundial de Australia/Nueva Zelanda 2023, dos cupos para un repechaje y tres lugares para los Panamericanos de Chile del año próximo- bien podría agregarse a la lista de la cordobesa.

“¡Ojalá! Pero hay muchísimas jugadoras muy buenas. No sé si me irán a poner”, dice Paulina, quien el pasado 27 de noviembre debutó en el equipo mayor de la AFA en un amistoso ante Ecuador (0-0) en la altura de Quito.

Gramaglia MayoresDEBUT EN QUITO. A fines del año pasado, Gramaglia hizo su estreno en el selección de mayores. Fue en un amistoso ante Ecuador.

Lucha y compromiso  

No por casualidad fue elegida capitana del seleccionado argentino Sub-17 en 2019 y abanderada de la Escuela Manuel Belgrano un año después. Es que más allá de sus talentos, Paulina Gramaglia siempre sobresalió por convicción, compromiso y empatía, atributos que en el fútbol femenino afloran con más naturalidad que en el universo de sus colegas varones.

“El fútbol femenino tiene un componente más social y por eso está más involucrado con las cosas que pasan. El mismo hecho de tener que luchar contra muchas cuestiones, para poder lograr avances, fue incluyendo para que se vaya forjando ese carácter de lucha y compromiso”, sostiene.

En 2021 la delantera siguió de cerca la situación de sus excompañeras de Talleres: “Fue un año muy complicado, por la imposibilidad de competir. Espero que las cosas mejoren y el club juegue en AFA. Me alegra la vuelta de Miqueas Russo, el DT que me descubrió y me hizo crecer muchísimo”.